ESENCI@L

Según el economista Xavier Sala i Martín

Las claves para la supervivencia de las centrales de compra y el comercio en la nueva economía

sala-i-martin

Xavier Sala Martín afirma que “pese a las graves perspectivas que las nuevas tecnologías y las ‘máquinas pensantes’ pueden tener sobre el empleo mundial, surgirán nuevas oportunidades de negocio”.

(22-11-2018). “Si se desea sobrevivir en plena eclosión de la cuarta revolución industrial, hay que reaccionar”. Así de contundente se ha manifestado el reconocido economista Xavier Sala i Martín en el 12º Congreso de la Asociación Nacional de Centrales de Compra y Comercio Organizado (Anceco).

La cuarta revolución industrial que vive hoy el mundo ha generado una nueva economía, un nuevo escenario ante el cual las empresas suministradoras, las centrales de compra y el comercio “deben reaccionar si no quieren desaparecer del mapa”. Así lo ha expuesto el reconocido economista Xavier Sala i Martín en la ponencia que ha dado esta mañana en la doceava edición del Congreso de la Asociación Nacional de Centrales de Compra y Comercio Organizado (Anceco) que se celebra en Barcelona.

Según el catedrático y profesor de universidades como Harvard, Columbia, Yale y Harvard, “la llegada de la inteligencia artificial derivada de las nuevas tecnologías y que ha propiciado que las máquinas ya sean capaces no sólo de pensar sino incluso de predecir el futuro abre interrogantes sobre la continuidad de numerosas profesiones del mundo actual”.

MEJORAS PARA LA SALUD CON PEAJES EN EL EMPLEO

Sala i Martín ha ejemplificado los cambios que se avecinan apuntando los primeros tests que se están haciendo con los coches sin conductor. “Esos ‘coches pensantes’ supondrán la posibilidad de reducir drásticamente los 1,3 millones de muertos que cada año provocan los accidentes de tráfico, la gran mayoría de los cuales se deben a errores humanos”.

Frente a este aspecto positivo, sin embargo, la proliferación de la automoción basada en ese tipo de ‘automóviles pensantes’ provocará, según el profesor Sala i Martín, “la progresiva desaparición de empleo posteriormente en un sector en el que trabajan 65 millones de trabajadores (transportistas, taxistas, etc)”.

Otro ejemplo expuesto por el conferenciante ha sido la irrupción de Watson, un robot capaz de almacenar todos los conocimientos de la medicina y que se muestra infalible, por ejemplo, en los diagnósticos de cáncer. “Los médicos que diagnostican tumores cometen un 10% de errores, mientras que las máquinas no se equivocan”, ha sentenciado Sala i Martín.

Nuevamente en este caso, el profesor ha destacado “el positivo efecto de las máquinas para la salud de las personas pero el peligro de pérdida de empleos que ello comportará”.

Como colofón, el profesor ha destacado que “las máquinas tienen todos los datos y se calcula que para que un médico pueda estar al día de todos los conocimientos que surgen necesitaría dedicar a la lectura 160 horas semanales”.

IDENTIFICACIÓN DE LA PERSONALIDAD MEDIANTE LIKES

Otros ejemplos expuestos sobre la capacidad de discernimiento de las máquinas y su software han tenido a Facebook y Amazon como protagonistas.
Facebook realizó un estudio, según ha explicado el ponente, en el que implicó a 80.000 de sus usuarios para que respondieran un cuestionario en el que debían indicar el grado de acuerdo que sentían hacia determinadas actitudes y comportamientos personales mediante una escala de 1 a 5 ‘likes’, en el que 5 era igual a máxima identificación con la sentencia planteada.

Posteriormente, Facebook preguntó a familiares y a amigos de los consultados cuál era era el perfil de aquellos. Simultáneamente, se planteó la misma cuestión a una máquina que evaluó a los consultados según los like. Según Sala i Martín, “la conclusión final del estudio fue que las máquinas conocían mejor a aquellos consultados que su propia pareja, familiares o amigos”.

