ESENCI@L

QUERIDO/A PIONERO/A

Las osadías del flamante G5 en un escenario de ganadores y perdedores

Expectación ante la primera convención de este ‘pentagrupo’

g5-convencion-febrero-2019-bis

COMPRADORES DE CUATRO GRUPOS. La primera convención de G5 que se celebrará este próximo fin de semana contará con la asistencia de compradores de cuatro de las cinco centrales que engloba la flamante organización. Las facturaciones anuales de las cuatro agrupaciones presentes alcanzan los 17 millones de euros, según fuentes de G5. Sumando a dichas facturaciones la del quinto colectivo (Deportes Cronos), el volumen total ascendería a 32 millones de euros.

(7-2-2019). Nike ha convertido la distribución en un escenario con ‘buenos’ y ‘malos’, con ganadores y perdedores. Y dentro del mismo, desde hace poco ha aparecido un nuevo operador, fruto de la colaboración entre cinco centrales de compras (G5), que este fin de semana celebrará su primer evento sectorial.

El próximo final de semana el flamante pentagrupo G5 realizará su primer evento, la convención de programaciones para el otoño-invierno 2019-2020 en un hotel cercano a la madrileña estación de Atocha. Por de pronto, la asistencia se limitará a los detallistas de cuatro de los cinco colectivos, es decir, de los minoristas de Giro 180, Tiendas Deportivas de Canarias (TDC), Quorum Sport y Coas Sport Trade. Los miembros de la quinta central (Deportes Cronos) ya realizaron su convención del 18 al 19 de enero pasado. En base a ello, los organizadores prevén la asistencia de unos 90 comerciantes de los 120 que aglutinan las cuatro centrales presentes. Éstos podrán programar las propuestas de las 35 marcas que tomarán parte en la convención.

Esta primera convención de G5 ha suscitado expectación. Una expectación muy marcada, sin embargo, por el escepticismo, no ante la propia convención en sí, sino por la creación de esta denominación paraguas cimentada, según sus impulsores, en el principio de la colaboración.

COOPERACIONES VERSUS FUSIONES O ABSORCIONES

Desconozco si porque en estos momentos los dictados de Nike han acentuado entre la distribución deportiva el individualismo que generan los estado de alerta máxima, pero conceptos como la colaboración o las alianzas parecen haber quedado erradicados o, cuando menos, catalogados como ‘salida para perdedores’. 

En estos tiempos de incertidumbre parece que las únicas cooperaciones comprensibles y aceptables son las absorciones

En estos tiempos tan duros por la incertidumbre imperante parece que lo único que tenga garantías de futuro sea la fuerza, el volumen, como si todo debiera quedar resumido a un todo o nada y, en consecuencia, más que las cooperaciones lo único que parece ser comprensible y aceptable son las absorciones, es decir aquellas operaciones en las que queda patente el que absorbe (ganador) y el absorbido (perdedor).

Desde G5 esgrimen su alianza como una alternativa a las “fórmulas tradicionales” y la ejemplifican con casos como la iniciativa de Eroski y Dia (hoy finiquitada, sin embargo) o la de Unefar, el segundo grupo cooperativo de España perteneciente al sector farmacéutico. Los impulsores rehuyen hablar de fusiones y absorciones. Pese a señalar que por ahora sólo colaborarán en las compras, prefieren poner el acento, según subrayan, en que cada organización aporte lo mejor de sí misma en beneficio común y en compartir recursos. 

‘CUATRO TELEDIARIOS’

Pese a que proliferen las voces que les vaticinan que durarán “cuatro telediarios”, que “hoy las cosas no se hacen así”, que “qué clase de fórmula es esta en un momento en el que lo que debe primarse es la fuerza y notoriedad de una única marca-rótulo”, que “qué tipo de alianza es esta en la que siguen habiendo cinco cuarteles generales, cinco gerentes, cinco marcas-rótulo (como mínimo)…”, que “si esta es la reacción para tener Nike van ‘apañados’ y, sobre todo, llegan muy tarde”. Sí, existen muchas, muchas voces que le pronostican escaso futuro a G5 y los más jocosos (y veteranos) del mercado no se cortan un pelo y recuerdan otro ‘pentagrupo’ que hubo en el sector a finales del siglo pasado (G’Sport 5) y que concluyó como el rosario de la aurora y la mayoría de sus centrales adscritas (Disseny Sport, Full Equip Grup, Futur Sport, Gys Sport y Sport Deval) ya hace tiempo que crían malvas o tuvieron la suerte (y la tenacidad) de tras aquello renacer (Sport Deval resurgió como Atmósfera Sport y Disseny Sport, lo hizo primero como Twinner Iberia, y más recientemente, como Tréndico Group).

La ‘lista de retailers de Nike’ ha zambullido la distribución en un estado maniqueo

Los impulsores de G5 sostienen que esta iniciativa “no la hacemos para que nos aplaudan y creemos que, para nuestros socios y nuestros grupos, estamos haciéndolo bien”. Asimismo, reconocen que “éste es un sector en el que, por sistema, se critica y sentencia lo distinto”. No les falta razón y, menos después de que la ‘lista de retailers de  Nike’ de la que desde CMDsport nos hacíamos eco el pasado lunes haya provocado numerosas reacciones entre diversas cadenas, centrales y marcas suministradoras y haya agudizado entre la distribución una especie de estado maniqueo en el que los elegidos por Nike son el ‘septimo de caballería’ y los no elegidos, los ‘comanches’.

LA REACCION DE ADIDAS

Por de pronto, desde G5 aseguran que la acogida que les han dispensado las marcas ha sido favorable. De entre éstas destacan la actitud de Adidas que les ha dicho, según exponen, que “ven interesante el proyecto y ven posibilidades de colaborar”.

Pese al escepticismo que sigue suscitando la iniciativa G5, todo indica que, efectivamente, Nike ha conseguido una de las misiones que se ha auto-encomendado que es la de “sacudir el mercado”. Sin duda alguna, lo ha sacudido, aunque, como apuntaba, sea propiciando, en primera instancia, este régimen maniqueo, de ‘película del oeste’, con sus buenos (elegidos/ganadores) y sus malos (repudiados/perdedores) que ahora mismo impera. 

Algunos ya empiezan a ver el nuevo ordenamiento propugnado por Nike como una gran oportunidad

No obstante, paulatinamente, empiezan a surgir voces ya que dejan de ver la propugnación del nuevo ordenamiento de Nike como una amenaza para verla como una gran oportunidad. 

E, incluso, los hay que, a pesar de las argumentaciones expuestas por Nike en las que ha destacado el crucial poder del consumidor, hay quienes cuestionan si la marca del swoosh ha medido bien su capacidad de reacción ante los volubles designios de ese consumidor y si ha asumido que éste cada vez se cansa más rápido de lo que ve y lleva todo el mundo, que odia que le ordenen lo que debe hacer, y al que le cuesta muy poco olvidar lo que tiene cuando aparece algo nuevo que dispara su deseo. 

Finalmente, los hay que recuerdan casos de marcas ya enterradas que iniciaron su agonía cuando sólo se focalizaron en los resultados y perdieron aquel corazón que las hacía vibrar y les permitía contagiar entusiasmo.


No hay comentarios

Añade el tuyo