ESENCI@L

Ante las elecciones municipales y autonómicas del 26M

Las tiendas de deporte piden más apoyo político para no ser “una especie en extinción”

deporte políticos

Las tiendas de deporte piden que se incentive el flujo de personas en el centro de las ciudades.

(22-5-2019). Los detallistas del mercado deportivo reclaman a las administraciones que promuevan medidas que impulsen y defiendan al pequeño comercio: desde una reducción de impuestos hasta una flexibilización de permisos o la dinamización del centro de las ciudades.

“El pequeño comercio es una especie en extinción o puede llegar a serlo. Ahora hay que decidir si interesa proteger a los pájaros”. Son declaraciones del propietario de Base Deportes Manzanedo, Arturo Manzanedo, quien solicita a los políticos que apoyen a los negocios locales. “O al menos, si no nos quieren ayudar, que no nos pongan pegas”. El detallista asegura que el pequeño comercio genera más puestos de trabajo y de mayor calidad que los grandes operadores y aboga por una fiscalidad especial “teniendo en cuenta la coyuntura actual de los puntos de venta”.

Los impuestos, son de hecho, una de las reivindicaciones comunes de los minoristas consultados, que piden una menor carga impositiva ante la bajada de las cifras de ventas y los márgenes. “Tenemos el IVA, la Seguridad Social, el IBI… nos llegan impuestos de todas partes”, lamenta el propietario de Deportes La Tierra, Ángel González.

Sin embargo, los tenderos comentan que, cuando se trata de pedir permisos, la Administración no se muestra tan solícita como a la hora de cobrar y piden más flexibilidad. Así lo sugiere el propietario de Esports Nabés, Jordi Bes, quien subraya la lentitud de las administraciones y las trabas que imponen para acometer, por ejemplo, una reforma en el local.

Dinamizar el centro de las ciudades

Muchas de las medidas que sugieren los detallistas de deporte van encaminadas a dinamizar la afluencia en el centro de las ciudades. Desde Base Olmo Sport, en Palencia, Héctor Prendos pone de relieve el problema al que se enfrentan las pequeñas capitales de provincia, en las que la población joven emigra a las grandes ciudades por motivos laborales. El minorista alerta de la despoblación de estos núcleos y urge a los partidos a tomar cartas en el asunto para crear puestos de trabajo.

Por su parte, la propietaria de Intersport Prada, Gemma Prada, alerta de la fuga del comercio especializado tradicional del centro de poblaciones como Figueres, donde está instalado su negocio. Según explica, éste se está sustituyendo por “otro tipo de comercios que no tienen ningún tipo de horario comercial estipulado ni de higiene” y que desincentiva a los clientes.

Carecemos de la estructura y los recursos para enfrentarnos a la competencia de las grandes superficies

Declaración de zona turística para las áreas periféricas

De forma paralela, la detallista critica que la declaración como zona turística de las áreas periféricas, donde se instalan las grandes superficies, también juega en contra del comercio del centro urbano. “Bajo esta figura de zona turística, las grandes áreas comerciales pueden abrir todos los días del año. Nosotros también podemos hacerlo, pero está claro que carecemos de la estructura y los recursos para enfrentarnos a esta competencia, por lo que salen beneficiadas las grandes superficies. Nos ahogan por todas partes”, sostiene.

Aparcamientos

Ligado a todo lo anterior, los detallistas piden más facilidades de aparcamiento en el centro de las ciudades, de manera que se facilite el acceso de los clientes de los núcleos cercanos. Gemma Prada expone que, en el caso de Figueres, “han eliminado el parking gratuito y lo han sustituido por zonas verdes y azules, muy caras. La gente de los alrededores no viene a comprar a la ciudad porque no pueden aparcar”. Lo mismo sucedería en Burgos, donde, según Arturo Manzanedo, urgen “como el comer” aparcamientos de rotación y baratos en el centro de la ciudad.

Jordi Bes, cuyo establecimiento está ubicado en pleno casco histórico de Girona, está de acuerdo en que cada vez es más difícil entrar con el coche en el centro de la ciudad, pero dice que entiende estas medidas “porque el futuro va por aquí”.

Turismo

Las tiendas de deporte defienden que la promoción del turismo también es muy importante para sus negocios. Jordi Bes afirma que es una de las cuestiones que más incide en su establecimiento, ubicado en pleno centro histórico de Girona. Asegura que acciones como potenciar el aeropuerto gerundense tienen una clara repercusión sobre sus ventas, ya que el tránsito de visitantes en el centro de la ciudad nutre los resultados del comercio local. Asimismo, observa que el turismo “exige una ciudad limpia, moderna, europea y con servicios de calidad”, factores que quedarían bajo la responsabilidad de las administraciones.

También el propietario de la tienda de montaña Foracorda, Carles Raimundo, pone el acento en la importancia del turismo. El detallista lamenta que, en el caso de Mallorca, las restricciones del gobierno autonómico a la práctica de la escalada y el barranquismo en la Sierra de Tramuntana desalientan al turista deportivo y le hacen decantarse por otros países como Grecia, que se ha convertido en un potente destino de escalada en la actualidad.

Consenso en temas de interés

Los detallistas consultados también piden a los políticos que se pongan de acuerdo en cuestiones relevantes que atañen al comercio y que no nieguen las propuestas de sus contrincantes por el simple hecho de ser de otro signo, sino que evalúen la idoneidad y los beneficios de la medida.

 

 

 


No hay comentarios

Añade el tuyo