ESENCI@L

Prevé vender entre 400.000 y 500.000 días de esquí esta temporada

Masella aspira a mejorar esta campaña los 10 millones de ingresos de la 2019-20

ADMITEN “CONTENCIÓN” EN LAS INVERSIONES TRAS LAS PÉRDIDAS DE LA 2020-21

201811102E

Masella prevé vender entre 400.000 y 500.000 días de esquí en la temporada 2021-22

(7-2-2022) Masella tiene como objetivo de máximos superar este curso los 10 millones de volumen de negocio registrados la temporada 2019-20. Para ello, espera alcanzar entre 400.000 y 500.000 días de esquí vendidos. Los responsables de la estación de la Cerdaña, tras una última temporada 2020-21 con pérdidas, admiten “contención” en las inversiones para esta campaña 2021-22.

“Si las previsiones meteorológicas y de nieve se mantienen, esperamos estar en niveles superiores a los registrados en la temporada 2019-20”, asegura Sergi Tarrés, director ejecutivo adjunto de Masella. Tras este mensaje, el dirigente de la estación admite que el objetivo es “como mínimo” igualar los 10 millones facturados en 2019-20, “y si podemos estar por encima, mejor”.

Masella prevé registrar esta temporada 2021-22 entre 400.000 y 500.000 esquiadores, una cifras que se acercarían a las logradas antes del inicio de la pandemia. A pesar de todo, Tarrés lanza un aviso: “Todo esto son previsiones, pero si ahora nos viene una ola de calor, partiremos de nuevo de cero. Esperemos que no, pero puede pasar”.

“CONTENCIÓN” EN INVERSIONES Y GASTOS

La facturación de la temporada 2020-21 cayó más de un 50% (facturando cerca de 6.5 millones) respecto a los últimos años, generando pérdidas a la estación. En este sentido, Sergi Tarrés remarca que para esta temporada 2021-22 “hemos contenido al máximo todas las inversiones y los gastos”.

De todas maneras, Masella ha realizado una “mínima” inversión para optimizar la producción de nieve, abrir un canal de venta online y construir unos guarda-esquís premium.

GESTIÓN DEL AUMENTO DEL COSTE ENERGÉTICO

El aumento del coste de las energías está impactando en la contabilidad de las estaciones, también en Masella. Tarrés reconoce que “no somos distintos a un particular, y claro que nos afecta, pero lo intentamos gestionar de la mejor manera para reducir el gasto”.

En la práctica, el dirigente de la estación de la Cerdaña cuenta que la producción de nieve la adaptan a las franjas horarias en las que el precio de la electricidad es más bajo. “Si en lugar de encender los cañones de nieve a las doce de la madrugada tenemos que encenderlos a las diez de la noche lo hacemos. No podemos hacer mucho más que esto”.

APOYO CONDICIONADO A LA PRECANDIDATURA OLÍMPICA

El director ejecutivo adjunto de Masella también se posiciona en relación con la precandidatura olímpica de los Juegos Olímpicos de invierno Barcelona-Pirineus 2030. “Si el territorio lo acepta y Barcelona se activa, no diremos que no”, apunta.

Aunque admite que su apoyo estará condicionado a “que no se hagan bestialidades”. Y lo argumenta: “Si se construyen infraestructuras nuevas, que sirvan para más allá de los Juegos Olímpicos”.

UN GENERADOR DE ACTIVIDAD DE LA CERDAÑA

La estación da actualmente empleo a 120 trabajadores directos, y unos 350 indirectos. Para Tarrés, este tiene que seguir siendo el objetivo y la razón de ser de la Masella: dinamizar el territorio y generar empleo. “El objetivo sigue siendo ser una parte motora de toda la actividad de la Cerdaña”, asume el dirigente.

Sergi Tarrés recuerda que el accionista mayoritario que gestiona la estación es una fundación – la Fundación Privada Bosch Aymerich-, a pesar de ser una de las pocas estaciones de esquí del Pirineo de gestión privada. “Al final, es más importante los empleos directos e indirectos que generamos, que no el dinero que podamos ganar a final de año”, concluye.


No hay comentarios

Añade el tuyo