ESENCI@L

Nike Intl. cuadruplica su beneficio gracias a la venta directa

Resultados de los nueve primeros meses del ejercicio

nike-tienda

(25-3-2019). Nike vuelve a los números verdes en el balance económico de los nueve primeros meses de su año fiscal actual, hasta febrero de 2019.

El fabricante estadounidense de prendas y material deportivo Nike obtuvo un beneficio neto de 3.040 millones de dólares (2.691 millones de euros) en los nueve primeros meses de su año fiscal, casi cuatro veces más que los 796 millones de dólares (704 millones de euros) ganados en el mismo periodo del ejercicio anterior, cuando sus cuentas se vieron lastradas por la implementación de la reforma fiscal de EEUU.

Una menor presión fiscal y su estrategia de venta directa al consumidor se encontrarían detrás de esta mejora de los resultados, según ha comunicado la compañía.

De hecho, los gastos relacionados con las tasas impositivas se redujeron fuertemente: en estos nueve meses, Nike tuvo que restar a sus resultados 518 millones de dólares, mientras que en las mismas fechas de 2018, a consecuencia de la reforma fiscal de EE.UU., recortó un montante de 2.314 millones.

La facturación de Nike en estos nueve meses, acabados el 28 de febrero, alcanzó los 28.933 millones de dólares, lo que representa un 9% más en comparación con los 26.608 millones ingresados en ese tramo el año anterior.

El jefe financiero de la firma, Andy Campion, que también es vicepresidente ejecutivo, destacó que el negocio de venta directa al consumidor está generando crecimiento en todos sus mercados geográficos, “liderados por un impulso continuado en China”.

Las ventas totales en China aumentaron un 25%, sin tener en cuenta el cambio de divisa; en Asia-Pacífico y Latinoamérica un 14%; en Europa, Medio Oriente y África un 12% y en Norteamérica un 7%.

“Seguiremos invirtiendo en capacidades clave para encauzar la transformación digital de Nike y potenciar un crecimiento fuerte y rentable el próximo año y en adelante”, agregó.

De acuerdo a los analistas, Nike está intentando vender todo lo que puede directamente a los consumidores, bien desde sus propias tiendas o bien por internet, estrategia que se refleja en la apertura de tiendas, entre ellas un centro inmersivo en Nueva York que combina la experiencia de compra tradicional con la aplicación móvil.

Un tercer trimestre positivo

El presidente y consejero delegado de la compañía, Mark Parker, se refirió a los resultados del tercer trimestre como especialmente buenos, impulsados por su “capacidad de ampliar la innovación a un ritmo más rápido y expandir las experiencias digitales para el consumidor en todo el mundo”.

En ese sentido, entre diciembre y febrero, Nike se anotó 1.101 millones de dólares (974 millones de euros) en beneficios y revirtió las pérdidas de 921 millones de dólares (815 millones de euros) que tenía en esos tres meses del ejercicio previo.

Las ventas en ese trimestre, el tercero de su año fiscal, aumentaron un 7%, hasta los 9.611 millones (8.507 millones de euros).


No hay comentarios

Añade el tuyo