ESENCI@L

Nuevo escenario en el mercado del pádel

Vibor-A crece un 40% en 2017 gracias a la irrupción del pádel a nivel internacional

Gutiérrez: "Siempre hemos tenido fe en la expansión del pádel"

vibor-A masters

Vibor-A fue la pala oficial del Miami Máster.

(12-12-2017). Las exportaciones ya representan un 15% de los ingresos de la enseña española. La facturación agregada de Vibor-A Pádel y Vibor-A Factory cerrará el año por encima de los cuatro millones de euros.

La eclosión del pádel en el mercado internacional está siendo un fenómeno que empieza a reportar grandes beneficios a las empresas españolas que han hecho de la internacionalización parte importante de su estrategia. Este es el caso de Vibor-A, que durante el primer semestre de 2017 ha incrementado su facturación cerca de un 40% en un año donde prevé superar los cuatro millones de euros gracias precisamente “a la gran fuerza con la que está irrumpiendo el pádel en otros países, ya no solamente en Europa sino también en el resto de continentes”, afirma José Antonio Gutiérrez, director de relaciones institucionales de la empresa española.

Actualmente las ventas exteriores ya suponen para Vibor-A un 15% de toda su facturación con un aumento respecto al ejercicio anterior de un 40%, según explica Gutiérrez. Des de la marca de la serpiente destacan que el camino emprendido hacia la exportación de sus productos no tienen nada que ver con el estancamiento del mercado español que apuntan distintos operadores del sector: “Desde el nacimiento de Vibor-A la internacionalización de la marca ha sido una de nuestras prioridades. Siempre hemos tenido fe en la expansión del pádel como deporte y en la expansión del mercado”.

De hecho, la enseña española tiene en marcha dos grandes apuestas con las filiales de Estados Unidos y Argentina. Sobre Norteamérica, donde se introdujeron el año pasado, el ejecutivo de Vibor-A asegura que es “un mercado que tiene una potencialidad inimaginable” y por ello durante este año han estado realizando “un trabajo a la sombra” para dar a conocer el pádel. Esta labor ya tuvo sus primeros frutos cuando lograron ser la pala oficial del Miami Máster. Gutiérrez recuerda que “lo de Estados Unidos ha sido una apuesta sin precedentes” ya que “hemos sido pioneros en implantar una filial en un país donde el pádel es aún un deporte desconocido”.

Respecto a Argentina, la enseña hizo el desembarco el pasado mes de octubre en un proceso de su expansión comercial que “ha llegado por su peso” teniendo en cuenta que hoy en día es el segundo mercado padelístico en importancia tras España. Sobre este paso, Gutiérrez explica que los objetivos a corto plazo son de asentamiento para crear unos cimientos sólidos “para después construir una estructura empresarial a la medida de lo que mande el mercado”. En el fondo, el reto será utilizar la estructura empresarial de Vibor-A Argentina “para afrontar aventuras más ambiciosas” en el continente sudamericano. En la actualidad, los productos de la empresa española se pueden encontrar en países tan diversos como Andorra, Francia, Italia, Portugal, Alemania, Suecia, Japón, Chile, México, Brasil, Rumania, Rusia, Paraguay y Guinea Ecuatorial.

FACTURACIÓN RÉCORD

En cuanto a la facturación, para este 2017 Vibor-A prevé un crecimiento muy importante. Su director de relaciones instituciones sitúa la previsión “por encima” de los cuatro millones de euros teniendo en cuenta la consolidación de balances de sus dos compañías: Vibor-A Pádel y Vibor-A Factory. Si bien la marca no ha concretado los datos de facturación separados de las dos empresas, según la información del registro mercantil, en el 2016 Vibor-A facturó 1,79 millones de euros por los 682.836 de Vibor-A Factory. Ambos sumaron 2,47 millones de euros, que están muy por debajo de los más de 4 millones estimados para este año.


No hay comentarios

Añade el tuyo