ESENCI@L

Según el propietario de la cadena Ríos Running

Alertan del súbito parón de ventas en el mercado de running

"La situación es similar en otras tiendas catalanas de esta disciplina"

rios-running-berga-bis

SÓLO QUEDAN DOS TIENDAS DE DEPORTE EN BERGA. De las tres tiendas que Ríos Running tiene, es la de Berga (en la imagen) la que está sufriendo una menor caída en ventas. De todos modos, su propietario subraya que en la citada localidad ya sólo quedan dos tiendas de deportes tras los efectos del confinamiento.

(26-10-2020). La segunda ola de Covid-19 ya ha impactado de lleno en el mercado del running, una de las categorías del retail deportivo que mejor ha aguantado los meses de verano e inicio del otoño. Según explican desde Ríos Running, las ventas se han parado en seco en los últimos diez días.

“Volvemos a estar como el 14 de marzo pero en esta ocasión, abiertos”.  Con esa contundencia se refiere el propietario de Ríos Running, José Ríos, a la situación que viven, al menos, la mayoría de tiendas catalanas especialistas en running. Con tres puntos de venta, situados en Mataró, Barcelona y Berga, el minorista asegura que “en los últimos diez días, el cliente ha dejado de venir a las tiendas y en nuestro caso tampoco vendemos mucho online”.

La situación de Ríos Running es dispar en sus tres tiendas. La más grande, la de Mataró, ha sufrido un descenso de “entre el 70 y el 80%” de las ventas tras el puente del Pilar y en comparación al mismo período del año pasado. En Barcelona, la situación es todavía más crítica: “hemos sufrido un descenso de las ventas del 95% porque es una tienda que depende más del tráfico de personas y del turismo”, explica Ríos.

En cambio, el establecimiento de Berga está soportando mejor la situación y limita la caída al 50%. Según señala el minorista, “tras el cierre de algunas que ya estaban tocadas antes de la irrupción de la pandemia, en Berga sólo nos hemos quedado dos tiendas de deporte en el municipio,”. A ello se une que “los habitantes de Berga no suelen desplazarse a Manresa a comprar; está a 40 kilómetros de distancia”.

¿Por qué ha caído tanto la demanda?

José Ríos indica que la situación que están viviendo sus tiendas es similar a la de otros especialistas de running catalanes con los que tiene contacto. Además, sostiene que la bajada en picado de las ventas se debe a que “los potenciales clientes están a la expectativa de su situación económica a corto y medio plazo, ante la posibilidad que la crisis económica derivada de la pandemia les acabe dejando en el paro”.

El minorista señala que en una situación de total incertidumbre, con las medidas de restricción que se están imponiendo en Catalunya y otras Comunidades Autónomas, “la demanda se restringe porque se priorizan mucho los gastos”.

Desde Ríos Running reconocen también una afectación en el número de clientes que pasan por su tienda, coincidiendo con el cierre de bares y restaurantes en Catalunya.

Con todo, señalan que la práctica deportiva continuará mientras no se confine a la población en su domicilio, “aunque hemos detectado que mientras hace semanas se juntaban grupos numerosos de corredores para entrenar, ahora la actividad se realiza en solitario o, como mucho, en trío”.

Medidas drásticas

Preguntado por si se plantea cerrar temporalmente la tienda de Barcelona, la más afectada por la caída de las ventas, José Ríos asegura que “hace unos meses lo hubiera descartado del todo, pero si esta situación se mantiene, podría convertirse en una posibilidad”.

El detallista concluye reconociendo sus dudas sobre “que pueda haber un cierre total como el de la pasada primavera”. De todos modos, ya presagia que “mientras el escenario sea como el actual, las dificultades se irán agudizando para todos”.


No hay comentarios

Añade el tuyo