ESENCI@L

Su propietario declara un crecimiento del 5% en el primer semestre

Running Zgz aguanta el tipo pese al contenido segundo trimestre

“No creo que el escenario actual pueda poner en peligro a las tiendas de running”

running-zaragoza-bis

MAYOR RELEVANCIA DEL FACTOR PRECIO Desde la tienda Running Zgz afirman que "actualmente el consumidor compara muchos precios antes de comprar y en bastantes casos, finalmente opta por los modelos más económicos".

(20-7-2022). Runinng Zgz ha logrado cerrar el primer semestre de 2022 con un crecimiento en torno al 5% respecto al año anterior, pero cosechado gracias a los excelentes resultados del primer trimestre, puesto que, durante el segundo, la tendencia fue principalmente regresiva, “o, como mucho, de mantenimiento”, según su responsable, David Constante.

David Constante, fundador y CEO de la tienda Running Zgz, considera el descenso de ventas como parte de la caída de consumo generalizada en el marco económico de los últimos meses: “nada de lo que nos rodea ayuda, ni la alta inflación, ni las expectativas que nos presentan para el próximo otoño. Hay muchas malas noticias que hacen que se resienta el comercio de lo los productos no indispensables”.

Pese a ello, el detallista apunta que el running sufre menos las consecuencias de las situaciones económicas adversas que otros deportes, es decir, “es mucho más costoso renovar un equipo de esquí o una bicicleta que unas zapatillas que, además, llegado a un punto es imprescindible cambiar porque dejan de amortiguar o estabilizar”.

No obstante, los corredores también están apurando al máximo la compra de nuevas zapatillas, comparando muchos precios antes de comprar, y en bastantes casos decidiéndose finalmente por los modelos más económicos. Constante añade que cuando el consumidor llega a la tienda, va directamente a por sus zapatillas, mientras que “cuando las cosas van bien es fácil que se produzcan compras de impulso, como darse el capricho de una camiseta”.

Sin peligro para las tiendas

David Constante destaca que “pese a todo, seguimos con crecimientos respecto al año pasado (2021), que fue, con creces, el mejor en el histórico de la tienda”.

El detallista considera que “aunque las cosas no están bien del todo, tampoco están mal del todo” y sostiene que “la situación actual no parece que vaya a poner en peligro el futuro de las tiendas especializadas en running”.

El detallista zaragozano añade que “ahora se dan análisis muy negativos, pero para nosotros no está siendo una hecatombe”. En su opinión, se está produciendo un ajuste después de unas perspectivas muy optimistas a inicios de año, cuando se creyó que la demanda se mantendría a niveles de 2021.

Tal como ha evolucionado el año, “todos los objetivos marcados en enero ya no sirven”, afirma Constante. Running Zgz ha abandonado su objetivo de crecimiento establecido en un 15% para pasar a plantearse una meta de crecimiento de entre un 5% y un 10% a finales de año.

Adaptándose a las circunstancias

Para lograr ese objetivo de crecimiento, Constante considera necesario “ajustar pedidos en lo que sea necesario, estar bien atentos a lo que está pasando y adaptarse a las circunstancias”. No obstante, reconoce que los márgenes son estrechos y según cuáles sean los gastos fijos, un decrecimiento o falta de crecimiento puede complicarle las cosas un detallista.

Por otra parte, el minorista lamenta que numerosos proveedores no cumplieron con las fechas de entrega de las colecciones de primavera-verano, lo que ha provocado una acumulación de stock más alta de lo deseable.

Esa circunstancia, junto a la caída de la demanda, ha propiciado que Running Zgz esté trabajando en la revisión de todos los pedidos de la programación otoño-invierno 2022-2023 para decidir si es necesario reducir pedidos y en qué medida.


No hay comentarios

Añade el tuyo