ESENCI@L

Prevén intensificar su internacionalización en 2023

Sportmadness apunta a elevar su facturación un 70% este 2022

La enseña apunta a cerrar el ejercicio acercándose a las 50 franquicias

alejandro

El fundador y CEO de Sportmadness, Alejandro García, prevé un crecimiento en ventas del 70% para este 2022

(10-11-2022) Sportmadness avanza a paso firme. La empresa española de franquicias de eventos deportivos prevé acercarse a los 4 millones de facturación este 2022, cumpliendo así las previsiones marcadas a principio de curso. Eso sí, lo lograría con la mitad de las franquicias pronosticadas.

Sportmadness ralentiza su expansión a nivel de número de franquicias totales, pero mantiene una velocidad de crucero en lo que a negocio total se refiere. Según explica a CMDsport el fundador y CEO de la compañía, Alejandro García, Sportmadness prevé culminar este ejercicio elevando sus ventas en, como mínimo, un 70% en relación a 2021, año en el que superaron ligeramente los 2 millones de euros. La previsión de la enseña es moverse entre los 3,5 y los 4 millones este 2022, cifras que constituirían su mejor registro histórico. 

La empresa española se acercaría con estas cifras a las previsiones de ingresos que pronosticó a principios de año. Y lo hará, eso sí, con la mitad de la estructura prevista: si no caen o se retrasan algunas de las negociaciones que tienen entre manos, podrían acercarse o, incluso, alcanzar las 50 franquicias. Serían 20 más de las que tenían al empezar el año, lo que constituiría un crecimiento interanual del 66%.

No alcanzar las 100 unidades que veían factible alcanzar al empezar 2022 no supone, en ningún caso, un revés para la empresa. De hecho, García justifica que se debe a un giro en el planteamiento de la compañía, que prefiere la solidez a la rapidez en su expansión: “Hemos preferido dedicar más recursos a ayudar a los franquiciados que a destinarlos al crecimiento orgánico. Si tenemos franquiciados exitosos, el crecimiento llegará, así que nos focalizamos en que obtengan buenos resultados. No queremos crecer rápido sin mirar a la calidad de la gente, y sin embargo estamos teniendo un crecimiento bastante sano”. 

Otra de las razones es que Sportmadness apuesta por limitar mucho más la incorporación de nuevos franquiciados y solo aceptar aquellos que cumplan realmente los “estándares de calidad”: “Nos llegan centenares de leads cada semana, pero los filtramos muchísimo porque para nosotros no vale la pena vender una franquicia si pensamos que no va a funcionar: cada vez somos más selectivos, porque la marca va evolucionando y el nivel de calidad que vamos a exigir cada vez será mayor”. 

CRECIMIENTO MUNDIAL

Sportmadness ha dado este 2022 un importante salto a nivel internacional. Además de España, tiene franquiciados en otros siete países: México, Chile, Ecuador, Bolivia, Italia, Portugal y Luxemburgo. Aunque no quiere marcarse una meta de franquiciados concreta, la empresa sí deja clara su vocación de crecimiento: “Creemos que podemos funcionar en todos los países del mundo, queremos crear un modelo que no se limite a 10 ó 15 países, sino que sea válido para el mayor número posible. La ambición es global”. 

La empresa ha priorizado empezar a hacerse fuerte en Europa y Latinoamérica “por la proximidad cultural e idiomática”, pero tiene también en mente crecer en otros mercados: “Pronto empezaremos en Reino Unido, Francia y Alemania, así como sus esferas de influencia: Suiza y Austria, en el caso alemán, o Bélgica y Luxemburgo, en el francés”. De cara al largo plazo, tienen en mente llegar a América del Norte y Asia. 

La previsión de Sportmadness de cara a 2023, es “optimista”, aunque la enseña tiene claro que no se desviará del rumbo marcado: “Estamos construyendo algo a largo plazo, estamos poniendo cemento, que es algo que te hace ir más lento pero te permite avanzar más seguro”. 

SERVICIOS OPTIMIZADOS

Por su modelo de actividad, Sportmadness intenta optimizar los gastos de los servicios que presta y diferenciarse de muchos operadores de centros deportivos que gestionan grandes instalaciones, especialmente aquellas que tienen piscinas. Nos ha afectado más la inflación de los costes de la materia prima, productos de alimentación o la gasolina”, retoma el fundador y CEO de Sportmadness. 

“Para los franquiciados es un riesgo muy elevado, porque el margen de beneficio sería muy limitado y la posibilidad de que te suban los costes son muy elevadas; es por ello que las instalaciones que gestionamos son con contratos donde el coste de la energía está muy controlado y suele asumirlo el ayuntamiento de turno”. 

Con las 41 franquicias que opera actualmente, Sportmadness estima en alrededor de 300 los servicios deportivos prestados a lo largo de este 2022 en todos los países en los que operan. 


No hay comentarios

Añade el tuyo