ESENCI@L

Tiendas alertan del peligro de las guerras de precios

¿Puede el running morir de éxito?

tiendarunning

Interior de una tienda especializada en running.

(19-1-2015). El auge del running se mide en decenas y millones. En decenas de nuevos corredores que se apuntan a esta disciplina y en millones que la industria factura. Pero, ¿puede un crecimiento desmesurado matar un negocio próspero? Detallistas y marcas alertan del peligro.

Los datos animan al optimismo. Según ha publicado la revista Modaes recientemente, el running mueve anualmente 300 millones de euros en España (datos de NPD Group). Afydad calcula que 2.5 millones de españoles consume running, gastándose al año una media de 700 euros en este deporte.

El mercado parece ir viento en popa. Sin embargo, diversos detallistas insisten en remarcar que sus negocios no siguen el ritmo de crecimiento del sector. ¿cuál es el motivo? Todos ellos apuntan a un exceso de comercios que venden running y al descontrol de las guerras de precio.

“El mercado crece pero el volumen de negocio de las tiendas de running o se mantiene o ha descendido”, señala Eugenio Hernández, propietario de la cadena de tiendas Laister.

Situación que comparte Carles Cenera de la tienda J’Arrribu, quien asegura que “desde 2004 hasta 2012, las ventas en nuestra tienda crecieron sin parar. A partir de 2013, la venta se paró. ¿Porqué? Por el aumento de la competencia. Venden running las tiendas especialistas, las multideporte, las grandes superficies, tiendas online y tiendas de las propias marcas”.

A lo que Juan Manuel Varela de la cadena de tiendas Deportes Evolution añade que “tanta competencia afecta irremediablemente al precio de venta. Las grandes cadenas de la distribución como El Corte Inglés han entrando con fuerza en el running y ya se sabe qué pasa cuando entran este tipo de comercios, que se hacen con el mercado reventando precios. Y lo mismo con el canal online, que está haciendo estragos en el mercado, sobre todo las tiendas extranjeras que utilizan unos precios muy agresivos”.

Atajar la guerra de precios
Para estos detallistas, el continuo surgir de comercios que quieren un trozo de la tarta del running no hace más que alimentar las guerras de precio. “A más competencia, las tiendas buscan desmarcarse con sus armas, y quien no tiene producto exclusivo o un buen asesoramiento, lo hace con precio”, señala Santiago Sánchez de la tienda Twinner Running Center, quien cree que este problema “lo deben atajar las marcas de running, aunque algunas prefieran mirar hacia otro lado”.

“Sí se puede actuar”
Precisamente la actuación de las marcas frente a las guerras de precio y a la venta generalizada de running en todo tipo de comercios deportivos, y no sólo deportivos, es uno de los aspectos que más inquietan a los comerciantes, que ven temerosos que el exceso de éxito de este mercado y el escaso control que se ejerce sobre la venta puede hacer peligrar su próspero futuro.

“No es un mercado que tenga un gran volumen de venta y muchas tiendas van a tener que cerrar en los próximos dos-tres años”, comenta Juan Manuel Varela.

Mientras, Carles Cenera apunta que “este mercado puede morir de éxito y hay marcas que están alimentando la situación, vendiendo a todo tipo de comercios y no controlando las guerras de precios. Y hasta ahora nos decían que no se puede hacer nada, que son consecuencias del libre comercio. Pero hay marcas que están actuando protegiendo el mercado. Y si unas pueden, todas pueden hacerlo”.

Una marca que dice estar velando por mantener el mercado bajo control es Mizuno. La filial española de la firma nipona asegura en boca de su responsable, Philippe Bonnet, que “se está instalando un nerviosismo innecesario en la distribución que ha llevado a que el running se venda en cualquier sitio y, lo más preocupante, a cualquier precio. Nosotros seguiremos cuidando la coherencia en nuestra política de distribución y de precios, aunque nos esté constando perder ventas frente a aquellas marcas que no tienen las mismas preocupaciones y concienciación. Porque recordemos que por culpa de la sobre-distribución y las guerras de precios ya han desaparecido categorías prometedoras como el Toning”.


No hay comentarios

Añade el tuyo