ESENCI@L

Su propietario reconoce vivir ‘la situación más compleja en 25 años’

La General Surfera potenciará el surf y el skate para paliar el batacazo en snowboard

La tienda se resiste a ofrecer descuentos en material de temporada

Captura de pantalla 2021-01-11 a las 16.41.34

La General Surfera sufrió un notable decremento de las ventas en 2020 debido al estancamiento en el mercado de snowboard.

(12-1-2021). La General Surfera apuesta por aumentar su stock de productos de surf y skate ante el escaso dinamismo de las referencias vinculadas al snowboard. El mal funcionamiento de dicha categoría ha supuesto una notable caída de las ventas en 2020.

Desde la General Surfera, una de las tiendas de surf y snowboard mejor posicionada en España dentro del universo de los deportes de deslizamiento, aseguran que de cara a este 2021 van a potenciar su catálogo referido a deportes individuales y que no dependen del acceso a las estaciones de esquí, condicionadas por los cierres municipales diarios o de fin de semana. Su propietario, Sergi Mur, afirma que todos los productos vinculados al surf o el skate “están funcionando muy bien”, mientras que el snowboard ha sufrido un notable descenso de las ventas.

“Entiendo que en el momento que permitan el acceso libre a las estaciones, muchos querrán ir a practicar snowboard, pero dadas las circunstancias actuales de incertidumbre, vamos a potenciar más el surf”, sostiene Mur. Hasta ahora, dicha categoría suponía un 30% del global facturado, “teniendo en cuenta que la mayoría de sus referencias son más económicas que las tabla o botas de snowboard”.

Preguntado por las familias que más se venden en la tienda, el detallista responde que “las skateboards, las longboards, las tablas de surf y los neoprenos”. Por lo que se refiere a la nieve y pesar de las circunstancias, en La General Surfera destacan las ventas de tablas, fijaciones y botas, mientras que el textil está más retraído.

Caída del 58% en 2020

Precisamente, el peso de los deportes de nieve en la facturación global, unido a los casi tres meses de cierre de la tienda, ha supuesto un retroceso del 58% de las ventas en 2020. Si en 2019, la tienda giró 1,7 millones de euros, el año pasado la cifra se redujo a los 700.000 euros.

Mur reconoce que la situación que vive el comercio de calle “es la más compleja que ha tenido desde que abrí la tienda, hace 25 años”. El detallista ha renegociado alquileres y ha aplicado un ERTE a sus trabajadores para adecuarse a la reducción en el volumen de facturación. Además ha cancelado “entre un 60 y 70% de pedidos vinculados al snowboard”.

Sin descuentos en productos de temporada

Por otro lado, desde La General Surfera se resisten a ofrecer descuentos en productos de snowboard de temporada para dar salida al stock y limitan las rebajas al 50% y en aquellas referencias de otras temporadas. Mur todavía confía que las ventas puedan remontar hasta abril, siempre y cuando el frío se mantenga y no existan restricciones de movilidad.

El detallista ha tomado la decisión de no aplicar descuentos para evitar una reducción del margen que ponga en peligro la supervivencia de la tienda, a pesar de que “muchas marcas y grandes operadores online de snowboard ya están ofreciendo rebajas en material de temporada de entre el 20 y el 30%”.

Preguntado por qué pide a los proveedores en un escenario tan complejo, Mur se ha referido “a disponer de los mismos descuentos que ellos ofrecen en sus páginas de venta online y a devolver parte del producto siempre que sea posible”.

La General Surfera cuenta con un e-commerce propio pero su impacto en la facturación global es testimonial, “de entre el 3 y el 5% total”. Mur señala que “cuatro actores dominan el mercado online y debes tener mucho músculo financiero para competir con ellos, con inversiones enormes para potenciar tu web”. En este contexto, el retorno de la inversión es muy lento por lo que ahora es inviable para comercios pequeños que luchan, simplemente, por salir adelante.


No hay comentarios

Añade el tuyo