ESENCI@L

En el primer trimestre sufrió una caída del 20% en relación al de 2021

Ríos Running regresa a los volúmenes de ventas pre-pandemia

rios-running-barcelona-bis

Rios Running dispone de tres tiendas físicas situadas en Barcelona (imagen superior) , Mataró y Berga.

(6-5-2022). Tiempos de redimensionamiento. Así lo cree el propietario de la cadena de tiendas Ríos Running, Pedro Ríos, quien ya da por totalmente finiquitado el ‘running-boom’ vivido a partir del verano de 2020 y cuyos últimos coletazos se vivieron el año pasado. El primer trimestre de este año, Ríos Running ha vuelto a los niveles de ventas de la pre-pandemia.

La facturación de Ríos Running en el primer trimestre de 2022 cayó un 20% en relación al mismo período del año anterior y se situó a niveles pre-pandemia. El propietario, José Ríos, afirma que “ya ha pasado el boom vivido tras los confinamientos a causa del Covid” e indica que las comparaciones de resultados hay que hacerlas respecto al año 2019, porque “el auge vivido en 2021 fue irreal”.

La cadena Ríos Running cuenta con tres tiendas situadas en Mataró, Berga y Barcelona, así como con un ecommerce. Sin querer facilitar datos de facturación, José Ríos señala que el pasado año el negocio creció un 15% respecto a 2019. Para este ejercicio, el objetivo es mantener el mismo nivel de facturación de 2021.

Trimestre dispar

El detallista explica que este 2022 empezó registrando un buen nivel de ventas durante enero, pero, a partir de mediados de febrero éstas empezaron a flojear. El minorista considera que el consumo se vio frenado debido al incremento de los costes de vida y a la incertidumbre acrecentada a raíz de la guerra en Ucrania. A todo ello, además, se unió la mala climatología.

Posteriormente, durante el pasado mes de abril, continuó la caída de la demanda comparanda con el pasado año, y volvió a los niveles de 2019. Ríos sostiene que “están subiendo todos los gastos mensuales. Es normal que la gente tenga miedo y se apriete el cinturón. Quien antes compraba dos pares de zapatillas ahora compra sólo uno o estira las camisetas que tiene en vez de adquirir nuevas”.

Además insiste en que, a pesar de todo, hay ventas y tráfico de clientes pero “no se puede comparar con el año pasado cuando la demanda y afluencia fue masiva debido a las circunstancias de la pandemia”. El comerciante recuerda que tras liberalizarse los confinamientos de la ciudadanía, se incrementó enormemente el número de personas practicando deportes al aire libre, como el running o el trail running.

Reactivación con el buen tiempo y las carreras

El detallista confía que la situación mejore a partir de este mayo conforme vaya llegando el buen tiempo, pues ello, según sostiene, anima a los aficionados a entrenar más y también a hacer más recorridos de montaña.

Ríos también considera que el progresivo retorno de carreras y competiciones va a ser fundamental para la reactivación del running y del trail running.

Por otra parte,  a Ríos le preocupa la subida de precios que también está experimentando el material deportivo, en concreto del calzado que es el producto con mayor rotación. Teme que este 2022 va a ser un año complicado en ese sentido, máxime cuando los proveedores ya le han anunciado nuevos incrementos de precios para la campaña de invierno. Ríos concluye confiando que “en 2023, las marcas no suban precios de nuevo”.


No hay comentarios

Añade el tuyo