ESENCI@L

Afirman que la empresa habría presentado concurso de acreedores

Padelmanía en situación de alerta roja

padelmania en alerta roja

Varios proveedores consultados por CMDsport han coincidido al señalar que "si el que fuera principal distribuidor de pádel del mercado español como ha sido Padelmania, atraviesa la situación que atraviesa hoy, ello constituye una señal que avisa de la situación real que vive este mercado".

(6-4-2017). La cadena que fuera líder del mercado español de pádel, Padelmanía, se encuentra en situación económica de alerta roja. Varias empresas han confirmado a CMDsport que la sociedad habría presentado concurso de acreedores, aunque ello no ha podido ser constatado.

A pesar de las numerosas tentativas realizadas por CMDsport, ha sido imposible contactar con el propietario de Padelmanía, Cristóbal Bohórquez para conocer la situación real en que se encuentra la enseña y cuál es la intensidad de la alerta roja en la que se encuentra sumida.

Varias compañías proveedoras de la cadena, sin embargo, han afirmado que el propio empresario les habría informado ya hace más de una semana que la empresa había entrado en proceso de concurso de acreedores. Estas fuentes han precisado, no obstante, estar pendientes de que la información aparezca en las publicaciones oficiales correspondientes, “pues todavía no la hemos visto”.

CONVERSACIONES CON INVERSORES

Los informantes sostienen que los problemas económicos de Padelmanía ya se iniciaron hace más de un año y que, ya por aquel entonces, Bohórquez inició negociaciones con posibles inversores para recapitalizar la sociedad.

Una de las fuentes ha señalado que el empresario ha hablado “con los responsables de una importante plataforma de venta online de productos deportivos, así como con determinados suministradores por si pudieran estar interesados en invertir para el reflote de la compañía”.

Otro de los informantes ha indicado al respecto que, “sin embargo, algunas de esas empresas interesadas en la operación han ofrecido condiciones poco favorables para Bohórquez, quien se sigue aferrando a mantener el nombre de la cadena, así como unas condiciones mínimas”.

FACTURACIÓN AL ALZA PERO CON PÉRDIDAS DESDE 2014

Desde 2011 hasta 2015, la facturación de Padelmanía siguió una curva alcista, de modo que de los 5,37 millones de euros facturados en 2011, pasó a facturar 8,19 millones en 2015.

Sin embargo, después de que en 2011 obtuviera unos beneficios, tras impuestos, de 346.814 euros, a partir de entonces, sus beneficios fueron descendiendo , hasta que en 2014 registró una pérdidas de 62.459 euros, tras impuestos y, en 2015, de 343.618 euros, también tras impuestos.

Todos estos datos han sido extraídos del Registro Mercantil pero, por el momento, no figuran todavía los datos correspondientes al pasado ejercicio 2016.

Uno de los proveedores consultados ha señalado que “hay que otorgar mucho mérito a lo que ha conseguido Padelmanía”, si bien ha precisado que “ha llegado a la situación en la que se encuentra actualmente por haberse expandido en exceso con unos costes demasiado elevados”.

DESCENSO DE TIENDAS

Padelamanía concluyó el año 2015 con un total de 35 puntos de venta. Precisamente a finales de dicho ejercicio, Cristobal Bohóquez decididó desarrollar una división de córners en algunos de sus establecimientos focalizados en el running (bajo la denominación de Top-Running) para aprovechar el tirón de la demanda de productos para ese deporte y al objeto, asimismo, de compensar la involución que sufría en las ventas de pádel a raíz de la compleja situación del mercado español de esta disciplina.

Posteriormente, en junio del año pasado, la cadena alcanzó las 42 tiendas que, al final del ejercicio, se redujeron a 39 establecimientos.

A finales del pasado mes de marzo, según figuraba en su web, aunque en ella estaban relacionados hasta 38 comercios, sólo 18 de ellos mostraban opción de acceso digital a ellos.

2,3 MILLONES DE EUROS DE DEUDA

La mayoría de fuentes consultadas han asegurado que las deudas de Padelmanía se situarían en torno a los 2,3 millones de euros. Entre los más afectados destaca un proveedor al cual Padelmanía le adeudaría unos 900.000 euros, mientras que a otros dos se les adeudan, respectivamente, 200.000 euros.

Sólo unas pocas empresas continúan suministrando producto actualmente a Padelmania porque, como ha afirmado una de las fuentes que lo hace, “a lo largo de su trayectoria, Cristóbal ha empleado estrategias que pueden haber sido agresivas, como lo hacen todos los grandes, pero siempre ha sido intentado dañar lo menos posible al mercado y si siempre lo hemos apoyado, no vamos a dejar de hacerlo ahora que atraviesa momentos difíciles”.

De todos modos, otras han optado por servirle “sólo mediante pago previo”.

A día de hoy, la web de Padelmanía registra un surtido notablemente más limitado que el de antaño. Así, en estos momentos, éste estaría compuesto por 107 modelos de pala, 28 de calzado, 17 de bolsería, 9 packs y diversa oferta textil. Su sección outlet la componen 92 productos.

EXPECTATIVAS “POCO HALAGÜEÑAS”

Las expectativas de continuidad de Padelmanía no resultarían “excesivamente halagüeñas”, según han considerado la gran mayoría de suministradores consultados por CMDsport.

Del momento que vive hoy la cadena que lideró durante años el mercado español del pádel, uno de los informantes ha reconocido que “esta es una situación no deseada por ninguna de las partes implicadas pero hay que aprender de ella”.

La misma fuente ha concluido que “la vivencia de Padelmania constituye una señal que avisa de la situación real del pádel; un mercado en el que, durante años, todas las marcas han ido publicando crecimientos de dos y tres dígitos y, sin embargo, uno de los distribuidores más importantes del mercado ha caído. Ello constituye un evidente síntoma de que algo ocurre con el pádel en España”.


No hay comentarios

Añade el tuyo