ESENCI@L

La competencia online ya no inquieta tanto al esquí

esquí

Las tiendas de esquí dicen que la competencia online ya no afectaría tanto a sus negocios.

(23-10-2017). A las puertas de nueva temporada blanca, las tiendas de esquí están a la expectativa del tiempo para que la campaña arranque para el puente de diciembre y señalan que la competencia de los operadores online ya no les preocupa tanto. Algunos indican incluso que las ventas por Internet se están replegando.

La fuerte competencia por precio de los operadores online, sobre todo en esquís, ha amenazado las ventas de este renglón en las tiendas tradicionales durante las últimas campañas. Sin embargo, algunos de los principales comercios especializados de este deporte en España observan que el usuario final se está dando cuenta de los riesgos que implica comprar material de nieve a través del canal online y no detectan que la competencia sea tan acusada.

“No creo que los operadores online nos afecten tanto. Con la bota la gente no se atreve porque quiere probar y tocar y con los esquís, o sabes mucho o te la juegas”, sostiene Robert Fernández, propietario de El Món Adventure. El detallista no comparte la opinión de los que señalan una bajada de las ventas de esquís y defiende que, hasta ahora, “el problema era más bien económico, la gente no tenía ni la actitud ni las ganas de comprar, pero la temporada pasada ya se advirtió un cambio en este sentido”.

Patrick Besson, propietario de Patrick Sport, aprecia que las ventas de material de esquí a través de Internet “se están replegando” porque el aficionado se está dando cuenta de que, en este canal, no siempre puede comprar el producto que necesita. Esto no impide, según añade, que siga habiendo clientes “en busca del chollo” y que “se lleven un esquí de 1,80 cuando lo que necesitan es un esquí de 1,60”.

En la misma línea, Álvaro Lozano, copropietario de Ski Market, valora que uno de los grandes problemas con la competencia online eran los esquís, pero cree que “ahora se está controlando y se están estabilizando los precios”. El minorista hace hincapié en que “la cuestión es ofrecer un producto de calidad con un servicio adicional, somos prescriptores y el usuario confía en nosotros”. Además, incide en que muchos de los productos que se usan para esquiar están en contacto con la piel y el usuario quiere probar antes de usar.

Márgenes más ajustados

Los detallistas consultados indican que, además, en los últimos años no han tenido más remedio que ajustar sus márgenes para que sus precios de venta al público no disten tanto de los de las plataformas de comercio electrónico. Así lo reconoce Joaquín Sanz, propietario de Twinner Deportes Skiman, quien apunta que “las tiendas hemos tenido que ponernos las pilas con el tema de los precios para hacer frente a la competencia online y el bajón del mercado”.

El cliente ha entendido que si quiere un buen servicio tiene que acudir a la tienda física

Patrick Besson añade que, además de amoldar los precios, “el conjunto de los puntos de venta especializados hemos reaccionando con otro tipo de medidas como, por ejemplo, cobrar la mano de obra del taller para aquellos productos adquiridos por Internet. El cliente ha entendido que si quiere un buen servicio tiene que acudir a la tienda física”.

Internet, no siempre más barato

Robert Fernández critica que “se ha malacostumbrado al consumidor a pensar que Internet es siempre más barato”. Tal como matiza, “puede serlo en el caso de material de temporadas anteriores, pero no de la actual, y tal vez no es el producto que el usuario necesita. Es como quien dice que Decathlon es más barato: esto sólo es así con su marca propia”.

Se ha malacostumbrado al consumidor a pensar que Internet es siempre más barato

El detallista afirma que un esquí de temporada no es más de 5 o 10 euros más económico en Internet que en las tiendas físicas porque “los especialistas nos hemos ajustado mucho”.


No hay comentarios

Añade el tuyo