ESENCI@L

Mizuno Intl. acusa un descenso de ventas en el tercer trimestre y rebaja sus previsiones para el año

mizuno-tercer-trimestre-regiones-productos

Resultados económicos de Mizuno del tercer trimestre de su ejercicio fiscal, en el que se percibe descensos en prácticamente todas las regiones y por categorías de producto.

(14-2-2017). Mizuno Intl. ha hecho públicos los datos referentes al tercer trimestre de su ejercicio fiscal, en el que se ha producido un descenso del 5% en la facturación. Un dato que hace revisar a la baja las previsiones de la compañía nipona para cerrar el año.

La facturación de Mizuno en el tercer trimestre de su año fiscal (que va de marzo de 2016 a marzo de 2017) descendió un 5% en comparación con el mismo periodo del año anterior situándose en 136.400 millones de yenes (lo que equivale a 1.126,66 millones de euros). Un descenso que se traduce en una pérdida de 7.300 millones de yenes (60.3 millones de euros).

Por su parte, el beneficio neto acumulado en los tres primeros trimestres del año financiero se desplomó un 94,6%, hasta 100 millones de yenes (826.000 euros).

Fuertes caídas de las ventas en América

La compañía nipona atribuye este resultado negativo al empeoramiento de las condiciones de las mercancías deportivas en el mercado americano y al cierre de importantes cadenas de tiendas como Sports Authority. Precisamente en el mercado americano, su segundo mercado principal por detrás de Japón, la facturación descendió un 24,6% hasta los 18.400 millones de yenes (152,7 millones de euros).

En Asia-Oceanía, Mizuno registró un descenso del 11% en las ventas, y en Europa, Oriente Medio y África (zona Emea) un 5,8%. La única región en la que percibió crecimiento fue en Japón, donde incrementó sus ventas un 1,6%.

Crece la división de servicios

Por categoría de productos, el calzado registró unas ventas por valor de 43.700 millones de yenes (362,6 millones de euros), lo que supone un descenso del 7,2% respecto al periodo análogo. Por su parte, el textil cayó un 3,5% hasta 41.000 millones de yenes (340,2 millones de euros) y el equipamiento descendió un 11,5% hasta 30.800 millones de yenes (255,5 millones de euros). Tan solo creció la categoría de servicios y otros negocios que facturó 20.900 millones de yenes (173,4 millones de euros).

Previsiones a la baja

Estos resultados hacen a la compañía rebajar sus previsiones de crecimiento para el año fiscal que en un principio había fijado en un incremento del 2% de la facturación hasta alcanzar los 200.000 millones de yenes (1.726,3 millones de euros). Ahora, la previsión pasa por ganar 193.000 millones de yenes (1665.8 millones de euros), un 1,6% menos que lo anteriormente previsto.


No hay comentarios

Añade el tuyo