ESENCI@L

La nueva fábrica en Arganda del Rey, equipada para innovar

Sane cree que las irregularidades del mercado no son fruto de la saturación de marcas

Ricardo Ráccaro Padel Sane

El gerente de Padel Sane, Ricardo Ráccaro, asegura que fabrican palas de gamas superiores "con un importante valor agregado: fiabilidad, variedad e innovación tecnológica".

(22-6-2016). La marca de pádel líder en Argentina, que acaba de abrir una fábrica en España y la ofrece a las marcas que quieran fabricar palas de gama media y alta, fiables e innovadoras, cree que las irregularidades del mercado nacen en la fabricación en Oriente.

“La gran cantidad de marcas que hay parece excesiva pero influye muy poco en las irregularidades del mercado del pádel”, asegura el gerente de Padel Sane y ex jugador argentino, Ricardo Ráccaro, “puede haber 250 marcas, pero puedo asegurar que el 90% lo venden entre unas pocas”.

Algunas palas que costaban 180 euros en marzo, en septiembre valen 60.

Según Ráccaro, las irregularidades nacen en la fabricación en Oriente, donde te bajan los costes de producción en función del volumen: “las grandes marcas, las multinacionales donde el pádel es una cosa más, compran un volumen muy grande para tener costes muy bajos; luego pasan seis meses, han vendido el 20% y empiezan las rebajas excesivas, sobre todo en algunos grandes operadores de Internet a los que les permite hacer unos descuentos terribles”. El ejecutivo lo ejemplifica explicando que “algunas palas que costaban 180 euros en marzo, en septiembre valen 60”.

En otras palabras, desde Padel Sane aseguran que lo que más alimenta a la venta por Internet, a los que venden mal y los que hacen trampas -hecho que aprovecha el consumidor- nace en esa compra inicial, “que es peor que las 250 marcas que hay en el mercado”.

También hay buenas prácticas y cada vez más, las marcas tienden a fabricar en España.

Eso no significa que haya unos únicos culpables y que sean las grandes marcas multinacionales, sino que todo es “lícito y comprensible”, aunque si se le pregunta por las causas de por qué se venden algunas palas tan baratas, “el motivo principal puede ser ese”. Pero el ejecutivo también habla de las buenas prácticas y de que “cada vez más, las marcas tienden a fabricar en España.

España vs Argentina

A pesar de esta situación, Ricardo Ráccaro cree que en España el pádel está fuerte y no corre el riesgo de sufrir una caída como la que vivió Argentina, donde en el 91 llegó a haber cuatro millones de jugadores: “allí el crecimiento fue muy brusco y no llegó a organizarse bien, en sitios con un millón y pico de habitantes había 200 pistas de pádel… y ahora hay 40”.

Lo que se hace mal en España juega en contra pero no matará al deporte porque hay una buena organización.

En cambio, en España tuvo su momento de lanzamiento en el 96 con el Mundial del Club de Campo y desde entonces el crecimiento ha sido constante. Para el gerente de Padel Sane, esa organización es la clave y permite que “lo que se haga mal juegue en contra pero no mate al deporte”.

Confianza en la evolución del deporte

El reconocido fabricante e innovador argentino se muestra convencido de que la profesionalización del pádel, a la que ayudará el actual circuito del World Pádel Tour, beneficiará a enseñas como la suya, orientadas al jugador que ya compite y que obviamente usa palas de gamas superiores.

Ráccaro confía en que llegue un momento en que el jugador que está dispuesto a pagar 200 euros no lo haga solamente por la estética. Vaticina que ocurrirá “cuando el jugador quiera ganar y no sólo divertirse, cuando empiece a valorar que su pala mantenga las propiedades, no le canse el brazo y golpee acorde a su estilo de juego”.

En España, el 60%-70% del coste de una pala es mano de obra, pero es donde se está logrando mayor evolución general del producto.

Será entonces cuando ese 80% del mercado cubierto por fábricas de Oriente pueda variar en su porcentaje. En España, según cuenta el ejecutivo, “el 60%-70% del coste de una pala es mano de obra, pero es donde se está logrando mayor evolución general del producto”.

Y es que “los materiales con los que se hacen las palas son los mismos en todas partes”, explica Ráccaro, “pero la diferencia está en el sistema de construcción. Existen muchas fábricas que aunque utilizan los materiales correctos, por falta de experiencia y por no conocer a fondo las particularidades de este deporte, no logran un buen producto”.

Fabricación “de calidad e innovadora”

A lo largo de más de 25 años S.A.N.E. (Sistema Antivibratorio de Núcleo Elástico) ha fabricado desde Argentina, para sí misma y para casi todas las grandes marcas, con el sistema que inventó y patentó en 1989 y que hoy en día se utiliza en el 100% de las palas de padel a nivel mundial.

No solo todas las marcas fabrican con el sistema inventado por nosotros sino que además hemos seguido innovando y patentando tecnologías que también se han popularizado: núcleos híbridos, termoformado vinílico, biplacas, estructura de policarbonato, etc.

Desde la enseña basan en su largo recorrido y experiencia su actual modelo de producción, pensado para las palas de gamas superiores y basado en la innovación: “no solo todas las marcas fabrican con el sistema inventado por nosotros sino que además hemos seguido innovando y patentando tecnologías que también se han popularizado: núcleos híbridos, termoformado vinílico, biplacas, estructura de policarbonato, etc”.

S.A.N.E., como su nombre indica, fue la primera pala de pádel de goma cuando todas las palas eran de madera.

Y es que el nombre de la marca ya indica innovación. No en vano, Ráccaro argumenta que “S.A.N.E., como su nombre indica, fue la primera pala de pádel de goma cuando todas las palas eran de madera”.

En la actualidad, por una cuestión de capacidad de producción y de precios, a las marcas importantes con las que siempre han trabajado, sólo pueden abastecerles de modelos de gamas media y alta, pero el gerente asegura que “con un importante valor agregado: fiabilidad, variedad e innovación tecnológica”. Un ejemplo de ello es la marca Nox, de la cual, además, Sane es distribuidora exclusiva en Argentina y otros países de Latinoamérica.

Por ese motivo y como garantía de calidad, Ricardo Ráccaro abre las puertas de la nueva fábrica de Sane en Arganda del Rey (Madrid) a todos los que busquen productos con las cualidades que describen.


No hay comentarios

Añade el tuyo