ESENCI@L

Aunque la marca dice poder servirlas gracias a su producción local

Drop Shot confirma la falta de palas de pádel de primer precio en el mercado

drop-shot-javier-morcillo-director-comercial-bis

AUMENTO DEL 20% EN LAS VENTAS. Javier Morcillo, director comercial de Drop Shot, declara que durante el últimos trimestre (de julio a septiembre, ambos incluidos), las ventas de esta marca de pádel una registro un 20% de aumento de las ventas en relación al periodo homónimo de 2019.

(14-10-2020). El buen funcionamiento del mercado del pádel en los últimos meses se sustenta, en gran medida, gracias a una alta demanda de palas de primer precio de los nuevos practicantes que se incorporaron tras el confinamiento. Así lo confirman desde Drop Shot, aunque también destacan el buen dinamismo de la colección de calzado.

“Faltan palas de menos de 100 euros en el mercado. Todos los grandes operadores me llaman para ver si les puedo servir”. Son palabras del director comercial de Drop Shot, Javier Morcillo, quién asegura que “nosotros podemos servirlas gracias a que tenemos una producción propia, pero otras marcas que dependen de proveedores en el extranjero lo van a tener más difícil”.

Morcillo reconoce que “nuestro stock actual de palas de primer precio es escaso, si bien en una semana recibiremos una gran reposición y estaremos en disposición de atender la alta demanda del mercado”.

No obstante, el ejecutivo subraya, que otras enseñas se están encontrando con dificultades para obtener las palas de primer precio en un margen de tiempo razonable, dado que la mayoría de fábricas en Asia están saturadas.

Drop Shot recibe sus pedidos de la fábrica de Awan Sport Europa, que pertenece al mismo grupo empresarial y que, además de pádel, fabrica productos de otros deportes, como el fútbol, baloncesto o hockey.

Un 20% más de ventas

La situación de escasez de producto en el mercado ha beneficiado a Drop Shot, que en los meses de julio, agosto y septiembre registró un 20% más de facturación que en el mismo período de 2020. “Si seguimos con esta tendencia, a final del año habremos compensado el trimestre perdido por el confinamiento”, subraya el director comercial.

En el caso de las palas, el aumento de ventas todavía fue mayor, situándose cerca del 30%. Asimismo, el calzado también tuvo un comportamiento muy positivo, impulsado por las nuevas referencias de la marca.

Morcillo explica ambas evoluciones porque los nuevos practicantes que se incorporaron tras el confinamiento necesitan comprar una pala y su primer factor de elección es el precio. Además, “una vez que han jugado algunos partidos se dan cuenta de que necesitan un calzado específico para no resbalar en la pista”, prosigue.

Impulso de las ventas online e internacionales

Los aumentos de facturación de Drop Shot se producen en mayor medida en el mercado extranjero, “que ya supone entre un 40 y un 45% de nuestro volumen de negocio”.

La compra de producto por parte de los distribuidores de Suecia, Italia y Francia se ha incrementado notablemente, señala Morcillo.

Por otro lado, la web de venta a cliente final de la marca “ha triplicado o cuadriplicado su facturación desde que cambiamos su estructura durante el confinamiento”. Las cifras iniciales eran bajas por lo que sigue existiendo un margen importante de crecimiento.

60 Drop Shot Stores

Durante los últimos meses, la enseña también ha ampliado su presencia en clubes de pádel de España, con la apertura de 8 nuevos Drop Shot Stores. Se trata de un modelo de tienda en el que la marca controla todo el stock y un trabajador del club se encarga de la venta y el asesoramiento.

El número actual de este tipo de establecimientos es de 60 y la previsión es llegar hasta los 70 a final de año, “gracias a la alta demanda que estamos recibiendo”, concluye el director comercial.


No hay comentarios

Añade el tuyo