ESENCI@L

La marca se centra en consolidar su posición en España e impulsar su expansión internacional

Penalty triplica sus ventas respecto a 2011

(4-10-2012). A punto de llegar al año y medio de su implantación en España, la filial Penalty Iberia se muestra “muy satisfecha” de la progresión registrada por la marca en este periodo en el mercado español, según ha transmitido su máximo responsable Álex Almeda, quien asegura que “estamos en el buen camino para alcanzar nuestro objetivo que es liderar el mercado español de fútbol sala”.

Los lanzamientos de producto sumados a sus acciones de marketing, patrocinio de campeonatos y clubs como la Liga de Futsal y El Pozo Murcia; y la esponsorización de jugadores como el portero Victor Valdés, están “proporcionando a Penalty una visibilidad que está abriendo puertas a la marca, tanto de cara a los consumidores como a los detallistas y, consecuentemente, está redundando en un incremento en las ventas”, explica Almeda, quien añade que de enero a septiembre de este año Penalty Iberia “ha triplicado sus ventas” respecto a 2011. Un hito que el directivo considera “relativamente fácil de conseguir, teniendo en cuenta el poco tiempo que llevamos en el mercado”.

Sobre como es percibida la marca actualmente en los distintos segmentos del mercado de fútbol, Almeda explica que “el mercado ya considera a Penalty una buena alternativa en el segmento de balones de fútbol sala, mientras que en el de fútbol, empezamos a hacer progresos”. Sin embargo, continua Almeda, “donde la marca cuenta actualmente con un mayor reconocimiento es en calzado”.

“Los productos que presentan una mayor dinamización en el sell out son las lonas, que es nuestro producto estrella, seguido del calzado de fútbol sala y las réplicas de los productos de Víctor Valdés”, señala Almeda.

Mientras que en textil, categoría de producto en la que Penalty hizo este año su primera incursión con el lanzamiento de su primera colección de equipaciones, Almeda comenta que “aunque ha tenido una buena acogida, no queremos ser vistos como una marca de equipaciones, sino que el objetivo con esta nueva línea de producto era poder ofrecer una oferta integral de fútbol y fútbol sala” y añade, “nuestra prioridad sigue siendo el calzado y los balones”.

Expansión internacional
Para lo que queda de año, la marca espera cumplir los objetivos que se había marcado entre los que figuran “avanzar en el mercado de fútbol y fútbol sala y establecer una completa red de distribución”.

Para 2013, Penalty espera “consolidar los avances obtenidos en el mercado español y potenciar la expansión de la marca a nivel internacional”, señala Almeda. De hecho, la marca ya se encuentra presente en Portugal, Gran Bretaña, Italia, Rusia, Francia y en breve en Alemania y norte de África. Y a corto plazo la intención pasa por “establecer la marca en los principales mercados europeos”.

En España, Penalty ya se encuentra presente en más de 500 puntos de venta.


No hay comentarios

Añade el tuyo