ESENCI@L

RESPETUOSAMENTE SUYO

Las relaciones de la distribución con Adidas y Nike se tensan

Las cosas siguen estando difíciles. Incluso para Adidas y para Nike. Tampoco ellas venden lo que querrían vender y los objetivos que les fijan desde sus respectivas casas madre son tan exigentes que esas exigencias acaban trasladándose a sus propios clientes, es decir, a las tiendas, las cuales, todavía hoy, siguen siendo sus principales clientes. Este es el editorial que figura en la edición número 352 de CMD-Correo del Mercado Deportivo correspondiente a junio de este 2014.

Los minoristas, muchos de ellos al menos, no están demasiado contentos con la gestión que han venido desarrollando ultimamente Adidas y Nike. No sorprende, por tanto, que la consulta que hemos efectuado entre los portavoces de 1.587 establecimientos del canal multideporte español, haya desembocado en unos índices de predominio de signo negativo para las dos. 
La peor parada ha sido Adidas que ha cosechado su primer índice de predominio global negativo (-5) desde que CMD empezó a realizar este análisis en el año 2006. 
 
Sustancial empeoramiento
Comparando los datos del análisis de este año con los del año pasado se aprecia un sustancial empeoramiento porque  si en 2013 consiguieron que el grueso de valoraciones de su gestión recayera sobre la respuesta “buena gestión”, en esta ocasión, Adidas ha obtenido cinco supremacías en la respuesta “regular” , cinco en la respuesta “mal” y una en la contestación “muy mal”. Por su parte, Nike ha recabado siete supremacías en la valoración “regular” y cinco en la de “mala gestión”. En total, los encuestados evaluaban 15 aspectos. Los datos indicados constatan claramente, por tanto, que los minoristas deportivos españoles, al menos los consultados, no atravesarían, precisamente, el momento de las ‘mejores relaciones’ con las dos gigantes.
Algunas fuentes han justificado a las grandes destacando su dependencia hacia sus respectivas casas madre. “Son las consecuencias de la ‘filialización’ a la que están sometidas. Apenas pueden decidir nada, inmersas como están en las consignas globalistas que les imponen”, precisan algunos comerciantes. 
Otros añaden que “en la intensa lucha por la supremacía que ambas sostienen se olvidan de los que sustentamos sus negocios”.  Y la mayoría concluye: “ambas han entrado definitivamente en una espiral de ‘ninguneo’ de la distribución que no muestra indicios de reversibilidad”. 
 
Cambio de actitud de Adidas
Lo que más ha sorprendido a la distribución es el cambio de actitud de Adidas que “siempre había mostrado más sensibilidad que Nike”. Aseguran que “ahora es al revés” y llegan a subrayar enfáticamente  que “¡Adidas está copiando todo lo malo de Nike!”.
Lo peor de todo es que son los detallistas los que más sufren ese pulso sin fin. Confiemos que las filiales españolas hagan llegar a sus cuarteles generales el malestar que esas directrices globales suscitan y que, pronto, sean capaces de reorientar sus consignas hacia aquello del “piensa globalmente pero actua localmente”. 

No hay comentarios

Añade el tuyo