ESENCI@L

Invertirá 2 millones de euros en una nueva fábrica y en dos filiales

Manzasport traza un ambicioso plan para conquistar Estados Unidos y Oriente Medio

La empresa prevé doblar el número de pistas de pádel entregadas este año

Pistas-de-padel-Manzasport-en-FranciaJPG

Imagen de una pista de pádel construida por Manzasport en Francia.

(28-6-2012). Manzasport, empresa valenciana dedicada a la construcción de pistas de pádel y presente ya en más de 50 países, ha trazado un ambicioso plan para disparar sus ventas en Estados Unidos y en la zona de Oriente Medio. La compañía ejecutará proyectos de inversión por valor de 2 millones de euros con recursos propios.

El primer paso del plan verá la luz en breve, con la creación de la primera filial en el extranjero de Manzasport, que estará radicada en Emiratos Árabes Unidos y contará con una veintena de trabajadores. Según explica el CEO de la empresa, José Antonio Senent, “hemos llegado a un acuerdo con un distribuidor de allí y tenemos el visto bueno del emir”.

El país árabe contará también con la posibilidad de construir y montar las pistas de pádel, lo que según el CEO, debería de servir para incrementar el número de operaciones en toda la zona de Oriente Medio. “Emiratos Árabes Unidos es un país pequeño pero a su área de influencia se sitúan otros con un mayor volumen de población, como Arabia Saudí o Egipto”, señala Senent.

A la conquista de Estados Unidos

Sin embargo, el paso más ambicioso de Manzasport será su desembarco en el mercado estadounidense, “que está a punto de firmarse a través de una gran empresa de construcción de instalaciones deportivas”, adelanta el CEO. En Estados Unidos también se creará una filial propia y, además, “estamos en negociaciones para construir una nueva fábrica, que se situará en Panamá y México, y que abastecerá a todo el continente americano”.

Con el plan trazado, la compañía valenciana diversificará la producción de pistas de pádel, que ahora se concentra en exclusiva en España. Eso sí, en nuestro país la empresa ha pasado de una a tres fábricas en el último año y ya baraja la posibilidad de comprar otra nave de 8.000 metros cuadrados para ampliar la producción.

Gestión ‘estresante’ del día a día

Preguntado por si Manzasport cuenta con un plan de expansión a largo plazo, dadas las numerosas oportunidades que se han abierto con el boom del pádel, Senent ha reconocido “que el día a día nos consume por la gran cantidad de demandas que tenemos y las dificultades para gestionar un mayor número de proveedores”. Como ejemplo, el CEO cita que han pasado de 2 a 7 proveedores de cristal.

A todo ello se unen la escasez de materias primas y el notable aumento del precio del hierro. El resultado es que la compañía ha pasado de entregar una pista “en un tiempo medio de 3 o 4 semanas a hacerlo en 7 u 8 semanas”. “Piensa que por momentos tenemos un cuello de botella enorme, en marzo, por ejemplo, vendimos 100 pistas en una sola semana”, recalca el ejecutivo.

El mercado español gana peso

Si bien gran parte de la demanda de construcción de pistas de pádel proviene del extranjero, desde Manzasport han notado un repunte de las compras por parte de clubes de pádel españoles durante el último año. “Si antes de la pandemia, el mercado español tenía una cuota del 20% en nuestras operaciones, ahora se sitúa en el 30%”.

Sin embargo, a nivel cuantitativo, los países que más peticiones de nuevas pistas han realizado este año son Italia, “con casi 300” y Suecia, “con unas 200”. El tercer mercado por volumen para Manzasport es Holanda.

Hacia los 5 millones de euros

Senent ha preferido no desvelar el número de pistas que construirán de cara a este ejercicio, pero sí ha afirmado que “en el primer semestre ya hemos superado el número del año pasado, por lo que prevemos doblar el número de unidades entregadas”. La empresa estima cerrar el año con una facturación de 5 millones de euros.


No hay comentarios

Añade el tuyo