ESENCI@L

Es el origen mayoritario de sus esquiadores

Los empresarios de Sierra Nevada, “tremendamente preocupados” por la situación en Madrid

sierra nevada

Cetursa ha trasladado a los empresarios de Sierra Nevada que "no contempla otro escenario" que abrir las pistas esta temporada.

(28-9-2020). El presidente de la Asociación de Empresarios de Sierra Nevada, Enrique de la Higuera, se declara a la expectativa de la evolución de la situación epidemiológica en Madrid, ya que esta comunidad autónoma es la que más público aporta a la estación granadina. El colectivo se ha reunido con Cetursa para abordar el inicio de una temporada blanca llena de interrogantes.

“La situación en Madrid nos preocupa terriblemente”, ha señalado el presidente de la Asociación de Empresarios de Sierra Nevada, quien detalla que Madrid y el Levante son los dos lugares de donde proceden la mayoría de sus clientes. Enrique de la Higuera confía en que los rebrotes de Madrid se puedan controlar en los dos meses que faltan para si, las condiciones de nieve lo permiten, inaugurar la temporada blanca 2020-21, si bien es consciente de que el escenario puede ser muy cambiante en las próximas semanas y de que el arranque de la campaña dependerá de las posibles restricciones a la movilidad o confinamientos parciales. “En estos meses pueden suceder muchas cosas. Si los contagios se mantienen en unos niveles más bajos, podremos disfrutar de una temporada más o menos correcta”, augura.

La idea de la estación es abrir, no se contempla otro escenario

La asociación que aglutina a los empresarios de Sierra Nevada, y que cubre distintos sectores de actividad, se reunió la semana pasada con Cetursa, la sociedad gestora de la estación, para conocer los planes de la empresa de cara al inicio de la temporada de esquí. De la Higuera se congratula de que “la idea de la estación es abrir, no se contempla otro escenario” y advierte de que lo contrario “sería la ruina del sector”.

Medidas de seguridad

Tal como recuerda el portavoz de los empresarios, Sierra Nevada ya ensayó este verano los protocolos que se tendrán que aplicar en invierno y que, según sostiene, serán muy similares en todas las estaciones españolas y europeas. Además del uso obligatorio de mascarilla y de la disposición de geles hidroalcóholicos, durante la campaña estival ya se redujeron los aforos de telesillas y telecabinas, con la idea de replicar la misma reducción en la temporada de nieve. “Si en una telecabina caben hasta 14 personas, ahora no podrán viajar más de ocho o nueve, dependiendo de si son una unidad familiar o no”, avanza De la Higuera, quien también avanza que se tendrán que gestionar bien las colas para mantener la distancia de seguridad, así como regular las entradas y salidas de las clases de esquí.

En su opinión, estas medidas no disuadirán a los practicantes de disciplinas blancas porque “el usuario ya se está acostumbrando a estos protocolos en todos los ámbitos y es consciente de que se aplican por su propia seguridad”. Además, prevé que, aunque de momento no existe un protocolo común para todas las estaciones españolas, todas seguirán directrices similares.

El material de esquí, un aliado

Enrique de la Higuera añade que el material que se emplea para los deportes blancos juega a favor de la protección de los propios esquiadores, ya que elementos como el casco, los guantes y el tubular son protectores en sí mismos.

Los hoteles que no tengan una previsión de reservas digna preferirán mantenerse cerrados

Situación complicada para la hostelería

El presidente de los empresarios indica que los protocolos serán mucho más rigurosos para la hostelería y no cree que haya “una apertura masiva” de establecimientos esta temporada. “Dudo mucho que ahora, tal como está la situación, todas las empresas abran sus establecimientos. Los hoteles que no tengan una previsión de reservas digna preferirán mantenerse cerrados”, contempla. De hecho, comenta que en verano tan sólo abrieron sus puertas en la estación dos hoteles y “tres o cuatro” restaurantes. No obstante, añade que las aperturas se realizarán en función de la evolución de la pandemia y la demanda por parte de los propios esquiadores.

De la Higuera comenta que “es muy difícil prever las plantillas de los negocios para esta temporada” y se muestra también a la expectativa de hasta cuándo se prorrogarán los ERTEs y teme que muchas empresas no podrán reabsorber a los trabajadores cuando se ponga fin a esta medida.

Pérdidas del 40 al 50%

Los empresarios de Sierra Nevada estiman que el cierre anticipado de la estación la temporada pasada y la pérdida de la campaña de primavera han supuesto unas pérdidas situadas entre el 40 y el 50%.  Para este año, dice que es imposible hacer una previsión.

 

 


No hay comentarios

Añade el tuyo