ESENCI@L

Raqueta Rota: “La reparación no ha sido la panacea de la crisis”

raqueta-rota-reparacion

Raqueta de tenis reparada en Raqueta Rota.

(21-12-2015). Cuando la tienda Raqueta Rota abrió allá por el año 2011 poco se imaginaba que la reparación de raquetas y palas de pádel iba a convertirse en su principal actividad, en vez de la venta.

Al contrario de lo que podría pensarse, la crisis económica no trajo al comercio afincado en Getafe Raqueta Rota el impulso para consolidar su negocio, como asegura uno de los copropietarios Isaac Diest, que lamenta que “antes de la crisis se reparaba más. Con las guerras de precio que se han sucedido para poder incentivar el consumo, el cliente ha visto que le era más rentable renovar la raqueta o la pala que reparar la usada”.

Sin embargo, no se arrepienten de haber centrado sus esfuerzos en el taller en vez de la venta de artículos para los deportes de raqueta ya que “en la venta hay demasiada competencia y demasiado intrusismo. Si nos hubiéramos dedicado a la venta, ya hace años que hubiéramos cerrado”.

“La reparación no es bien vista”

Centrado en este último periodo más en la reparación y venta de palas de pádel, por su mayor demanda, Isaac Diest asegura que “la reparación, y nuestra fórmula secreta de reparado, nos ha permitido diferenciarnos, y conocemos pocos negocios que hagan lo mismo que nosotros, salvo algunos intrusos en Internet que operan de forma ilegal”.

Precisamente, el medio online es el que le ha permitido hacerse conocer y ganar clientela. “Internet o te lanza o te hunde y a nosotros de momento nos está permitiendo darnos a conocer”, dice Diest.

Las principales peticiones que llegan a su tienda son la reparación de cuerdas, marcos y palas. Aunque Diest asegura que “la gente en general no tiene tan bien visto reparar como se podría pensar. Quien se decanta por la reparación son clientes que juegan con raquetas que ya no se fabrican y las quieren mantener o jugadores de pádel que han adquirido una pala cara y quieren alargar su vida útil lo máximo posible”.

Descenso del consumo

Isaac Diest ve el mercado español de deportes de raqueta con escepticismo y asegura que en este 2015 “el consumo no se ha recuperado, las tiendas están peor que hace un año y las marcas se preocupan por vender lo máximo y no por ayudar a sus comercios clientes”. Cree que, concretamente en el pádel, “es casi imposible vender de forma legal” y culpa de la situación a las marcas que “no han respetado ni hecho respetar la cadena de venta”.

De cara a 2016, el comercio seguirá centrado en la reparación, no descartando abrirse en un futuro a la reparación de otro material deportivo no vinculado con los deportes de raqueta.


No hay comentarios

Añade el tuyo