ESENCI@L

Permiten que la compañía crezca un 8% en 2020, en relación a 2019

Las mascarillas aportan oxígeno a las ventas de Luanvi

La marca lanzará una nueva línea de sportwear para mujer

tarancón

El director general de Luanvi, Vicente Tarancón, confía que la próxima temporada de equipaciones, a partir de junio de 2021, sea "normal".

(30-12-2020). La fabricación industrial de mascarillas en sus instalaciones de Paterna ha permitido a Luanvi, no sólo compensar un año economicamente muy difícil para las marcas dedicadas al mercado de las equipaciones deportivas, sino, incluso, superar la cifra de ventas de 2019.

El director general de Luanvi, Vicente Tarancón, declara que la cifra de facturación de 2020 será de 12,1 millones de euros, lo que supone un 8% más que el ejercicio anterior. La evolución positiva, sin embargo, no se debe a un mayor dinamismo de las ventas asociadas a los deportes de equipo, sino a la nueva línea de negocio de fabricación de mascarillas iniciada con la pandemia.

Luanvi ha fabricado 4 millones de unidades a lo largo de este año, “todas ellas personalizadas”. La marca valenciana ha producido mascarillas bajo su logo, tanto para empresas como para clubs y otros organismos oficiales. Además, al ser la licenciataria para los productos de merchandising de Warner Bros en España ha podido servir mascarillas diseñadas con los personajes más relevantes de sus películas, como el caso de la saga Harry Potter.

Tarancón reconoce que el año se ha podido salvar gracias a esta nueva línea de negocio y afirma que la seguirán explotando hasta que la demanda se mantenga. Sin embargo, subraya que su principal foco de cara a 2021 serán las equipaciones deportivas, las prendas para carreras de running y la distribución de los balones de baloncesto Molten.

Caída del 38% en colectivos

Dejando de lado la fabricación de mascarillas, Luanvi habría tenido un retroceso del 38% de las ventas en 2020 sólo en el segmento de las equipaciones, el cual supone hasta un 70% de la facturación global. La caída es todavía mayor para los productos personalizados y dirigidos a carreras de running, ya que la gran mayoría no se han podido celebrar a causa de la pandemia. La distribución de balones de Molten también ha sufrido una bajada relevante, concretamente del 30%, por la falta de muchas competiciones.

“Cada Comunidad Autónoma ha aplicado sus criterios, sin que hubiera uno unificado sobre las competiciones amateurs o de base. Eso ha provocado que en algunas zonas, con mayores restricciones, las ventas se hayan resentido más que en otras, que han sido más laxas con las medidas”, manifiesta Tarancón.

Pulmón financiero

El director general da prácticamente por acabada la temporada de equipaciones 2020-2021 y no cree que las ventas repunten a partir de enero y febrero, aunque las competiciones se recuperen. “La mayoría de clubes pensarán que para 3 o 4 meses, aguantamos con la ropa que tenemos y ya la renovaremos de cara al siguiente año”, sostiene Tarancón.

Sin embargo, desde Luanvi se muestran optimistas respecto a la temporada 2021-2022, cuya comercialización se iniciará en junio. “Teóricamente, debería de ser un año normal y que muchos clubes compraran nuevas equipaciones”, señala Tarancón. La enseña ha renovado “entre un 20 y un 25%” de su catálogo y dispondrá de suficiente stock como para atender la demanda.

De hecho, Vicente Tarancón advierte que las marcas de equipaciones que no dispongan de stock “están muertas”, ya que “deberán servir  el producto en el mismo momento en que se lo pidan los clubes o las tiendas”. De ahí la importancia de disponer de un buen pulmón financiero que permita apalancar el stock hasta el momento que sea demandado.

Nueva línea sportwear de mujer

De cara al otoño-invierno de 2021-2022, Luanvi va a lanzar al mercado una nueva línea de negocio basada en el concepto sportwear, con prendas que sirven tanto para vestir como para realizar actividades deportivas. El target será muy concreto: mujeres entre los 50 y 60 años.

La marca valencia ya había desarrollado una línea similar hace quince años y ahora la ha recuperado, según explica Tarancón, al comprobar que existe un nicho de mercado potente “entre las mujeres mayores que salen a caminar”. La colección renuncia a captar tanto a niños y niñas como a hombres.

 

 

 


No hay comentarios

Añade el tuyo