LA CAPACIDAD DE ANTICIPACIÓN DE AMAZON

En cuanto a Amazon, Sala i Martín ha asegurado que el gigante mundial del comercio online “ya cuenta con un programa capaz de saber qué es lo que va a comprar un consumidor 15 días antes de que lo compre”.

Asimismo, el profesor se ha referido a los libros inteligentes “que provocan una lectura recíproca de modo que el lector lee el libro pero, a su vez, el libro lee al lector de modo que sabe en qué página para, en qué pasajes pasa mas tiempo, etc”.

El poder creciente de las máquinas también está tornándose hegemónico en cuanto a las transacciones económicas. Según Sala i Martín, “el 75% de éstas ya las hacen las máquinas”.

“NO ESTÁ TODO PERDIDO”

Tras lo expuesto, Sala i Martín ha advertido que “esta cuarta revolución va en serio y vemos que ya ha empezado a provocar cambios y que ello puede propiciar que estemos frente a la era del fin del empleo”.

Pese a ello, el profesor ha dicho no estar de acuerdo con esa visión apocalíptica. Según ha argumentado, “la humanidad siempre encuentra alternativas. Cuando surgió el coche se dijo que desaparecerían los empleos que estaban vinculados al transporte con caballas. Fue cierto, aquellas profesiones sufrieron un grave retroceso pero como el coche ‘acortaba’ las distancias, ello propició nuevos sectores y profesiones como, por ejemplo, el turismo y la restauración”.

Esta cuarta revolución industrial de las ‘maquinas pensantes’ va a provocar, por otro lado, un cambio en los perfiles afectados. De este modo, según Sala i Martín, “si en las anteriores revoluciones lo que se substituía era la dureza física, ‘el músculo’, en este caso lo que se va a substituir van a ser cerebros, lo cual va a suponer que la gente que pierda el trabajo sean personas de alta cualificación”.

SEIS CLAVES PARA LA REACCIÓN

“El actual escenario exige reaccionar, especialmente si se pretende que la empresa, central de compras o comercio tiene el objetivo de no desaparecer”, ha subrayado el ponente.

Sala i Martín ha dado seis claves para abordar la reacción. Éstos son:

1.- Abrazar el cambio. “Por mucho que lo neguemos, el cambio ya ha empezado a producirse y no parará por más que intentemos frenarlo”.
2.- Observar todos los sectores. “Aunque trabajemos en un sector o en un determinado eslabón de la cadena, es imprescindible estar atentos a lo que sucede en otros sectores o eslabones de la cadena, aunque en teoría o inicialmente, nos parezcan lejanos o, incluso, ajenos”.
3.- Cuestionar todos los aspectos del negocio. “Cuidado con entrar en zona de confort. Cada departamento, sección, modus operando debe ser analizado y evaluado permanentemente para comprobar si su rendimiento es lo necesariamente óptimo y eficiente”.
4.- Adaptación. “¿Estamos donde debemos estar? ¿Nuestra empresa, central o tienda es percibida como realmente la percibe nuestra clientela? ¿Qué demanda nuestra clientela? ¿Ha variado su demanda? ¿En qué? ¿Cómo? ¿Cuánto? Solo preguntándonos esto y otras cosas constantemente nos integraremos en la cultura de la adaptación permanente a la demanda del mercado”.
5.- Cooperación. “Este es un aspecto crucial. Es bueno compartir, ser generoso. El fundador del reconocido restaurant El Bullí creó una escuela donde compartía y cooperaba con sus alumnos. Hoy muchos de ellos tienen restaurantes reconocidísimos en la Guía Michelin”.
6.- Experimentación equilibrada. “No hacer nada nunca es la solución. Los lideres mundiales desaparecen si no hacen nada. A veces el gran enemigo de la empresa es la propia empresa y su temor de perder el éxito en el que se encuentra en aquel momento. Pero los éxitos no son eternos. Debe experimentarse, deben probarse nuevas ideas. Pero conviene hacerlo de modo equilibrado. En definitiva, sin perder lo que tienes, intenta variar introduciendo novedades”.


No hay comentarios

Añade el tuyo