ESENCI@L

“El servicio post-venta ha salvado la continuidad de la tienda”

netpadel

Interior de la tienda Net Padel&Tenis.

(22-12-2014). La tienda especializada Net Padel&Tenis cierra su primer año de andadura que valoran “más positivo de lo que esperábamos”, teniendo en cuenta “la falta de ética que impera en el mercado”, mientras aseguran que “la honestidad vende”.

Para este comercio ubicado en la localidad jiennense de Martos, el 2014 ha sido un “buen año”, en tanto que han podido cumplir su primer aniversario y cerrar un balance en ventas positivo, a pesar, como lamentan sus propietarios, de que “no teníamos unas perspectivas tan altas teniendo en cuenta cómo está el mercado de deportes de raqueta”.

Situación que estos detallistas aseguran que se ha llegado debido a que “no hay límite a la falta de ética cuando se trata de vender, todo vale”, a lo que añaden que “del estado de este mercado somos responsables tanto marcas como tiendas”.

El éxito del buen servicio al cliente
Precisamente, la fuerte competencia existente entre marcas y tiendas, y el hecho de que el mercado cuente con “un número excesivo de operadores buscando su parte del pastel”, es para esta tienda andaluza el principal problema que acusa el mercado español de raqueta. Pero, curiosamente, es también lo que le ha permitido a este Net Padel& Tenis mantenerse a flote en este primer año de vida.

Y es que, como comentan sus propietarios, “existen muchas tiendas, esencialmente online, cuyo fuerte es el precio pero descuidan el servicio y el cliente está escarmentando. Para las tiendas es muy difícil manejar las garantías de los productos ya que las marcas tardan entre dos y tres meses en responder a un asunto por este tema y, en algunas ocasiones, ni siquiera aportan una solución. Ante este panorama, ofrecer una buena atención al cliente y un buen servicio post-venta se ha convertido en un valor al alza”.

“De hecho, creemos que es lo que nos ha permitido mantener nuestras ventas, ya que hemos obtenido buenos resultados en meses tradicionalmente flojos para el mercado, por clientes que se han quedado sin material, la garantía no se ha respetado y buscan un comercio de confianza en el que volverse a abastecer, pero esta vez de verdad con garantías”, explican.

De este modo, esta tienda se muestra muy convencida de que “el mercado está vivo, hay ventas y se puede vender bien dando un buen servicio y, por encima de todo, siendo muy honestos con el cliente”.

Clientes ‘engañados’
Otro asunto es ya la competencia intrínseca del mercado en materia de precios. “Las grandes cadenas de tiendas han hecho de este mercado un outlet. No se respeta el pvp recomendado y los márgenes se han resentido mucho”. Pero no sólo ha perjudicado a las propias tiendas según estos detallistas, sino que también a la visión que los clientes tienen del mercado. “Se sienten que durante años tanto marcas como tiendas les hemos engañado poniendo unos precios que ahora serían imposibles por caros. El cliente es cada vez más conocedor del coste real de los productos y los precios que se mueven por el mercado. Y su pregunta cuando se dirigen a una tienda ya no es cuando sale tal producto sino a qué precio me lo dejas”.

Control de las marcas
Sobre estas guerras de precio, estos detallistas aseguran que “cada vez más marcas ejercen un control para intentar normalizar la situación, pero se centran en Internet”. Esto lleva a que, en su opinión, “en Internet se guarden las apariencias pero en las tiendas físicas y entre monitores, los precios que se manejan son muy inferiores”.

A lo que se suma, como denuncian, “que está creciendo la reventa entre tiendas porque como comercio te sale más económico comprarle a otras tienda que a la marca directamente”.

Una labor de todos
Y ante esta situación, este comercio especializado en deportes de raqueta reflexiona que “igual que la culpa es de todos, la solución también depende de todos los profesionales del mercado”. E invitan a “dejar de lado la doble moral y trabajar en pro de un mercado sano, antes de exportar el modelo a otros países y repetir el mismo fatal desenlace”.


No hay comentarios

Añade el tuyo