ESENCI@L

La marca lanzará a finales de año sus primeras palas de pádel, fabricadas en su fábrica española.

Rossignol traslada su innovación tecnológica al pádel

rossignol-pala-padel

Prototipo de pala Rossignol que la marca está actualmente testando para su introducción en el mercado en 2017.

(14-11-2016). La multinacional especializada en esquís Rossignol lanzará a principios de 2017 su primera colección de palas de pádel, fabricadas en la factoría de su propiedad ubicada en el municipio de Artés, en Barcelona. Su objetivo, dotar al pádel de “una propuesta tecnológica superior”.

Según han confirmado desde la distribuidora de Rossignol en España, Megasport, el proyecto de introducción de la marca en el pádel “se ha estado gestando durante el último año y medio con el objetivo de proponer al mercado un producto de alta calidad, tecnológicamente avanzado e innovador”.

Megasport será precisamente la responsable para el mercado español de la comercialización de esta nueva línea de negocio de Rossignol, y que por el momento se centrará en la fabricación “de palas de pádel de altísima calidad y resistencian tal como presagian los intensivos ‘Test’ de producto”, comentan desde la distribuidora.

Capacidad de fabricación

El director de la distribuidora, David Vinyeta, considera que Rossignol puede aportar al mercado de pádel “un producto muy innovador y con una durabilidad por encima del mercado gracias a la trayectoria y tecnología que la fábrica ya dispone en la sofisticada y difícil fabricación de esquís”. Una industria que considera que comparte sinergias en materiales y procesos en la fabricación con el pádel y de la que se podrá beneficiar este mercado.

“Somos conscientes de que en el mercado de pádel existe una saturación de marcas pero hay una falta enorme de producto de alta calidad y con garantía en durabilidad. A nivel de fabricación, no creemos que exista una fábrica de pádel que tenga la capacidad tecnológica con la que cuenta Rossignol en su fábrica de Artés”, comenta Vinyeta, quien remarca que “la apuesta de Rossignol por el pádel surge desde la industria y será apoyada por una buena campaña de marketing. Vemos una gran oportunidad desde el punto de vista de la fabricación e innovación”.

El propósito de la marca es aportar al mercado “una capacidad para desarrollar producto muy avanzado, con parámetros constantes en la producción”.

La primera colección de palas de pádel Rossignol se presentará a principios de 2017.


No hay comentarios

Añade el tuyo