ESENCI@L

Para abastecer con energía limpia más del 30% de la demanda eléctrica

New Balance Iberia instala una planta fotovoltaica en sus instalaciones

Compromiso por la sostenibilidad

placas-solares-new-balance

(19-12-2019). La filial de New Balance amplía su compromiso con la sostenibilidad, mediante la puesta en marcha de una planta fotovoltaica en las instalaciones de su sede central. Esta acción se suma a la realizada el pasado año con el uso de iluminación led, para depender menos de fuentes no renovables.

La sede central de New Balance Iberia en Redondela (Pontevedra) da un paso más en su compromiso por la sostenibilidad con la implantación de una planta fotovoltaica que permitirá generar energía limpia para abastecer más del 30% de la demanda eléctrica del edificio que acoge sus instalaciones. Esta iniciativa se suma a la conversión led de todo el sistema de iluminación, llevada a cabo el pasado año, aumentando así su eficiencia y reduciendo la dependencia energética de fuentes no renovables.

En palabras de Anna Scheidgen, CEO de New Balance Iberia, “para nosotros, cómo empresa vinculada con el deporte y el bienestar es especialmente importante tomar medidas que ayuden a controlar y reducir nuestra huella de carbono y así contribuir a que tengamos un aire más limpio”, para esto New Balance ha confiado en Voltfer, empresa del Grupo Alvariño, especializada en soluciones en energías renovables. Desde Voltfer, Jose María Fariña apuntaba que “los sistemas de autoconsumo fotovoltaico suponen la mejor opción para optimizar las posibilidades de ahorro energético en edificios de oficinas como el de New Balance”.

La instalación, que acaba de entrar en funcionamiento, está integrada por un total de 146 paneles solares. Además, el parque contribuye a una reducción de la emisión de gases de efecto invernadero de 17,689 toneladas de CO2 al año.

Plan eficiencia energética en la cadena de suministro

New Balance, con sede en Boston, lleva varios años trabajando para mejorar el rendimiento energético con el objetivo de reducir los costes y los gases de nocivos. En 2014 se marcó el modesto, pero asequible, objetivo de reducir en un 10% el uso total de energía por par de calzado producido en 3 años. A finales del 2017, el ahorro energético era ya de un 21,5% y varias fábricas estratégicas han experimentado reducciones por encima del 30%. Así mismo, el objetivo es alcanzar el 100% de uso de energías renovables para sus oficinas y fábricas en los próximos 5 años.


No hay comentarios

Añade el tuyo