ESENCI@L

El año pasado se produjo un descenso en ambos apartados por primera vez desde 2016

La pandemia trunca la senda alcista en las exportaciones e importaciones de artículos deportivos

importaciones

Las importaciones de artículos deportivos desde el año 2014. Fuente: Elaboración propia a partir de datos del Ministerio de Cultura y Deportes.

(27-5-2021). La pandemia truncó la senda alcista en las exportaciones e importaciones de artículos deportivos en España. Por primera vez desde 2016, el volumen generado en millones de euros descendió en 2020 tanto en un apartado como en el otro.

Según los datos del ‘Anuario de Estadísticas Deportivas’, publicado por el Ministerio de Cultura y Deporte, el año pasado se importaron a nuestro país artículos deportivos por valor de 1.896,4 millones de euros. La cifra supone un descenso del 12,9% en relación al año anterior, cuando el volumen total fue de 2.179 millones de euros.

Desde el año 2013, cuando las exportaciones del sector de artículos deportivos supusieron 1.107 millones de euros, la cifra siempre había ido al alza. Sin embargo la tendencia se truncó en 2020, probablemente, por la pandemia y las dificultades económicas y de compra asociadas.

Las exportaciones caen pero menos

En cuanto a las exportaciones, el año pasado se vendieron en el extranjero artículos deportivos por valor de 1.010,9 millones de euros, con una caída del 2,3%, respecto a los 1.034 millones de euros del ejercicio anterior.

Entre 2013 y 2016, las exportaciones tuvieron un comportamiento de diente de sierra, con caídas interanuales que posteriormente se compensaban. A partir de ese año, la tendencia fue alcista hasta que llegó la pandemia.

Fuente: Elaboración propia a partir de datos del Ministerio de Cultura y Deportes.

Las importaciones de ropa y calzado sufren una mayor caída

En términos absolutos, las importaciones que más decrecieron en España en 2020 fueron las de ropa y calzado para ocio y deporte, que pasaron de 861,4 millones de euros a 721,5 (-16%). En segundo lugar se sitúa el calzado, con una pérdida global de 106 millones de euros (-17%), situándose en los 558,2 millones de euros.

En términos porcentuales, la categoría que más sufrió fue la de artículos de caza y tiro con un -34% (de 12,6 a 8,3 millones), seguida del patinaje con un -32% (de 31,8 a 21,5 millones) y el golf con un -24% (de 19,1 a 14,4 millones).

Todas las categorías de artículos deportivos registraron un descenso en las importaciones el año pasado, a excepción de la de gimnasia, polo y similares, cuyo volumen de negocio pasó de 494 millones a 498,9.

Incluso las importaciones en el sector de la bicicleta descendieron un 12,11%, pasando de los 240,2 millones de euros de 2019 a los 211,1, a pesar de alta demanda del mercado ciclista. Cabe señalar, en este sentido, las dificultades para abastecerse de material y transportarlo a causa de la pandemia.

La evolución de las exportaciones, más dispar

En el caso de las exportaciones, la tendencia no es tan homogénea como en las importaciones. Destaca el aumento registrado por el sector de la bicicleta, que subió sus ventas en el extranjero un 16,3%, pasando de los 110,5 millones de euros a los 128,6 millones de euros.

En segundo lugar, el calzado fue la categoría que más subió en volumen total de ventas en el extranjero, escalando de los 177,3 millones de euros a los 194,4 (+9,6%), seguida de la ropa y calzado para ocio y deporte, con un incremento de los 244,54 a los 257,6 millones de euros (+5,4%).

En el apartado negativo y siempre en término absolutos, fue la gimnasia, polo y similares la categoría con un mayor impacto en sus exportaciones a causa de la pandemia, perdiendo 19 millones de euros de volumen de negocio (de los 310,3 a los 290,6).

Los siguientes apartados más afectados fueron el esquí y snowboard, con una caída de los 50,4 a los 38,4 millones de euros (-23,8%) y los artículos de equipamiento deportivo, oscilando de los 642,4 millones de euros a los 631,2 (-1,7%).

De los datos se deduce una conclusión: las empresas de calzado, moda deportiva y ciclismo redujeron sus importaciones en 2020 pero en cambio incrementaron sus exportaciones, en un contexto de dificultades para abastecerse y un encarecimiento de los precios del transporte.

 

 

 

 


No hay comentarios

Añade el tuyo