ESENCI@L

La cadena andorrana reconoce más dinamismo en alquileres que en ventas

Pic Negre detecta un cliente de alquiler de esquís “cada vez más exigente”

pic negre

Tienda de Pic Negre en la estación de esquí de Grandvalira.

(5-4-2018). El director de compras de Pic Negre, Arturo Agudo, confirma un auge el alquiler de esquís, en comparación con la venta, y asegura que el cliente cada vez es “más exigente” y demanda material de alta gama para esquiar, aunque sea sólo por un día.

Pic Negre, uno de los principales operadores de deportes de montaña en Andorra con 17 tiendas a pie de las estaciones de esquí, ha registrado durante la temporada de invierno 2017-2018 un incremento de la facturación por alquiler del 8%, según explica su director comercial, Arturo Agudo. “La principal causa para esta evolución positiva es que ha habido nieve”, ha explicado el responsable.

Según Agudo, “los esquiadores preparan con bastante antelación su excursión a las estaciones, quieren aprovechar el máximo de tiempo posible y si saben que habrá nieve, las dudas sobre si ir o no se disipan”. En el caso de esta temporada blanca, la afluencia de público “ha sido buena”, si bien durante el mes de marzo el minorista declara haber notado una bajada y durante semana santa “no tuvimos las visitas esperadas”.

El detallista argumenta el incremento del alquiler de esquís al hecho de disponer de una gama más amplia que ofrecer, “desde los precios más bajos hasta los 800 euros”. Asimismo,  destaca que los operadores online pueden ofrecer unos precios “más competitivos que nosotros” de cara a la venta de material duro, teniendo en cuenta los gastos de estructura de las tiendas físicas.

Un cliente de alquiler de esquí diversificado

Arturo Agudo dice disponer en sus tiendas de un cliente de esquí “diversificado”, desde aquel que se inicia en éste deporte hasta los extranjeros que provienen de países como Holanda, Inglaterra, Israel o Alemania, que prefieren no cargar el material en el avión y apuestan por el alquiler. “Este último tipo de consumidor suele alquilar esquís de categoría platino, que cuestan unos 40 euros al día, cuyo precio en el mercado oscila entre los 600 o 700 euros”, explica el minorista.

El alquiler de esquís de gama baja y media-baja todavía supone una parte mayoritaria de la facturación de Pic Negre en esta división. Agudo indica que supone  “entre el 60 y el 65%” de la facturación total del alquiler, si bien los de gamas media-alta y alta van ganando terreno poco a poco. El comerciante añade que “cada vez contamos con un cliente más exigente y que conoce las especificidades técnicas”.

Por modalidades deportivas, el 80% del alquiler es de material para esquí alpino, mientras que el resto es mayoritariamente para la práctica de snowboard. Las tiendas Pic Negre también ofrecen material de alquiler para esquí de montaña, si bien Agudo puntualiza que su peso en la facturación es mínimo, entre otras razones, porque el practicante de esta modalidad “prefiere comprar”. Según precisa, “en caso de alquilar, lo hace para probar el material y comprar posteriormente”.

Alquiler online

El operador andorrano también ofrece el alquiler online de esquís, una canal de negocio que está en auge. Agudo no sólo se refiere al incremento de los alquileres en su página web, sino también de otros operadores web con los que Pic Negre tiene acuerdos para recoger los esquís en sus tiendas.

El detallista ve beneficiosa esta sinergia siempre y cuando suponga un buen margen comercial para la tienda.

Venta de material duro

La buena dinámica del alquiler en las tiendas de Pic Negre contrasta con la dificultad para crecer en las ventas, especialmente de material duro, ante la competencia de los operadores online, y del textil, ante la irrupción de grandes operadores físicos como Decathlon.

En el caso de los complementos y accesorios, Arturo Agudo declara haber vendido algo más esta temporada por la nieve y el frío registrados durante todo el invierno.


No hay comentarios

Añade el tuyo