ESENCI@L

Poca afluencia y pocas ventas

El temporal deja desierto el comercio deportivo

temporal

El temporal ha castigado, sobre todo, a la mitad norte de la franja mediterránea.

(24-1-2020). El temporal vivido en los últimos días como consecuencia de la borrasca Gloria también ha tenido efecto sobre los comercios de deporte. Algunos han sufrido daños en sus instalaciones y, sobre todo, han estado desiertos durante estos días.  

El temporal Gloria, que se dio por terminado ayer, ha causado numerosos daños humanos y materiales, especialmente en la mitad norte de la franja mediterránea. Desde el pasado domingo por la noche, el viento, la lluvia y el oleaje crearon una situación sin precedentes en los últimos años y que llevó al cierre de escuelas, parques y polideportivos, entre otras instalaciones. El comercio deportivo también ha sufrido sus particulares consecuencias. No sólo porque algunos establecimientos han sufrido los efectos en persona, sino, sobre todo, porque las adversas condiciones climatológicas han dejado las tiendas desiertas.

Los comercios deportivos consultados no se han visto obligados a cerrar, pero algunos han sufrido incidentes, desde goteras hasta daños en su ‘parcela’ de vía pública o desprendimientos de algunos elementos de la fachada o máquinas de aire acondicionado. El detallista Jordi Bes, propietario de Esports Nabés, en Girona, explica que, ante el desbordamiento del río, sacaron el material que tenían en el suelo por si el agua entraba en la tienda, pero, por suerte, esto no llegó a ocurrir.

Caja cero

Dice el refrán catalán que “calles mojadas, cajas secas”. Tal como indica Pol García desde Base Esports Estel, en Vic, “hemos estado abiertos pero la ciudad estaba desierta, no había nadie por la calle”. La misma situación nos describen desde Intersport Tecnosport, en Amposta, en pleno Delta del Ebro, una de las zonas más castigadas por el temporal Gloria. Hasta los centros de Decathlon en Barcelona capital, donde a media tarde suele haber bastante cola para pagar, estaban significativamente más vacíos.

Jordi Bes también admite que las ventas han estado muy paradas y valora que la situación ha sido un poco alarmista y contradictoria, ya que, por una parte, se cerraron escuelas y se recomendó a la gente que no saliera a la calle y, sin embargo, no se suspendió el partido entre el Girona y el Villarreal en Montilivi. El minorista apunta que realizó alguna venta puntual de productos para el frío y la lluvia, pero nada destacable.

La gente se queda en casa y las ventas han sido nulas

Cambio de comportamiento del consumidor

La propietaria de Deportes Aracil, en Alcoy, Isabel Aracil, señala un cambio de tendencia en el comportamiento del consumidor. “Antes un fenómenos de estas características animaba las ventas y se vendían prendas y accesorios para el frío y la lluvia, calcetines, gorros, chaquetas, etc.”, sostiene, “pero ahora la gente se queda en casa y las ventas han sido nulas”. De hecho, asegura que durante el lunes y el martes “no entró nadie en la tienda”.

La parte positiva

Si bien estos últimos días de frío, lluvia y viento no han servido para impulsar las ventas en las tiendas de deporte, los detallistas hacen una lectura positiva de las consecuencias que puede dejar el temporal. Y es que la nieve ha vuelto a caer en las estaciones de esquí, poniendo fin a unas semanas de tiempo anticiclónico que amenazaban con cortar en seco el buen ritmo que llevaba la campaña. En el Pirineo catalán, estaciones como La Molina se vieron obligadas a cerrar durante los días más crudos del temporal, pero vuelven ahora a abrir sus pistas y con nieve fresca.

Febrero está salvado para el negocio de la nieve

El propietario de Esports Nabés se muestra optimista. Señala que “ha nevado y este fin de semana la gente irá a esquiar. Creo que tenemos salvado febrero, que es aún un buen mes para la temporada. En marzo, sin embargo, ya se hacen las últimas esquiadas y el cliente empieza a pensar en la playa”.


No hay comentarios

Añade el tuyo