ESENCI@L

La cadena cuenta con un centenar de trabajadores y 90 puntos de venta

Oteros Sport entra en concurso de acreedores

oteros

(21-12-2022). OTS Gestión de Tiendas Deportivas, gestora de marcas entre las que destaca Oteros Sports, ha entrado en concurso de acreedores tras declararse insolvente para afrontar distintos pagos a proveedores. La empresa cuenta a día de hoy con noventa puntos de venta en España y una plantilla de más de 100 trabajadores.

OTS Gestión de Tiendas Deportivas, propietaria de las tiendas de deporte Oteros Sport, ha sido declarada en concurso de acreedores por el Juzgado de lo Mercantil nº1 de Córdoba, con fecha de 20 de septiembre de este año. Tras casi tres décadas de actividad, la gestora de comercios deportivos ha recurrido a esta medida tras declararse insolvente, según reza en el BOE.

Con más de 100 trabajadores, 250 colaboradores, y noventa tiendas en España, OTS Gestión de Tiendas Deportivas había llegado a ser una de las empresas más importantes de Córdoba, superando los 35 millones de facturación en el año 2019, momento en el contaba con un activo de casi 14 millones de euros, según reza en el Registro Mercantil.

Sin embargo, el embiste de la pandemia y los desafíos económicos presentes en este 2022, han llevado a la compañía a una situación difícil, habiendo advertido ya en el mismo 2020 la fuga de algunos franquiciados hacia otras cadenas como Trendico Group.

La empresa empezó a operar en 1993 con una primera tienda en Lucena, Córdoba. Un año más tarde, se implantó en Málaga con un segundo punto de venta. Para 1997, la cadena ya aglutinaba seis tiendas y, tres años después, sumaba 14 repartidas por toda Andalucía. En los siguientes seis años, duplicó la cifra y en 2006 alcanzó los 28 puntos de venta.

En 2010, la crisis económica obligó a la compañía a realizar una reestructuración que le permitió en 2014 afrontar su fase de expansión más importante hasta la fecha, alcanzando las 70 tiendas en toda España. A día de hoy, la cadena aglutina unas 90 tiendas de deporte, y más de un centenar de trabajadores.

Ahora, el juez nombrará unos administradores concursales que son los que tratarán de reflotar la compañía y, además, pagar a los proveedores con los que haya contraído deudas que de momento no han sido atendidas.


No hay comentarios

Añade el tuyo