ESENCI@L

Just Ten se lanza al textil, convencida de que al pádel le quedan “al menos dos años de crecimiento”

just-ten-sede

La sede de Just Ten se encuentra afincada en Catalunya.

(21-12-2015). Just Ten ha escogido 2016 para lanzar su primera colección de textil. La marca augura aún años de bonanza en el mercado español del pádel, al que le pide “ética”.

Pasados tres años de su lanzamiento, la marca española Just Ten emprende en 2016 una nueva etapa, “la de consolidación”, según valora uno de sus co-fundadores, Joan Palau.

De origen catalán, Just Ten ha conseguido posicionarse entre las principales marcas de pádel a nivel regional, con especial incidencia en el mercado catalán y andorrano, aunque ya en este 2015 inició su expansión nacional e internacional, estando trabajando las zonas de Madrid, Levante, Baleares e Italia a nivel internacional.

“Se empieza a huir del producto chino”

Joan Palau considera que la aceptación positiva de Just Ten por parte del mercado de pádel viene dada principalmente por “la fabricación nacional, artesanal y de calidad, la flexibilidad a la hora de modificar las colecciones y ser acordes a las tendencias”.

El empresario cree que “el cliente es cada vez más reticente al producto fabricado en Asia o concretamente en China” y, por el contrario, “valora el producto español, aunque presente un precio más elevado”. Circunstancia para la que, remarca, “hacemos esfuerzos para poder ofrecer un pvp ajustado de no más de 260 euros”.

Primera línea de textil

Tras tres años con palas y complementos y accesorios, Just Ten amplía su catálogo este próximo mes de febrero de 2016 con su primera línea de textil. Una línea que contempla diseños tanto para hombre como para mujer y que también contará con el sello de fabricación nacional. Concretamente, la marca se ha asociado con una empresa textil catalana que será quien le fabricará las prendas.

Un mercado próspero

Palau ve el año 2016 que se aproxima como el año “de la consolidación” para la marca, impulsada por un mercado que a su modo de ver “cada día crece más y aún seguirá creciendo, al menos en 2016 y 2017”. Opina que “el pádel quizás está creciendo desmesuradamente a nivel de marcas, clubs y pistas, pero tampoco veo que cierren muchas instalaciones, lo cual es señal de que la práctica sigue aumentando”.

Aunque alerta del crecimiento “descontrolado”, que “siempre tiene riesgo de explotar por algún lado”.

“Traer la ética al mercado”

Sobre el mercado nacional de pádel, Palau también considera que “es necesario instaurar la ética en las relaciones comerciales, ya que es un mercado en el que no abunda”.

“Todo el mundo se atreve a lanzar marcas y es fácil si no se pagan impuestos ni se juega limpio. Por este motivo, las marcas serias debemos al menos internar luchar contra estos piratas”.

Para hacer frente a esta situación, Palau considera que las marcas deben abordar “seriamente” aspectos como la limitación de la fabricación de palas para que no puedan acceder marcas con un bajo volumen de fabricación o con prácticas ilícitas en el mercado, la erradicación de la venta de maletero, la regulación de la venta online y garantizar el margen comercial de las tiendas de pádel.


No hay comentarios

Añade el tuyo