ESENCI@L

La marca anuncia una reducción del surtido disponible

Nike advierte de problemas en las entregas de primavera-verano 2022

Lo justifica por los cierres en sus fábricas a causa de la pandemia

nike-linea-colectivo-lgtbq

Nike afirma que continuará sufriendo problemas de suministro durante gran parte del año que viene.

(25-8-2021). Los problemas de suministro persistirán en Nike, como mínimo, durante toda la campaña de entregas de la colección de primavera-verano 2022. Así lo reconoce la multinacional en una comunicación enviada a todos sus clientes el pasado 17 de agosto.

Los clientes de Nike en España recibieron un correo electrónico, la semana pasada, firmado por la central en Europa, con sede en Ámsterdam. En el mismo, la marca del ‘swoosh’ anuncia “retrasos en el suministro, menor disponibilidad de inventario y una reducción del surtido” de cara a los productos de la colección de la primavera-verano 2022. La afectación es global y repercutirá en todos los canales.

La multinacional norteamericana justifica los problemas de suministro por los cierres de sus fábricas decretados por los diferentes países con el objetivo de frenar el avance de la pandemia. “La salud y la seguridad de nuestros compañeros de equipo, los consumidores de Nike y la de nuestros proveedores y socios sigue siendo nuestra principal prioridad”, indican desde la enseña.

“MINIMIZAR EL IMPACTO”

“Estamos trabajando para minimizar el impacto para los consumidores de Nike en todo el mundo, independientemente de dónde compren, valorando el papel de nuestros socios en el mercado y los trayectos de los consumidores a los que sirven. Seguimos confiando en la capacidad de Nike para navegar por estas dinámicas a corto plazo y seguimos siendo prudentes en nuestra planificación”, prosigue el correo electrónico.

La compañía se disculpa por los impactos que puedan tener en sus clientes el retraso en las entregas o la reducción del surtido y les emplazan a entrar a la plataforma de B2B, gestionada desde Holanda en Europa, para conocer el estado de sus pedidos.

Cuarta campaña consecutiva con dificultades

Diversos detallistas consultados por CMDsport señalan que esta ya es la cuarta campaña consecutiva en la que Nike sufre problemas graves con el suministro, tras la de otoño-invierno 2020, primavera-verano 2021,  y otoño-invierno 2021. “Desde la campaña de la vuelta al colegio del año pasado, el servicio no ha parado de fallar. Después, la marca anunció nuevos recortes en el acceso a su catálogo y en los clientes con los que trabaja”, ha señalado uno de los detallistas.

La sensación entre algunos minoristas consultados por CMDsport es que Nike actúa de manera “prepotente” ante las tiendas y que ante su política de priorización de los canales de venta propios, “si sufres problemas con el servicio, te aplican aquello de ‘o lo aceptas o te quedas sin producto’”.

Otro detallista ha puesto como ejemplo los retrasos de las entregas en la campaña de otoño-invierno 2021. El material que debía llegar a sus tiendas a principios de agosto, no lo hará hasta finales del mismo mes o septiembre, perjudicando a la planificación de las ventas.

A su vez, Nike estaría eliminando ya algunas referencias del surtido con un menor volumen de ventas.

PROBLEMA GENERALIZADO

Con todo, algunos de los detallistas consultados señalan que los problemas de suministro son generalizados, no sólo en el caso de Nike. “En los meses de julio y agosto hemos recibido muy poco material, la marca que no tiene problemas de producción no dispone de los suficientes barcos para traer el material de Asia, cada uno te explica su particular historia”, afirma uno de ellos.

La situación descrita perjudica, especialmente, a todas aquellas tiendas cuyo grueso de facturación se concentra en los meses de verano, con la llegada de más visitantes a sus zonas. Es en julio y agosto cuando deberían disponer de más material para abastecer a su demanda.

MENOS PROBLEMAS CON ADIDAS

Otras fuentes de la distribución han reconocido que los problemas de suministro “se concentran especialmente en Nike, así como en Asics” y lo han argumentado en base a que “ambas enseñas cuentan con productos concretos muy demandados y ello les lleva a sufrir con más intensidad los problemas que sufren sus centros de producción”.

Esta circunstancia estaría siendo mejor sobrellevada por Adidas, según las mismas fuentes, las cuales han aducido que “en estos momentos, la demanda de Adidas es inferior a la de Nike y ello provoca que la marca americana sea la que se esté llevando la peor parte. En cierto modo, esa circunstancia constituiría su particular ‘peaje del éxito'”.

De todos modos, las fuentes han acabado destacando en relación al suministro de Nike que “con aquellos problemas de gran volumen que nos llegan desde la fábrica de origen los problemas son menores que los que acusan los productos con volúmenes de pedidos menos masivos”.

 


No hay comentarios

Añade el tuyo