ESENCI@L

El gerente cree que, en breve, todas las zapatillas de la marca serán a medida

Luck Cycling Shoes tiende a la personalización de toda su colección de calzado

Juan José Pascual, gerente de Luck Cycling Shoes.

(11-2-2013). Jun José Pascual, director general de la firma de calzado para ciclismo Luck Cycling Shoes, se muestra satisfecho del nuevo rumbo tomado por la empresa, que apuesta por la personalización de zapatillas con un sistema que, según asegura, “es único en el mundo”. La firma riojana ha vuelto a introducirse en mercados exteriores y prevé que las exportaciones vuelvan a representar más de la mitad de su volumen de negocio.

En la actualidad, las zapatillas personalizadas suponen alrededor del 35% de las ventas de la firma, que se combinan con los modelos de la colección anual, pero Juan José Pascual prevé que “no tardando mucho la práctica totalidad de nuestras zapatillas de ciclismo serán personalizadas, ya que el cliente es consciente de los beneficios que supone para sus pies. Y es que, en su opinión, “las marcas clásicas han trasladado sus producciones a China y no pueden ofrecer un servicio de personalización como el nuestro”, asegura Pascual, para quien la biomecánica “ya no es algo esporádico, sino que está muy extendida en ciclismo, incluso entre cicloturistas”.

Luck ha desarrollado un sistema que, según el máximo responsable de la marca, permite una zapatilla “personalizada al 100%”. Para realizar la medición del pie, algunas de sus tiendas clientes cuentan con las herramientas para hacerlo, mientras que las que no disponen de ellas cuentan con un molde del que se obtienen las medidas, que envían luego a la fábrica de Luck en Arnedo.

Regreso a los mercados exteriores
Hace unos años las exportaciones suponían hasta el 80% de las ventas de Luck. Pero la empresa, consciente e los cambios que implicaba el inicio de la fabricación por parte de otras empresas en China, paró máquinas para emprender la remodelación de sus instalaciones y ampliar su capacidad productiva.

Ahora la enseña quiere volver a los mercados exteriores y ha entrado ya en Reino Unido, Alemania, Francia y Latinoamérica. La firma va recuperando volumen de ventas al exterior, si bien “ahora somos más exigentes con los distribuidores”, sostiene. El objetivo de Luck es que las exportaciones superen el 50% de la facturación de la empresa. Pascual valora que los mercados extranjeros son muy importantes, pero también está convencido de que “tampoco hay que abandonar tu casa”.


No hay comentarios

Añade el tuyo