ESENCI@L

Los talleres de nieve no discriminan los esquís comprados en Internet

talleres

Los talleres de nieve reciben cada vez más esquís comprados en Internet.

(2-2-2017). Los talleres de las tiendas de nieve reciben cada vez más esquís adquiridos a través de operadores online. Aunque algunos establecimientos se plantean no realizar el servicio, la mayoría no los discriminan. Eso sí, el precio es distinto que para sus clientes.

Las tiendas de esquí afirman que los esquís son el renglón más tocado por la competencia de los operadores online. Pero muchas veces el usuario que compra este producto en Internet tiene que recurrir a los talleres de las tiendas físicas para efectuar el montaje de las fijaciones. Ana Galindo, propietaria de Deportes Galindo, en Candanchú, señala que la demanda de este tipo de servicio ha crecido mucho, especialmente en el caso de los esquís freeride, ya que las fijaciones de los esquís de pista son más fáciles de colocar.

La minorista sostiene que “el debate sobre qué hacer con estos esquís siempre está sobre la mesa y entre las tiendas comentamos si nos interesa o no. Hay algunos comercios que no los aceptan, pero la mayoría sí lo hacemos, es una ganancia extra para nosotros”.

Precios

Y es que los detallistas no cobran por el montaje de los esquís comprados en sus negocios, pero obviamente lo hacen para el material ajeno, ya se haya comprado a través de otros operadores online u offline. Begoña Rivera, propietaria de Roca Roya, en Cerler, explica que el montaje tiene un precio único pero hace un par de años, ante el incremento de los esquís comprados en Internet que les llegaban, decidieron subir la tarifa. “Tenemos un buen taller y nos llegan esquís comprados en diferentes sitios, tanto en Internet como en otras tiendas”, especifica.

Por su parte, David Argüelles, propietario de Skiservice Gijón, explica que “no discriminamos a la hora de las reparaciones ordinarias, pero los montajes tienen un riesgo porque hay que taladrar las tablas y eso tiene un coste”. El detallista realiza este servicio gratis a sus clientes, pero lo cobra a las personas que han comprado en otro establecimiento, al igual que hace con la personalización y customización de botas de esquí.

Los talleres reciben más esquís que botas

No obstante, los minoristas consultados indican que, aunque también reciben algún par de botas en sus talleres, esto sucede en contadas ocasiones, ya que son los esquís el “producto estrella” en Internet. Joan Ferrer, propietario de Esports Ferrer, en Girona, lamenta que “hay esquís que se están vendiendo con descuentos del 30-40% en pleno arranque de la temporada”. Sus colegas detallistas de otros puntos de España están de acuerdo en que es una competencia que va en aumento y que perjudica a sus ventas.

Patrick Besson, propietario de Patrick Sport, hace hincapié en que “Internet nos hace más daño en esquís que en botas porque en este último caso el usuario prefiere probárselas. En esquís la gente se compra cualquier cosa”.

¿Repunte en las ventas de esquí?

A pesar de todo lo anterior, algunos detallistas apuntan a un ligero repunte en las ventas de esquí esta campaña blanca. Así lo percibe Gerard Sol, propietario de Daffi, quien detecta que “tal vez el esquiador se ha cansado de alquilar y vuelve a comprar, esto va por modas”.

También David Argüelles señala que esta temporada la venta de esquís, muy “parada” durante los últimos años, se está comportando al alza. El especialista no cree que esto se deba ni a un desinflamiento del alquiler ni de las ventas online y valora, como el propietario de Daffi, que se trata de tendencias del mercado.

Otros detallistas, por el contrario, no constatan este repunte. Así, por ejemplo, Begoña Rivera aprecia que es el segmento menos dinámico, precisamente por el incremento del alquiler y la competencia del comercio electrónico.


No hay comentarios

Añade el tuyo