ESENCI@L

Acedyr pronostica un “duro” último cuatrimestre para las entidades deportivas

Sobrecostes y huelgas de trabajadores: el ‘vía crucis’ de los clubes deportivos

Los profesionales reclaman que se repercuta íntegramente el IPC en los salarios

huelga trabajadores navarra

El pasado agosto, trabajadores de varias instalaciones deportivas iniciaron procesos de huelga, con exigencias entre las que se encontraban la aplicación de la subida del IPC en la actualización de las tablas salariales. Exigencia que se mantiene aún a día de hoy, según informa Acedyr.

(28-9-2022). A la ardua tarea de afrontar los sobrecostes energéticos, a los clubes deportivos se les está sumando un desafío más; las peticiones de los trabajadores de que se repercuta el incremento del IPC en sus salarios, con unas consiguientes protestas y huelgas que acompañan su reclamación. Escollos que llevan a Acedyr a pronosticar un “duro” último cuatrimestre para las entidades deportivas.

Los clubes deportivos se enfrentan a un arduo último cuatrimestre del año, en el que, a los más que sobrepasados costes energéticos, que se han convertido ya en una segunda pandemia, se suma una segunda problemática: el malestar en las plantillas de trabajadores que exigen una actualización de sus tablas salariales acordes con la subida del IPC.

Una petición que ya se habría hecho efectiva en el seno de diversos clubes deportivos en los que las plantillas habrían comenzado a organizar periodos de huelga desde el pasado agosto, según le consta a la Asociación de Clubes y Entidades Deportivas y Recreativas (Acedyr). El motivo, una inflación disparada que no se está viendo reflejada en los salarios. “Se están tensando las negociaciones entre empresarios y trabajadores, ya que los primeros están intentando contentar a sus empleados sin llegar a asumir la subida íntegra del IPC, mientras a los segundos no les parece suficiente, lo que está llevando a que se produzcan huelgas”, explica el gerente de la asociación, Ricardo Ruiz.

Subida del 10% en los salarios

La exigencia esgrimida por estos trabajadores sería relanzar la negociación del convenio sectorial de Gestión Deportiva, cuya vigencia finalizó el 31 de diciembre de 2020, teniendo como efecto directo la congelación salarial en un momento inflacionista como el actual. Por la parte de la patronal se había llegado a ofrecer unas subidas del 3% para 2022 y 2023, que los sindicatos representantes de los trabajadores consideran “insuficientes”. En su lugar, exigen la aplicación del IPC en la subida salarial, lo que vendría a ser un incremento del 10%.

Sin embargo, para las instalaciones deportivas supone “añadir un sobrecoste más a unos gastos que, con respecto a 2020, ya se han incrementado de media entre un 50 y un 55%”, lamenta Ruiz.

En la guerra del mercado libre

El sector se encuentra en una situación de “costes disparados” y el principal es el energético, con la problemática añadida de encontrarse la mayoría comprando energía en el mercado libre, sin la seguridad de un contrato a largo plazo. “A finales de 2020, las empresas energéticas comenzaron a denunciar contratos y a cancelarlos unilateralmente, por no poder mantener las condiciones vigentes, lo que nos abocó al mercado libre”, recuerda Ruiz.

El gerente de Acedyr lamenta que actualmente, “los contratos que consiguen la mayoría de los clubes de nuestra asociación son a seis meses, a lo máximo un año, buscando el más barato y el que asegure mejores perspectivas”. El problema con el que se encuentran estos clubes, prosigue Ruiz, es que “actualmente, la oferta está en manos de 4 ó 5 operadores, que marcan la pauta, dejando sin margen para la negociación de precios”. Lo cual lleva a que sea muy complicado y escaso el obtener buenas ofertas en el mercado actual.

“Las piscinas se tienen que calentar en invierno”

Ante este escenario, los clubes y entidades deportivas buscan soluciones que les permitan hacer frente a ese desequilibrio de caja.

Tras llevar a cabo una subida generalizada de cuotas a sus socios, que ha rondado entre los integrantes de Acedyr el 15-16%, sin que haya supuesto un destacable malestar entre los socios “muy fidelizados y con cuotas que siguen siendo bajas”, el foco se pone ahora en la instalación. “Muchos se están decantando por la optimización de las instalaciones, la apuesta por tecnología que permita ahorrar y enfatice el aprovechamiento de energía”.

Preguntado por la posibilidad de que este otoño se produzcan cortes de suministros o incluso el cierre de instalaciones, Ruiz se muestra categórico cuando asegura que “las piscinas no se pueden dejar de calentar en invierno”. Y asegura que, al menos en lo que respecta a Acedyr, no se ha planteado hasta el momento cerrar las instalaciones acuáticas.

A la sombra del fútbol

Con pocas opciones sobre la mesa, Acedyr se encuentra ejerciendo presión como lobby en el Consejo Superior de Deportes, con el objetivo de “conseguir ayudas y subvenciones directas en tema de consumo energético”, comenta Ruiz. Sin embargo, admite la dificultad de hacer visible su demanda ante industrias más potentes con las que es difícil competir, “como el fútbol”.

En la senda de la recuperación

Con todo, desde Acedyr se asegura que “la mayoría de clubes deportivos no está en situación de riesgo de cierre”. Aunque existen instalaciones que se están viendo abocadas a la quiebra, Ruiz matiza que se trata de casos aislados, “de clubes pequeños y muy especializados, y que, por lo general, “vamos salvando la situación a expensas de la subida de costes”. Celebra que durante el núcleo fuerte de la pandemia, “los clubes asociados perdieran una media de un 5% de socios, cuando pronosticábamos un 15%”. Ya entrados en 2021, “se produjo una revitalización de los clubes, con un uso más intensivo, que permitió recuperar facturación”. Actualmente, Ruiz valora que “seguimos en la senda de la recuperación, con unos socios muy fidelizados con los que se forma como una especie de comunidad de vecinos, que nos salvó en pandemia y nos sigue sustentando ahora”.

Congreso nacional

Acedyr, que aglutina actualmente a 64 clubes y entidades deportivas, la mayoría ubicadas en la zona centro-norte del país, se encuentra además en plenos preparativos de su Congreso Nacional, a celebrar en Gijón el próximo septiembre de 2023. Un evento coorganizado con la Universidad de Oviedo y que estará abierto a todos los profesionales del ámbito deportivo, como remarca la asociación.


No hay comentarios

Añade el tuyo