ESENCI@L

Royal Padel persigue con éxito la venta paralela en el pádel

royal-padel-logo-2003-2

Antiguo logo del año 2003 de Royal Padel que ejemplifica bien la cruzada contra el mercado pirata que ha iniciado la marca este 2016.

(21-12-2016). La veterana marca Royal Padel ha iniciado este 2016 una caza a la venta paralela y fraudulenta que asegura estar permitiéndole “proteger al comercio serio y a los clientes de pádel”.

Para conseguirlo, Royal Padel ha codificado todas sus palas de la colección 2017 de manera que, en palabras del gerente de la marca Rafael Tarradas, “si aparece una de nuestras palas en portales de venta de segunda mano y canales no autorizados, la compraremos, veremos gracias al chip integrado a quién se la vendimos y pediremos explicaciones”.

Segunda oportunidad

Royal Padel ha puesto en marcha esta medida durante este 2016 y Tarradas asegura haber encontrado ya varios casos de clientes que han intentado vender las palas de la marca por métodos no autorizados. Aunque todavía no se ha dado ningún caso de retirada de la cuenta: “Son clientes con los que trabajamos desde hace muchos años y, en un principio, nos creemos las explicaciones que nos dan”. Aunque, remarca, “les damos la oportunidad de rectificar pero si volvemos a pillarles, se suspende el suministro”.

La mayoría de ventas paralelas que hemos encontrado proceden de tiendas clientes

“Hay que actuar”

Rafael Tarradas considera que medidas como esta son “necesarias” en el mercado actual de pádel y es consciente de que la situación que vive este mercado “costará mucho de revertir”. Aún así, opina que “hay que hacerlo”. “No hay ninguna necesidad de recurrir a descuentos tan exagerados cuando existe demanda y se pueden vender bien”, considera.

Mientras la situación no cambia, Royal Padel ha optado por esta estrategia con la que Tarradas asegura que principalmente busca “hacer una selección de clientes serios con los que trabajar y protegerlos. Queremos que nuestras tiendas cliente se sientan amparadas por Royal Padel”.

“El mercado del pádel esté sufriendo un cierto descontrol, tanto en ofertas por distintos canales de venta más que dudosas, como por la gran diversidad de nuevas marcas. Estamos de acuerdo en un mercado de libre competencia, siempre y cuando se respeten las reglas y los distintos productos hayan pasado por el canal de distribución correcto. Sin embargo, la gran mayoría de las marcas con cierto historial nos estamos encontrando con ofertas imposibles de productos propios que ponen en riesgo la estabilidad del mercado, produciendo desconfianza y dudas al cliente final”, explica Tarradas.

Estamos de acuerdo en un mercado de libre competencia, pero en el que se respeten las reglas

Esta política, “nos permitirá conocer de inmediato la procedencia de cualquier unidad que se oferte fraudulentamente. Nos referimos a esas palas que se venden a través de Internet por no profesionales, sin ningún tipo de documento (ticket o factura) y asegurando que tienen garantía. Cosa que no es cierta, ya que la garantía la cubre la misma factura. Con esta acción, pretendemos dar confianza tanto a nuestros clientes como al consumidor final, garantizando una calidad y garantía de marca”, añade.

2016 positivo

Este 2016, Royal Padel ha cumplido 26 años en el mercado. Un mercado del pádel que Tarradas considera que “se está ordenando poco a poco y ya no existe tanto descontrol. El consumidor está acumulando varias experiencias negativas de compra que redundan en positivo en las marcas y tiendas serias”. Lo cual, considera, hará que “2017 sea un poco mejor para la totalidad del mercado”.

En lo que se refiere a Royal Padel en concreto, Tarradas confirma que “cerraremos el año con un crecimiento del 12%, tras un segundo y un tercer trimestre regulares y una recuperación en el cuarto trimestre”.

Una de las principales novedades de la marca este año ha sido el diseño de una nueva distribución de los agujeros en la cara de la pala, que “amplía la resistencia y durabilidad de las palas hasta un año”, destaca Tarradas quien afirma que la nueva colección “está teniendo una buena acogida en el mercado”.

Tenemos una producción pequeña, de 20.000 palas al año, que nos permite ofrecer un servicio de calidad

Internacionalización

Este año la empresa también ha ampliado las instalaciones de las fábricas que posee en España y en Rosario (Argentina). Aunque Tarradas matiza que el objetivo de estas mejores no es ampliar la producción: “Tenemos una producción pequeña, de 20.000 palas al año, pero que nos permite ofrecer un servicio de calidad”.

Además del mercado español y argentino, Royal Padel ha comenzado a comercializar sus palas en Dinamarca, Bélgica, Grecia, Francia e Italia, y su objetivo es seguir abriendo mercado, puesto que Tarradas considera que “ya se puede hablar con propiedad de la internacionalización del pádel, ya ha arrancado”.


No hay comentarios

Añade el tuyo