ESENCI@L

Entrevista a Jordi Salvador, director comercial de la marca especializada en deportes de raqueta

Enebe: “Los consumidores de pádel no quieren la pala más cara ni la más bonita”

enebe-padel

Enebe ha decidido apostar fuerte por el pádel de gama alta y planea trasladar toda su producción a suelo nacional.

(10-4-2017). El director comercial de Enebe, Jordi Salvador, compara el mercado del pádel con el del automovilismo y afirma que aunque gustan los ‘concept cars’ pocos clientes acaban comprando “lo más caro y bonito”.

El director comercial de Sport Enebe, Jordi Salvador, ha hecho un paralelismo entre el mercado del automovilismo y el del pádel, afirmando que “en el automovilismo todos nos fijamos mucho en los concept cars pero a la hora de la verdad nos decantamos por la solución que mejor se adapta a nuestras necesidades y presupuesto, y lo mismo pasa en las palas de pádel, que no se compran ni las más caras ni las más bonitas”.

Con esta afirmación asegura que en el mercado de las palas de pádel, las innovaciones tecnológicas tienen “mucho peso”, pero en conjunción con “la calidad, un buen diseño y sobre todo un buen precio”.

La experiencia en el mercado del outdoor fue positiva pero hemos decidido centrar esfuerzos en lo que más conocemos

Pádel, principal apuesta

Y esta es la combinación que Enebe busca ofrecer en sus palas de pádel, en un momento de la marca en el que este deporte de raqueta concentra gran parte de sus recursos y esfuerzos. “Estratégicamente, la marca se ha volcado con el pádel”, comenta Jordi Salvador, quien confirma que Enebe ha dejado “en stand by” su incursión en el mercado outdoor, que inició en 2016 con la distribución de varias marcas. “La experiencia en el mercado del outdoor fue positiva pero hemos decidido centrar esfuerzos en lo que más conocemos, los deportes de raqueta”.

Y con la división de ping-pong viento en popa, Enebe ha decidido poner toda la carne en el asador en el pádel.

Producción nacional

Para ello, la marca ha hecho una fuerte apuesta por su propia fábrica en suelo español, en la que actualmente “ya se fabrican todos los modelos de palas de Enebe excepto las palas infantiles”, confirma el director comercial.

El ‘Made in Spain’ “es un plus, gusta y además nos ha permitido mejorar considerablemente la calidad de las palas”, afirma avanzando que el objetivo a corto plazo de la marca es nacionalizar toda la producción de pádel de Enebe”.

El ‘Made in Spain’ es un plus, gusta y además nos ha permitido mejorar considerablemente la calidad de las palas

Tecnología y precio

Además de la fabricación nacional, otro de los puntos con los que Enebe quiere ganar adeptos en el mercado del pádel es con la innovación tecnológica. “Enebe siempre se ha mantenido fiel a su filosofía de innovación en tecnología y para este 2017 hemos incluido en las palas fibras de carbono de mayor calidad además de seguir trabajando en la inclusión de nuevos materiales”, comenta remarcando que “no buscamos ofrecer solo un buen diseño sino que ponemos mucho empeño en la fabricación y en la tecnología”. No en vano, Enebe cuenta con el asesoramiento del jugador retirado Pitu Losada, de quien Jordi Salvador asegura que “es muy exigente y no se conforma”.

Todo ello sumado a una escala de precios “ajustada a la demanda actual”. “Enebe está percibida como una marca de gama alta, tanto que hemos tenido que retirar nuestra gama media porque no tenía salida. Aún así, hemos hecho el esfuerzo de rebajar el precio de nuestras palas de gama alta y acercarlas a los rangos de precio de la gama media y presentamos dos modelos a 220 euros, cuando su precio inicial era de 300 euros”, explica.

Expectativas y previsiones para 2017

Con la nacionalización de parte de su producción en 2016, Enebe cerró el año con un crecimiento en las ventas del 10%, según relata Jordi Salvador, que excusa el resultado con los “problemas de entregas que tuvimos el pasado año”.

Para este 2017, la marca espera mejorar sus datos, impulsada por una colección de palas que “de momento está obteniendo una buena acogida en el mercado”, como valora Salvador.

La marca quiere seguir creciendo en el mercado nacional a tiempo que trabaja en su expansión internacional que “por el momento no supone más del 10% de la facturación en pádel, pero no para de crecer”.

Nos centraremos en las palas y, una vez normalizada la producción nacional, analizaremos si nos abrimos al textil y al calzado

En cuanto a los planes de introducirse en más renglones de producto dentro del pádel, Salvador comenta que “de momento nos centraremos en las palas y, una vez normalizada la producción, analizaremos si nos abrimos al textil y al calzado”.

Otra prioridad es conseguir nacionalizar toda la producción de la marca que “es algo que se está demandando cada vez más y que nos está resultando mejor de lo que pensábamos”, admite.


No hay comentarios

Añade el tuyo