ESENCI@L

El operador reclama una federación internacional más activa

Manzasport prevé la construcción de 500 pistas de pádel para 2019

Confía en que el boom internacional del pádel está por venir

manzasport

Pista de pádel construida por Manzasport en Doha (Catar).

(11-2-2018). La empresa valenciana Manzasport prevé la construcción de hasta 500 nuevas pistas de pádel durante este año, la mayoría de la cuáles fuera de España. El operador confía en la expansión internacional de éste deporte, si bien demanda una mayor implicación de la federación internacional.

Manzasport provee un servicio de 360 grados a clubes de pádel: fabrican la estructura metálica y compran a otros proveedores el césped y el cristal que rodea a la pista. Asimismo, ofrecen cursos de formación a entrenadores para que sepan hacer uso de las instalaciones y entiendan las cuestiones técnicas que rodean este deporte de raqueta.

“En 2018, construimos 400 nuevas pistas, un 80% de los cuáles fuera de España. Los países con mayor penetración fueron Suecia, con más de 60 nuevas pistas, Francia e Italia”. Son palabras del CEO de la empresa valenciana, José Antonio Senent, quién también destaca la implantación de un nuevo club de pádel en Estados Unidos, con 8 pistas, o los acuerdos alcanzados en Catar, Senegal, Rusia o Finlandia.

Senent, ex jugador de pádel profesional, explica que la empresa tiene presencia en 26 países y que de cara a 2019, además del incremento global en el número de pistas del 25%, “nos vamos a introducir en Ecuador, Japón y Ucrania”. “Vamos a ampliar nuestra fábrica porque sabemos que la demanda va a crecer bastante, especialmente en Estados Unidos, donde tenemos abierta una delegación”, afirma.

Manzasport tendrá una segunda línea de producción en la fábrica, que permitirá construir “entre 200 y 300 pistas más”. “Conforme estamos ahora, nos toca hacer doble turno la mitad del año para cumplir con la producción fijada”, declara el CEO. La empresa prevé la contratación de seis nuevos trabajadores, que se unirían a los 18 existentes.

De la mano de las marcas

Desde Manzasport, empresa asociada a la CEIPP y Afydad, aseguran que “hasta hace poco las marcas de pádel sólo miraban para sí mismas pero ahora se han dado cuenta de que necesitan a los constructores de pistas para introducirse en mercados internacionales”. El CEO cita a Bullpadel, Head y Babolat como las enseñas que más practican esta política de colaboración, aunque puntualiza que “tenemos trato con todas las marcas”.

En algunos países, la empresa valenciana cuenta con distribuidores locales que buscan clientes y planifican el desarrollo del deporte con las federaciones o las marcas. En otros, según manifiesta Senent, se producen contactos con ex jugadores profesionales. “Además, tenemos una actividad potente en redes sociales y contamos con Paquito Navarro como embajador. Hace poco fuimos a Nueva Orleans a darnos a conocer”, prosigue.

La federación internacional

El CEO de Manzasport está convencido de que el boom internacional del pádel aún está por venir, sin embargo, considera que “se necesita una federación internacional más seria y potente”. Senent reclama a dicho organismo que establezca un sistema de homologaciones a nivel internacional, “con unos sellos de calidad”, y que facilite a las empresas de construcción de pistas un dossier con información sobre el pádel.

Suecia y Estados Unidos

Para Senent, los dos grandes mercados de presente y futuro son Suecia y Estados Unidos. Aunque en Europa, según percibe, Italia sigue siendo el mercado más fuerte, “en breve la zona de Escandinavia tendrá más peso, con la ventaja de que allí no se produce una guerra de precios tan agudizada como en el país transalpino”. El caso de Suecia sirve como modelo exportable a otras zonas del norte del viejo continente.

Por lo que respecta a Estados Unidos, la previsión de Manzasport es que haya 60 pistas cuando acabe 2019, el triple de las actuales. El boom vendría en los siguientes dos años cuando “es probable que se superen el millar de pistas”. “Ten en cuenta que en Estados Unidos existe un mercado de 40 millones de jugadores de tenis, sólo que una parte de éstos practiquen pádel habrá demanda”, sostiene.

La empresa tiene definido un proyecto para introducir el pádel en las universidades estadounidenses y reclama que la federación de ese país “deje de responder a unos intereses particulares” y apoye el desarrollo global del deporte.


No hay comentarios

Añade el tuyo