ESENCI@L

Dicen que “aún queda margen” para cerrar una buena campaña blanca

A pesar de la escasez de precipitaciones

masella-cola-teleski-la-tosa

La estación de Masella durante estas Navidades.

(7-1-2019). La campaña blanca arrancó muy fuerte y algunas estaciones pudieron abrir mucho antes de lo previsto. La más tempranera fue Masella que, por primera vez en sus más de 50 años de trayectoria, inauguró la temporada en el puente del 1 de noviembre. Pero la subida de temperaturas y la falta de nevadas han lastrado este fulgurante comienzo.

La escasez de nieve ha provocado que la Navidad no se comportara con tanta alegría como se preveía en el mes de noviembre, cuando la repentina bajada de las temperaturas a partir de mediados de octubre y las precipitaciones en forma de nieve permitieron abrir pistas antes de tiempo. Masella y Alto Campoo fueron las más madrugadoras y dieron el pistoletazo de salida de la temporada para el puente del 1 de noviembre, aunque la estación cántabra se vio forzada a cerrar a los dos días tras un temporal de lluvia y viento que se llevó la nieve.

En Masella las previsiones apuntaban a una temporada histórica. Así lo auguraba el detallista Jordi Ventura, propietario de la tienda X-tot, a pleno pie de pista de la estación pirenaica. Pero las condiciones meteorológicas dieron un vuelco a partir del mes de diciembre. La subida de las temperaturas y la falta de precipitaciones han complicado la Navidad que, según Ventura, “ha sido más floja de lo que preveíamos inicialmente y que las campañas navideñas de años anteriores”.

Aún así, el minorista señala que se ha podido “trabajar bastante bien” y que tanto las ventas como el alquiler “han funcionado” en su negocio, que ha recibido una afluencia dinámica de público. El propietario de X-tot, que cuenta con otro comercio en Puigcerdà, se muestra convencido de que “todavía nos queda margen para cerrar una buena campaña blanca 2018-19”.

Producción de nieve artificial

Y es que, tal como indica Ventura, el descenso de las temperaturas de los últimos días permite que se empiece a producir nieve, un recurso que volverá a cubrir de blanco todas las pistas. El detallista confía en que las condiciones mejoren y subraya que enero y febrero son aún muy buenos meses para los deportes de nieve.

137.000 esquiadores en dos meses

Según un comunicado oficial difundido por la estación de Masella, un total de 137.000 esquiadores pasaron por sus pistas entre el 1 de noviembre y el 31 de diciembre de 2018. El dominio hace un balance muy positivo de su prematura apertura y detalla que la máxima afluencia se produjo durante los puentes de la Purísima, Navidad y Año Nuevo, además del puente inaugural, el del 1 de noviembre.

En concreto, el día que la estación recibió más esquiadores fue el pasado 29 de diciembre, cuando el centro invernal acogió a un total de 10.000 esquiadores. De ellos, 9.000 se deslizaron por las pistas durante el día y los otros 1.000 lo hicieron en la sesión de esquí nocturna convocada por la estación.


No hay comentarios

Añade el tuyo