ESENCI@L

Según su fundador y máximo responsable, David Dolz

Ashi Sports revela las dificultades del pequeño comercio especializado en running

La falta de producto y la competencia online marcan un mal inicio de año

ashi-sports-barcelona-1-bis

Ashi Sports cuenta con una tienda en Barcelona y otra en Sant Cugat del Vallés.

(23-2-2022). El inicio de 2022 está siendo “flojo” para las tiendas especialistas en running, Ashi Sports. Según su gerente, David Dolz, las ventas han bajado y, en particular, se está sufriendo la falta de stock derivada de los problemas de suministro, ya que “muchos consumidores no culminan su compra porque no encuentran el producto que quieren”.

La escasez de producto no sería la única causa del flojo arranque de año que viven en Ashi Sports. Su máximo responsable, David Dolz también atribuye el bajo nivel de ventas en tienda a “la fuerza del comercio online, que cada vez quita más ventas al pequeño comercio”.


Otro factor aludido por el minorista sería que, tras los confinamientos, hubo una explosión de consumo pero la gente que compró entonces tal vez no necesite ahora producto nuevo o tal vez una buena parte e ellos haya dejado de practicar este deporte, reflexiona Dolz.

ESTANCAMIENTO

En cualquier caso, el directivo manifiesta que el nivel de ventas actual es bajo comparado con el boom experimentado el pasado año. Si acaso, se situaría en los niveles del inicio de 2020, antes del estallido de la pandemia, con lo cual se estaría dando una situación de “estancamiento”.

El detallista considera que en este año 2022 hay que estar “a la expectativa y ver cómo se asienta el mercado”, ya que teme que pueda producirse una crisis económica. Dolz expone una serie de factores como posibles causas: la subida de precios que podría terminar provocando un descenso del consumo; la progresión o fin del COVID; la resolución de los problemas de fabricación y suministro;  el comportamiento de la crisis en Ucrania… Dolz considera que la evolución de cualquiera de esos elementos puede provocar un desenlace distinto y en definitiva afirma que “estamos en un momento complicado y no sabemos muy bien cómo afrontar el futuro”.

AMPLIAR TIENDAS ANTES QUE ABRIR NUEVAS

En esa situación de incertidumbre, el gerente de Ashi Sports afirma que este año la empresa no prevé abrir ninguna nueva tienda e, incluso, asevera que “no creo que vayamos a abrir una tienda física nunca más”.

En cambio, sí entra en sus próximos planes la ampliación de las actuales tiendas, para lo cual están buscando establecimientos de mayor tamaño en las mismas ciudades que se encuentran ahora, es decir, en Barcelona y en Sant Cugat.

VENTAS ONLINE RESIDUALES

Por otra parte, respecto a su ecommerce, Dolz informa de que las ventas son muy residuales, “prácticamente nada”. El minorista considera que “en el online las tiendas pequeñas no tenemos nada que hacer; en ese ámbito, estamos muertos del todo, frente a los marketplace y los ecommerce de las marcas”. Al respecto, destaca la dificultad para encontrar soluciones que permitan recuperar a los clientes que se han pasado a la compra online.

Decisión del cliente

El gerente de Ashi Sports defiende que desde las tiendas físicas ya se está haciendo todo lo posible para que el cliente opte por ese tipo de compra frente al comercio electrónico y considera que “ al final, es el cliente el que decide y es quien tiene que dar valor a la diferenciación de las tiendas físicas”.

Así, explica que en la tienda física se ofrece la posibilidad de conocer físicamente el producto, se permite probar las zapatillas, comparar diferentes modelos y acertar en la talla a la primera. También se puede contar con un asesor que es corredor experimentado y puede aconsejar como experto… “Estas son las ventajas que todo el mundo conoce”, explica Dolz quien añade que “a partir de ahí, el cliente tiene que valorar si le compensa ahorrar algo de dinero y no salir de casa o si quiere salir de casa y disfrutar de la experiencia de la compra con todas esas características”.

Relación con Adidas y Nike

Por otra parte, también se refiere a que estamos en un momento muy incierto sobre cómo va a ser el comportamiento de las grandes marcas respecto a grandes plataformas como Amazon,  en el desarrollo de sus propios ecommerce y en el avance de estrategias de selección de clientes.

Dolz explica que, a día de hoy, la relación de  Ashi Sports con Nike es nula y si queda producto de esa marca en la tienda es simplemente algo residual. Añade que “Nike empezó con esa estrategia hace dos años y nos acabó echando a todos a la calle”. El directivo comenta “haberse sentido mal por esa decisión tras 15 años trabajando juntos” pero dice “entender que esas marcas quieren ganar cuanto más dinero mejor y lo demás les da igual”.

Dolz considera que “Adidas sigue el mismo camino” y prevé que la marca rompa las relaciones este año o, a más tardar, el próximo.

Sobre este comportamiento de esas dos grandes marcas, añade que “ahora tienen la herramienta online, parece que eso les funciona, sobre todo por el reconocimiento de marca” y concluye que “los pequeños no podemos competir con eso, pero a los grandes no les importa”.

MARCAS ALTERNATIVAS

En todo caso, Ashi Sports sigue trabajando, según su máximo responsable con el resto de marcas especialista. Al respecto, subraya que “por suerte, hay bastantes”. Además,  paulatinamente va creciendo el número de marcas de running, “que tendrán su espacio en un futuro”,  e incluso están llegando nuevas marcas desde Asia.

Actualmente, entre las marcas con mayor movimiento en sus tiendas se cuentan Hoka One One, Asics y Mizuno.

Sobre el cliente actual, Dolz apunta que se detecta “un mayor número de caminantes, gente de 50 años para arriba que llega a la tienda buscando zapatillas para caminar”.

El detallista también indica que en los últimos meses también han recibido como clientes a mucha gente que no ha podido ir al gimnasio a causa de las restricciones pero concluye presagiando que “ahora los perderemos en gran parte cuando éstos regresen al gimnasio”.


No hay comentarios

Añade el tuyo