ESENCI@L

Las ventas del segundo trimestre impulsan su facturación hasta los 3.137 millones

Puma capea la pandemia y crece un 53% en el primer semestre

puma-tienda

Puma confirma un retorno de la demanda a las tiendas físicas en detrimento del canal online, que habría experimentado durante el primer semestre de este año un crecimiento menor que el de las tiendas físicas minoristas y propias de la marca.

(30-7-2021). Puma cierra una favorable primera mitad del año, después del fuerte crecimiento del 95,8% registrado en el segundo trimestre. Crece un 53% en el conjunto del primer semestre hasta los 3.137 millones de euros y modifica al alza sus previsiones para la segunda mitad del año, aunque admite que estará condicionada por las restricciones en la cadena de suministro.

Puma pisa el acelerador. La marca consigue cerrar un más que favorable primer semestre de 2021 especialmente gracias al impulso de sus ventas en el segundo trimestre. Periodo en el que sus ingresos se incrementaron un 95,8% respecto al mismo periodo del año anterior, hasta los 1.589 millones de euros.

Según ha informado la marca, este crecimiento ha venido determinado por el buen comportamiento que ha registrado en todas las regiones en las que opera, así como con todas sus divisiones de producto, con aumentos de dos dígitos.

Por regiones, el continente americano fue el que reportó el mayor crecimiento en el segundo trimestre, con un 181,8%, impulsado especialmente por la demanda de la marca Puma en Norteamerica. Seguido de la zona Emea, que mejoró un 85,4% y Asia / Pacífico que subió un 29,6%.

Por renglones, como es habitual, el calzado se mantuvo en el segundo trimestre como el motor del crecimiento (+114,0%), basado en el sólido desempeño continuo de sus categorías de Running y Training y Sportstyle. Pero también mejoraron ventas el textil (+85,5%) y accesorios (+72,2%).

En comparación con el segundo trimestre de 2019, las ventas aumentaron 36,3% y todas las regiones y divisiones de productos obtuvieron aumentos de doble dígito.

La venta retorna al comercio físico

En cuanto al comportamiento de las ventas en los distintos canales, la reapertura gradual de comercios en varios países durante el segundo trimestre habría impulsado que la demanda se desplazara parcialmente del canal online a las tiendas físicas. Así lo cree Puma, la cual registró en el segundo trimestre un aumento del 114,2% en las ventas de su negocio mayorista hasta los 1.200 millones de euros. Las ventas directas al consumidor, por su parte, aumentaron un 54,7% hasta los 389,1 millones de euros, con crecimientos en las tiendas propias del 107% y de la tienda online propia del 8,5%.

Mejores resultados que en 2019

A nivel general, las ventas de Puma en el primer semestre de este año se han incrementado un 53,6% hasta los 3.137,9 millones de euros. Un crecimiento motivado por el ya comentado fuerte impulso que la marca ha experimentado durante el segundo trimestre del año y que supone mejorar en cifras incluso al ejercicio anterior al estallido de la pandemia. Comparado con el primer semestre de 2019, las ventas se han incrementado un 30%.

Las ventas mayoristas han crecido un 57,3% hasta los 2.402 millones de euros en este primer semestre, mientras que las ventas directas al consumidor han crecido un 42,7% hasta los 735,9 millones, con un aumento del 49,2% en el comportamiento de sus ventas en tiendas propias, y del 33,5% en su comercio online.

Pendientes del bloqueo de suministros

Los buenos resultados hacen a Puma mejorar sus perspectivas para el global del ejercicio 2021. Aunque, la marca es consciente de que las restricciones aún vigentes para frenar el avance del virus, así como los problemas en la cadena de suministro, debido a la escasez de contenedores y la congestión portuaria, pueden alterar los resultados finales.

Aun así, la marca espera un crecimiento en las ventas del 20% respecto a 2020, con un Ebit que se situaría entre los 400 y los 500 millones de euros.


No hay comentarios

Añade el tuyo