ESENCI@L

La marca alerta de la devaluación del mercado del pádel

Rossignol: “Ninguna tienda ha perdido dinero vendiendo nuestras palas”

Tiene previsto acabar el año con 100 puntos de venta

joel gómez

Joel Gómez califica de "difícil" la introducción de Rossignol en el mercado del pádel.

(18-9-2018). El director comercial de Rossignol Padel, Joel Gómez, califica de “difícil” la reciente introducción de la marca en el mercado, a causa de la devaluación existente en el precio. Sin embargo, remarca la voluntad de la enseña “de continuar apostando por productos de calidad y una política de precios estable”.

“Ninguna tienda ha perdido dinero vendiendo nuestras palas”. Así de contundente se muestra el responsable de pádel de Rossignol, marca especialista en la fabricación de esquís en Artés (Barcelona). Joel Gómez defiende una estrategia que pasa por “producir bajo demanda, controlar muy bien el stock y establecer unos acuerdos con las tiendas para evitar que el producto se venda a precios muy rebajados”.

El director comercial dice haber “aprendido mucho” durante el primer año de presencia en el mercado del pádel y asegura “no entender” la política de aquellas marcas que basan su estrategia de crecimiento “en un mayor volumen de ventas, aunque los precios sean muy reducidos”. Esta política, advierte el ejecutivo, “acaba afectando negativamente a todo el mercado”.

Desde Rossignol son conscientes que, a día de hoy, no pueden optar una gran cuota de mercado en el pádel, pero “sí queremos situarnos en un espacio de excelencia en la venta de palas a partir de los 170 euros, teniendo en cuenta nuestra experiencia en la fabricación de esquís”.

Gómez manifiesta que fabricar una pala de pádel “es muy fácil”, si bien hacerlo bajo los criterios de calidad y eficiencia no lo es tanto. Sin embargo, el director comercial reconoce “que todavía no existe un estándar claro a la hora de valorar la excelencia de las palas, es algo muy subjetivo”. Una situación que puede perjudicar a la implantación de la marca.

100 puntos de venta

Rossignol Padel cuenta actualmente con unos 40 puntos de venta en las zonas de Catalunya, Madrid y el norte de España y se fija como objetivo hasta final de año llegar hasta el centenar, ya sea incrementando su presencia en estas áreas e introduciéndose por primera vez en Levante y Andalucía. La marca apuesta tanto por tiendas especializadas en raqueta como por Pro Shops de clubs y tiendas multideporte.

Preguntado por la reacción de los detallistas a su política de distribución y precios, Joel Gómez ha declarado que “en general ha sido muy positiva”, si bien puntualiza que “en algunas zonas nos hemos encontrado con dificultades para entrar”. En dichas áreas suelen existir marcas locales “muy implantadas” que mantienen una relación estrecha con los detallistas, “a pesar de ofrecer unas condiciones comerciales menos ventajosas que las nuestras”.

Ligero retoque a la colección

Desde su introducción en el mercado del pádel, Rossignol ha vendido en España “unas 700 unidades”, una cifra que es reducida con los volúmenes de otras enseñas “pero que nos ha servido como test”. De hecho, de cara a 2019, la marca planea duplicar estas cifras “con un ligero retoque de la colección actual, entendiendo que el material duro necesita de una implantación mínima de dos años”.

Por otra parte, Gómez certifica que el grupo empresarial “va a seguir invirtiendo en el pádel, tanto desde un punto de vista de perfeccionamiento de los procesos de producción como de creación de una red comercial para la distribución”. Desde Rossignol entienden que la rentabilidad del proyecto se conseguirá a medio y largo plazo.


No hay comentarios

Añade el tuyo