ESENCI@L

La firma francesa inicia su primer año en el pádel

Rossignol: “Vamos a cambiar la manera de entender la pala de pádel”

"Estamos para competir con las grandes marcas"

rossignol

Joel Gómez es el encargado de introducir a Rossignol en el pádel, y por el momento "la acogida ha sido muy buena".

(23-2-2018). Rossignol se presenta en el pádel como una revolución en la industria de la pala por su experiencia con los materiales de fabricación. La marca francesa quiere evitar la guerra de precios en el canal online y augura una reorganización del mercado.

Hace poco más de seis meses que Rossignol se presentó oficialmente como nuevo actor de la industria del pádel. La marca francesa presentó su primera colección de palas en julio de 2017, pero no fue hasta el mes de diciembre que colocó su flamante producto en las tiendas. “Llegamos tarde a la campaña de Navidad, así que la próxima primavera será nuestra prueba de fuego”, explica Joel Gómez, responsable comercial de Rossignol Padel.

La firma tradicional del esquí ha iniciado su implantación en el pádel con una producción mensual de 500 palas en su fábrica de Artés (Barcelona). “El proyecto nace de la industria, donde tenemos un gran conocimiento de materiales como el carbono o las fibras de vidrio. Nuestro producto se basa en la tecnología, no en la vertiente comercial”, argumenta Gómez.

REVOLUCIÓN EN EL PÁDEL

Rossignol asegura que su introducción en el pádel supone “romper con los baremos con los que se analizan las palas”. Si la mayoría de palas se clasifican por peso, dureza y balance, la marca francesa se centra en la inercia del golpeo (medida en kg/cm2) para determinar su potencia. “Nosotros vamos a cambiar la manera de entender la pala de pádel. Hay que comprender que si a una pala le pones más peso, es otra pala diferente. En cambio, nuestro producto está muy bien equilibrado”, sentencia el responsable de pádel de la compañía gala.

Además, Gómez considera que las palas Rossignol, categorizadas de gama media-alta, “están para competir con las grandes marcas de este deporte”, pero la firma francesa prefiere ajustar márgenes y marcar “un precio de entrada más bajo para ganarnos la confianza del consumidor”.

BUENA RECEPCIÓN DEL MERCADO

En este periodo de implantación inicial, Rossignol considera que su entrada en el mercado “ha provocado mucho interés” y ha tenido una “muy buena recepción”, en palabras de su director comercial. “Nuestra adaptación al mercado va a ser progresiva. Tenemos buena materia prima y el reconocimiento de más de cien años en el mundo del esquí”. Gómez prefiere esperar a analizar la aceptación que tienen sus palas en la próxima campaña de primavera antes de aventurarse a fijar objetivos de facturación.

Para la próxima primavera, Rossignol mantendrá la misma colección que lanzó en 2017, aunque no descarta presentar alguna pala nueva. En cuanto a los accesorios, Gómez explica que los paleteros “han funcionado muy bien”, y los overgrips “han recibido buenas críticas”. La marca francesa no ha diseñado una colección textil de pádel, pero no descarta hacerlo más adelante porque cuenta “con una amplia colección en otros deportes y sería muy sencillo”.

APUESTA POR EL CANAL MULTIDEPORTE

En diciembre del pasado año, Rossignol desembarcó en el negocio del pádel y colocó su primera colección en el mercado. La firma francesa quiere apostar por los grandes operadores multideporte para implantarse en el mercado nacional. “A ellos sumaremos puntos pequeños de nivel avanzado, como tiendas proshop en clubes con prestigio”.

La estrategia de Gómez pasa por evitar la guerra de precios en el canal online y prefiere centrarse en las tiendas físicas que tienen sitio web. “Una gran parte del mercado online es devaluador de producto. Si existe un respeto de los precios del mercado, lo consideraremos”, justifica el responsable de ventas.

ENTRADA EN EL WORLD PADEL TOUR

Rossignol inició el 2018 adentrándose en el circuito profesional con el fichaje del argentino Javier Escalante. El responsable comercial explica que esta incorporación vino motivada por la colaboración de la marca con Pablo Aymà, actual entrenador de la pareja Escalante-Muñoz y que participó en el desarrollo de la primera colección de palas.

Gómez quiere mantener la vinculación de la marca con el pádel profesional, pero descarta convertirse en patrocinador oficial del World Padel Tour y será muy cuidadoso a la hora de incorporar nuevos jugadores. “Las cantidades que algunas marcas pagan a los jugadores son muy elevadas. No podemos permitirnos el lujo de pagar tanto”, explica el responsable comercial.

LA ‘FACILIDAD’ DE CREAR UNA MARCA EN ESPAÑA

Gómez considera que hay una saturación de marcas en el mercado español porque “es demasiado fácil producir una pala cualquiera”. “Con 20.000€ creas una marca con materiales importados de China”, afirma, y asegura que “si esto sigue así, el mercado no cambiará y seguirá la guerra de precios”. El responsable comercial de Rossignol augura “una reorganización del mercado en breve”.

LOS PAÍSES “VÍRGENES DEL PÁDEL”

Rossignol reconoce que tiene una ventaja competitiva en los países que se inician en la práctica del pádel por el prestigio construido en el esquí y apostará por introducirse en ellos. “Los países ‘vírgenes’ son una oportunidad de empezar desde cero y construir un negocio sano y limpio”, afirma Gómez, en clara referencia al mercado español.

El responsable comercial de Rossignol Padel agradece la ausencia de ventas paralelas y “prostitución de precios” en otros países y señala: “Es algo habitual en la venta de material duro. Nosotros ya tenemos la lección aprendida del esquí y estamos preparados para contrarrestarla”.


No hay comentarios

Añade el tuyo