ESENCI@L

Entrevista a Josep Marticella, director de Pal Arinsal

Vallnord Pal-Arinsal prevé facturar más de 21 millones tras seis campañas de beneficios

“La marca nos ayuda pero lo que cuenta son los resultados”

vallnord

Pal Arinsal llegó a un acuerdo con Ordino Arcalís para mantener la marca Vallnord hasta mayo de 2022.

(17-2-2020). El director general de Pal Arinsal, Josep Marticella, se muestra satisfecho con la evolución de esta temporada, en la que la estación de esquí andorrana se ha propuesto llegar a los 510.000 días de esquí, un 2% más que el año pasado.

La temporada blanca ya ha pasado su ecuador y estos primeros meses han dejado buen sabor de boca a Vallnord Pal-Arinsal. Las pistas se pudieron abrir el 30 de noviembre, tal como estaba previsto, y desde el 15 de diciembre están a pleno rendimiento. El director general de Pal Arinsal, Josep Marticella, hace un balance muy positivo tanto del puente de la Purísima como de la Navidad y recuerda que un buen arranque de la campaña es fundamental “porque, si no, luego vas a remolque”.

El mes de febrero también es importante y la estación espera una intensa campaña de Carnaval, impulsada por las vacaciones en Francia y Reino Unido. La fecha prevista para la finalización de la temporada es el 13 de abril, lunes de Pascua, aunque desde el centro de nieve son conscientes de que cuando las vacaciones de Semana Santa caen en el mes de abril, el esquí deja de ser una prioridad de ocio.

Más de 500.000 días de esquí

La pasada temporada blanca 2018-19 Vallnord Pal-Arinsal registró 498.000 días de esquí (en esa cifra se contabilizan los forfaits de todo tipo vendidos por la estación). El objetivo para este año es incrementar esta cifra un 2% y llegar a los 510.000. Marticella indica que, una vez superada la primera mitad de la campaña, se podría incluso rebasar esta cifra, pero prefiere mantenerse cauto porque el negocio de la nieve está siempre a expensas de las condiciones meteorológicas.

Vallnord Pal-Arinsal cerró la última campaña blanca con una facturación de 21 millones de euros, una cifra que, según contempla el presupuesto de la estación, se pretende elevar en un 1% para esta temporada.

Perfil de público familiar

Vallnord Pal-Arinsal cuenta con un perfil de público muy familiar, un concepto dentro del cual se engloban, a la vez, distintos targets y niveles de esquiadores. El 70% de los clientes procede de España. De este porcentaje, entre el 70 y el 80% de los usuarios viene de Cataluña. Le siguen en importancia, y por este orden, los mercados francés e inglés, al tiempo que van despuntando otros países de procedencia. Por ejemplo, este año el dominio andorrana está recibiendo esquiadores de Polonia, Israel o los países nórdicos.

El director de Pal Arinsal sostiene que “estamos recogiendo los frutos de todas las Copas del Mundo y competiciones que organizamos, desde esquí de montaña a skyrunning o bicicleta, que dan a conocer Vallnord en nuevos destinos”.

El peso del verano crece

Hace años que Vallnord Pal-Arinsal apostó por intensificar su oferta de actividades estivales para trabajar en la desestacionalización del negocio. Marticella comenta, orgulloso, que en Francia la media de la facturación de los meses de verano sobre los ingresos de las estaciones se sitúa en un 2%, que puede llegar a un 5% si poseen algún glaciar. Vallnord Pal-Arinsal, sin embargo, consiguió alcanzar el doble dígito hace dos años y llegó la campaña pasada al 11%. “Somos la única estación que tiene un forfait de 10 meses, lo que representa un importante motor económico para la zona”, subraya.

El responsable de Pal Arinsal añade que “si hacemos inversiones millonarias, es importante que puedan rentabilizarse durante todo el año”. Además, incide en que las circunstancias meteorológicas actuales hacen más necesario impulsar propuestas más allá de la nieve, si bien el 70% de las pistas de la estación se pueden cubrir con nieve de cultivo.

¿Continuidad de la marca Vallnord?

Pal Arinsal tiene un acuerdo con Ordino Arcalís para utilizar la marca Vallnord hasta mayo de 2022. Este acuerdo fue alcanzado a raíz de la separación de las dos estaciones y la posterior integración de Ordino Arcalís en Grandvalira. Preguntado por la posible continuación de la marca a partir de 2022, Marticella dice que “está claro que tenemos nuestras estrategias a partir de esa fecha, pero no las podemos desvelar”.

El directivo enfatiza que “lucharemos por nuestra estación, por ofrecer el mejor servicio y seguir la línea actual” y defiende que “la marca nos ayuda pero lo que cuenta son los resultados”. Recuerda, en este sentido, que Vallnord Pal-Arinsal encadena seis años seguidos de beneficios y que ha pasado de los 14 millones de euros de facturación en 2014 a los 21 millones de 2019, es decir, un 50% más.


No hay comentarios

Añade el tuyo