ESENCI@L

QUERIDO/A PIONERO/A

El escenario post-padelmanía

era post-padelmania en el pádel español

La entrada en concurso de acreedores de Padelmanía debiera propiciar un 'desarme' en el hasta ahora beligerante escenario del pádel español y habrá que ver qué rol piensa desarrollar el nuevo líder de la distribución, la cadena Padelnuestro.

(10-5-2017). La entrada en concurso de acreedores de Padelmanía abre un nuevo escenario que las tiendas y los proveedores del pádel español pueden aprovechar como una gran oportunidad para adaptar la oferta a la demanda real del mercado interior y para reforzar su ofensiva exterior.

Ayer trascendió oficialmente lo que CMDsport apuntó a principios de abril pasado sobre la difícil situación económica que Padelmanía atravesaba. Que ayer trascendiera públicamente su entrada en concurso de acreedores implica que la compañía se encuentra en una situación que suele llevar, a la gran mayoría de empresas, a su posterior liquidación.

Aunque desde esta tribuna le deseo la mejor suerte al máximo responsable de la que fuera cadena líder de tiendas de pádel en España, Cristóbal Bohórquez, comparto la opinión de las fuentes informativas que consulté a principios de abril pasado para realizar aquel artículo en el cual se alertaba de la difícil situación financiera de la enseña. Como dichos informantes yo también pronostico unas expectativas de remontada “poco halagüeñas”.

En ese sentido, creo que, precisamente por la creciente debilidad que Padelmanía ha venido mostrando en los últimos ocho meses (al menos), puede empezar a hablarse de lo que podría definirse como el escenario Post-Padelmanía.

INTENSO PULSO POR LA SUPREMACÍA

Después de cinco años en los que la supremacía de la citada cadena fue menguando a raíz de la progresiva consolidación de otra cadena cuyos máximos responsables asumieron, desde sus inicios, el decidido desafío de convertirse en los nuevos dominadores del mercado, hace unos tres años se llegó al momento clímax de la pugna por ese liderazgo que sostenían Padelmanía y Padelnuestro.

La visceral pugna entra Padelmanía y Padelnuestro acabó por salpicar negativamente a todos los actores del escenario

No voy a entrar a señalar cuál de ambas cadenas fue la que propició más la escalada de belicismo comercial que desde los años 2012-2013 fue imponiéndose progresivamente en el mercado español del pádel. Lo que sí sostengo, sin embargo, es que aquella pugna visceral acabó por salpicar negativamente a todos los actores del escenario español del pádel.

INCESANTE DETERIORO

De este modo, los últimos años han venido agudizando una situación de incesante deterioro de dicho escenario en el cual, tanto Padelmanía como Padelnuestro, tanto las tiendas offline como las tiendas online, tanto las marcas posicionadas como las marcas debutantes y tanto el mercado legal como el mercado paralelo no han cesado de aportar sus particulares y porcentuales acciones de defensa o de contra-ataque en este ‘sálvese-quién-pueda’ en que ha acabado convirtiéndose el escenario del pádel español.

Ya lo he dicho en otras ocasiones: el mercado español del pádel es, dentro del amplio universo de sub-mercados que engloba el mercado deportivo de nuestro país, el que ha alcanzado una situación de mayor estropicio, suciedad y deshonestidad profesional. Es lo que tienen las guerras: empiezan por un detalle-detonante y luego ya no hay quien frene el desaguisado.

Como apuntaba antes, la entrada en concurso de acreedores de Padelmanía, abre un nuevo escenario para el mercado del pádel español. Al menos, uno de los grandes operadores que también avivaba el fuego, a pesar de justificarlo con argumentos de en-defensa-propia y de aportar opciones alternativas de negocio como el asumir el múltiple rol de franquiciador, proveedor, mayorista, aliado de clubes, etc se ha visto obligado, por el momento, a pasar a la trastienda para negociar con abogados y acreedores.

¿QUÉ HARÁ EL NUEVO LÍDER?

Esta situación es distinta de la que ha vivido, cuando menos durante el último año, el mercado español del pádel. Así, aparcado el principal rival competidor, el líder superviviente, Padelnuestro, asume un predominio en el mercado que, para el bien de éste, estaría bien que le sirviera para iniciar la promoción de un cambio de políticas encaminadas a aportar racionalidad, honestidad y juego limpio al escenario del pádel español.

Ahora habrá que ver si Padelnuestro opta por políticas de ‘desarme’ y asume un rol de líder benefactor para el mercado

Un esceneario que, por supuesto, ya no es como el de sus inicios, pues los hábitos de los consumidores han variado ostensiblemente, la incidencia del comercio online es decisiva y el factor precio tiene una supremacía incuestionable. Pero tras las guerras fraticidas de los últimos tiempos, es un escenario, también, en el que se ha entrado en ‘fase de limpieza’ y ello debiera servirle a Padelnuestro para gozar de una situación algo más confortable que le permita proceder al ‘desarme’ y a mostrar un tipo de liderazgo de carácter más benefactor.

Por su parte, las marcas suministradoras, deben tomar buena nota de lo acaecido con el que probablemente durante años fue su principal cliente.

Las marcas debieran dilucidar el grado de responsabilidad propia en esta ‘crónica de una muerte anunciada’ en que ha culminado la trayectoria de Padelmanía

Es fácil ‘rematar al agonizante’ acusándole de “malas inversiones”, aunque sería mejor (y más eficaz) optar por el autoanálisis y por dilucidar el grado de responsabilidad propia en esta ‘crónica de una muerte anunciada’.

REDIMENSIONAR LA OFERTA

Puede ser empresarialmente comprensible que los proveedores deban asumir los objetivos crecientes que les dictan desde la dirección general, pero lo indudable es que la demanda siempre es la que es y querer acrecentarla sin verdaderas innovaciones, no acaba propiciando otra cosa que saturación del mercado y sus consecuentes y archiconocidas derivaciones.

La muerte de un líder no es un hecho que pueda alegrar a nadie

La desaparición de un líder del mercado no es un hecho que pueda alegrar a nadie porque ello constata lo efímeras que son las empresas (tanto las de venta al menor como las suministradoras) y lo a expensas que están del favor de la clientela.

APROVECHAR EL ‘IMPAS’

Pero como la vida es de los vivos, los mercados son de las empresas que resisten y éstas deben aprovechar momentos de impas como el que ahora se le ofrece al mercado del pádel.

En este sentido, aprovechemos para redimensionar la oferta y adecuarla a la verdadera demanda del mercado español y si hace falta vender más (que no lo dudo), aprovechen para continuar ampliando y consolidando sus ventas de pádel en los mercados internacionales, los cuales, paulatinamente, cada vez parecen mostrar indicios de una demanda más creciente.


No hay comentarios

Añade el tuyo