ESENCI@L

La empresa reduce a la mitad su producción de palas

La crisis del coronavirus frena el inicio de año récord de StarVie

starvie

El director general de StarVie, Jorge Gómez de la Vega, confía en que la práctica de pádel se reactive rápidamente una vez levantado el confinamiento.

(24-4-2020). El director general de StarVie, Jorge Gómez de la Vega, asegura que la empresa arrancó los primeros meses del año con récord de ventas, una trayectoria que se cortó en seco a partir de la declaración del Estado de Alarma el pasado 14 de marzo. La compañía ya trabaja en el ‘día cero’ del post-confinamiento.

“Llevábamos un primer trimestre fantástico, arrancamos con la implantación de la nueva colección en diciembre y enero, febrero y la primera mitad de marzo, hasta el día 13, marcaron unas ventas récord”, explica el máximo responsable de StarVie, quien añade que la declaración del Estado de Alarma supuso un frenazo para esta trayectoria. La compañía, con una fuerte implantación internacional, ha ‘salvado’ el mes de abril gracias a los pedidos del norte de Europa, donde las restricciones por la crisis del coronavirus no han sido tan fuertes. En otros mercados, desde Italia a México o Argentina, la demanda está paralizada. De cara al mes de mayo, la enseña está trabajando en un pedido externo para otra marca que podría amortiguar la bajada de las ventas.

Reducción de la producción

Gómez de la Vega indica que la fábrica de Stavie, que cuenta con su propia planta en Azuqueca de Henares (Guadalajara) ha estado en funcionamiento a excepción de las dos semanas en las que su actividad quedó fuera del Real Decreto que estipulaba las actividades esenciales. El ritmo de producción se ha bajado de las 3.000 a las 1.500 palas mensuales y se ha aplicado un ERTE que afecta a 9 de los 26 empleados de la fábrica. El resto de los trabajadores del equipo de producción, así como el personal de las oficinas, continúa activo.

Para afrontar esta crisis, la empresa ha renegociado con sus proveedores y ha querido dar todo el apoyo a sus clientes mediante el retraso de las entregas pendientes. “Tenemos 1.500 palas metidas en cajas pendientes de envío, correspondientes a pedidos que teníamos que servir en marzo y que se ha detenido. De momento en están en stan-by a la espera de que se acabe el confinamiento”, explica.

Jorge Gómez de la Vega precisa que a día de hoy, y si realmente se empieza a restablecer la ‘normalidad’ entre mediados y finales de mayo, el impacto sobre la facturación de StarVie se situará entre un 15 y un 20% de la cifra anual. En 2019, la compañía alcanzó los 3,7 millones de euros.

Repercusión sobre el mercado del pádel

El director general de StarVie confía en que, a partir de mayo, una vez se levanten las medidas de aislamiento, la gente salga a jugar al pádel. “La reactivación de la práctica va a ser muy rápida, pero otra cosa será cómo afectará al consumo, porque me temo que habrá usuarios que quedarán muy tocados económicamente”, matiza.

Gómez de la Vega dice que un parón de dos meses genera una situación “complicada” tanto para las tiendas como para las marcas de pádel, un mercado que está controlado “por seis o siete operadores de la distribución”. “Los offline tienen ingresos cero desde mediados de marzo y algunos online hablan de caídas del 80 o el 90%”, añade.

Campaña de promoción a partir del ‘día cero’

StarVie ya está trabajando en el ‘día cero’ del desconfinamiento y el departamento de Marketing está diseñando una campaña que incidirá en que “volvemos a jugar” y también en el ‘Made in Spain’. Gómez de la Vega confía en que, después de esta crisis de impacto mundial, el consumidor valore más los productos fabricados en España. Por otra parte, incide en que el equipo de jugadores y embajadores de StarVie se mantiene activo en las redes sociales, en contacto con clientes y seguidores de la marca.

Luz verde para la ampliación de la fábrica

El directivo afirma que la ampliación prevista para la fábrica de StarVie sigue adelante. El objetivo es elevar la capacidad productiva actual, que se sitúa en unas 33.000 palas anuales, hasta las 50.000. La inversión rondaría el medio millón de euros y el proyecto se acometería de aquí a un año y medio o dos.


No hay comentarios

Añade el tuyo