ESENCI@L

La enseña del retail de running sufre una pérdida de tráfico de clientes

Ashi Sports pide ayuda a las marcas en el control de los pvp online

ashi-sports-sant-cugat-bis

Ashi Sports cuenta con dos tiendas físicas, una en Barcelona y la otra en Sant Cugat del Vallés (imagen superior), así como un ecommerce.

(30-5-2022). Desde Ashi Sports, su gerente, David Dolz, afirma que, pese al aumento de aficionados a las diferentes especialidades de running experimentado en el entorno de pandemia, el tráfico de clientes y la demanda ha caído en sus establecimientos en lo que llevamos de año, especialmente desde el pasado mes de abril.

David Dolz, gerente de las tiendas epecializadas en running, Ashi Sports, las cuales también comercializan productos para voleibol,  atribuye esa regresión de tráfico en sus establecimientos offline a una confluencia de factores. El detallista, no obstante,  considera que la principal causa de la caída de ventas en sus tiendas físicas es la competencia de los grandes operadores online. En ese sentido, sostiene que las marcas deberían controlar los precios que aplican.

El minorista expone que actualmente el número de tiendas físicas especializadas en running es reducido y, en cualquier caso, la competencia ya no es entre ellas sino con los canales online: “nosotros tenemos menos clientes en las tiendas debido a esa competencia de precios. Quien se lleva el gato al agua son los grandes operadores como Amazon, Deporvillage o Tradeinn”, asegura.

QUE SE CONTROLE EL ‘TODO VALE’

Al respecto, Dolz pide “que no se les permita todo”. Señala que se trata de modelos de negocios diferentes: por una parte los grandes operadores online desarrollan un negocio basado en el volumen y “revientan precios”; por otra parte, las pequeñas tiendas especialistas, fundamentan su negocio en el asesoramiento y la atención al público.

El detallista sostiene que si las marcas consiguen controlar los precios y descuentos en los grandes operadores online, las tiendas especialistas recuperarán clientes porque la experiencia de compra que ofrecen es muy diferente. Pero, añade, “las tiendas especialistas están en peligro si las marcas se desentienden y solo apuestan por volumen”.

Facturación a niveles de 2019

Las ventas de las dos tiendas de Ashi Sport, una ubicada en Barcelona y la otra en Sant Cugat del Vallés, han caído durante el primer cuatrimestre de 2022 respecto al mismo período del año anterior. La facturación se ha situado a niveles de 2019.

Según Dolz, la caída de ventas también es atribuible a la bajada del consumo provocada por la alta inflación y a la escasez de producto que todavía perdura: “el producto sigue llegando tarde y no en su totalidad y, al final todos esos inconvenientes suman para que las ventas vayan a la baja”, afirma.

En Ashi Sports la demanda se divide al 50% entre running y trail running. Su perfil de cliente es un hombre de entre 30 y 50 años, que corre principalmente para estar en forma, para cuidar su salud. Tan solo alrededor de un 20% de clientes compite de forma amateur y son contados los que lo hace de manera profesional.

Según añade Dolz, a estas alturas del año también muchos clientes están “pensando más en hacer vida social o vacaciones que en comprar productos de running”. No obstante, añade que el trail running repunta  ya que con la llegada del buen tiempo hay más aficionados que salen a la montaña a correr.

LAS ALTERNATIVAS: Hoka y Brooks

El detallista explica algunas marcas de running están aprovechando el hueco dejado por Nike con su política selectiva que también ha afectado a las tiendas especialistas. Según indica, “la marca Hoka se ha labrado un nombre y ha pasado a ser una marca muy demandada”. Tras ello, el detallista reconoce que la marca más vendida en el establecimiento es Brooks, de la cual precisa, no obstante, que “todavía no ha alcanzado la popularidad de Hoka pero al cliente le gusta en el pie por su calidad y confort”.

En cuanto a zapatillas de trail running, Dolz explica que ninguna marca destaca sobre las otras y que los clientes muestran más bien preferencias por modelos concretos. En ese sentido, señala que la demanda es alta en modelos específicos de sellos como Hoka, Brooks, New Balance o La Sportiva.

Estancamiento

El gerente de Ashi Sports teme que se pueda estar entrando en una época de estancamiento, debido a la caída generalizada de consumo que está afectando a la mayoría de sectores.

En cuanto al running, considera que “la gente va a seguir corriendo y van a seguir llegando nuevos aficionados”, pero insiste en que el futuro de las tiendas especializadas va a depender de las políticas de control de precios de las marcas.

En todo caso, el gerente de Ashi Sports quiere potenciar su canal online con acciones de posicionamiento en buscadores y popularidad en redes sociales. Su objetivo es obtener reconocimiento de marca y atraer a más tráfico a sus tiendas. Dolz concluye reconociendo que la venta oline no entra entre sus prioridades a raíz de la dificultad para competir con los grandes operadores online, así como con los ecommerce de las propias marcas.


No hay comentarios

Añade el tuyo