ESENCI@L

Reclaman mayor control a las marcas ante el repunte de las falsificaciones

fasificaciones-de-productos-deportivos-bis

Los vendedores ambulantes han reactivado recientemente la venta de productos falsificados de marcas de reconocido prestigio en el mundo del deporte y la moda.

(10-12-2019). Las falsificaciones han vuelto a reactivarse. Así lo afirman detallistas de la distribución deportiva que reclaman a las marcas que reactiven su celo persecutorio ante las mismas.

Si últimamente era las paradas de los llamados ‘manteros’ donde proliferaba la venta de falsificaciones de prendas y calzado deportivo de las principales marcas, fuentes de la distribucion han informado que “a dicho ‘canal’ se ha sumado recientemente la de los vendedores ambulantes”. Según las fuentes, “quienes así operan comercialmente han reactivado su actividad de un modo más intenso y esas actuaciones, junto con las de los ‘manteros’ están provocando una venta de falsificaciones completamente desbocada”.

Los informantes aseguran que esas actuaciones se están dando especialmente en Barcelona, Almería y Valencia. Añaden que “esa actividad es instigada por las ‘mafias’ especializadas en este tipo de comercio”.

Las fuentes consideran que la atención de las principales marcas en aras de perseguir estas actuaciones se “ha relajado en los últimos tiempos”. A raíz de ello conminan a los responsables de las marcas “a reactivar su celo persecutorio de las falsificaciones al objeto de controlar esa desbocada situación”.

PRINCIPALES MARCAS FALSIFICADAS

Las fuentes señalan como principales víctimas de esas falsificaciones a marcas como Adidas, Fila, Lacoste, Levis, Nike, Puma, The North Face y Tommy Hilfiguer.

Quienes denuncian la reactivación de estas prácticas comerciales basadas en la venta de productos falsificados subrayan que “ahí se están vendiendo pares de calzado que en el comercio reglamentario se comercializan desde 70 a 120 euros y, en cambio allí, es posible adquirirlos por 15 o vente euros”.

Igual sucede con algunas camisetas de reconocidas marcas que, según denuncian, “se venden por 6 o 7 euros, o sudaderas que son vendidas por 15 o 18 euros”.


No hay comentarios

Añade el tuyo