ESENCI@L

Las tiendas se declaran ‘forzadas’ a liquidar

liquidaciones

El adelanto de las presentaciones de las nuevas gamas por parte de las principales marcas de ciclismo es una tónica..

El adelanto de las presentaciones de las nuevas gamas por parte de las principales marcas de ciclismo es una tónica general del mercado desde hace algunos años. Los minoristas lamentan que esta dinámica devalúa el producto de la gama actual, forzando a liquidar,  y, además, lo hace en una época, el verano, que coincide con el pico de ventas del mercado ciclista.

Pero los detallistas señalan que el avance de las presentaciones no es el único factor que les lleva a hacer rebajas de la gama actual en pleno verano, sino que también se ven ‘empujados’ por las liquidaciones de final de temporada que lanzan las propias marcas. Manuel Romero, propietario de Deportes Manolo, explica que “en nuestro caso no tenemos una temporada oficial de rebajas, pero nos vemos obligados a hacer liquidaciones a partir de este mismo mes de junio por las políticas de los propios proveedores, que ofrecen descuentos con las bicicletas que les han sobrado de la temporada actual y los publicitan a través de sus páginas web”.

El minorista añade que, en muchas ocasiones, no se puede considerar que las liquidaciones de las marcas se hagan para dar paso a los modelos de la nueva temporada “ya que, aunque se presenten en los meses de junio o julio, hay muchas bicicletas, sobre todo las de gama alta, no llegarán a tienda hasta finales de verano o incluso el otoño”.

Las programaciones en entredicho

Carlos Fernández, propietario de Bicicletas Carlos, está de acuerdo en que “las rebajas dependen de los proveedores”. Según puntualiza, “las marcas nos obligan a hacer programaciones y después, cuando tienes las bicis en tienda y teniendo en cuenta que algunos modelos han llegado hace apenas dos o tres meses, empiezan a lanzar bicicletas con descuento para sacarse de encima la gama 2015”.

Esto hace que “aunque obviamente no estoy obligado a comprar estos modelos que ahora nos ofrecen con descuento, si el comercio de al lado vende la misma bici que yo un 25% más barata no me queda otro remedio que liquidar el producto que yo adquirí en programaciones”.

El detallista señala que “antes te tirabas a la piscina con las programaciones porque un descuento del 3, 4 o 5% salía a cuenta. Pero ahora ya no nos compensa porque estamos obligados a aplicar después unos descuentos mucho mayores”.

Avance de las presentaciones

Las tiendas consultadas no descartan tampoco el peso que tiene el progresivo adelanto de las programaciones sobre esta situación. Clemente Chao, copropietario de Bicitotal, observa que, en los últimos años, “todas las marcas quieren ser las primeras en mostrar sus novedades y esto provoca que cada año las presentaciones se vayan adelantando más”.

Chao propone que los puntos de venta tendrían que empezar a recibir las novedades en septiembre y no en julio para que el periodo de liquidaciones fuera en septiembre-octubre, unos meses ya más flojos para las ventas de ciclismo.

Ofertas constantes durante todo el año

A todo lo anterior Juan Carlos Urdinguio, propietario de Ciclos Carreras Astro, añade que “por tal como nos llevan los fabricantes, la verdad es que las tiendas estamos de ofertas y liquidaciones todo el año y hemos malacostumbrado al cliente”. En este sentido, asegura que “cada día es más habitual que el consumidor final se interese por saber si tenemos rebajas o si hacemos descuento.

Manuel Romero precisa que este interés del cliente por las ofertas se intensifica a partir de los meses de marzo-abril “porque sabe que el verano es momento de liquidaciones y a partir estos meses ya va buscando precio”.

 

 


Hay 3 comentarios

Añade el tuyo
  1. Luan luis

    Esto es verdad. Entre las marcas, que sacan antes el producto al mercado, y el descontrol de precios que hay porque muchas tiendas hacen hasta un 20% descuento desde principio de temporada, y el pirateo… escogimos mal negocio.
    Lo que más me enfada cuando entro en mi correo es ver un mail que dice “tengo una oferta de …… por esta bicicleta, ¿en cuánto me la dejarías tu?”. O, si no: “Busco X bici al mejor precio, ¿en cuánto me la ofrecería?”. Perdón, pero me asquea esta situación, ya que en vez de tienda parecemos una casas de subastas y lo malo es que se entra al trapo y lo consiguen. Luego, para consolarnos, pensamos que si no se la vendo yo, ya se la venderá otro… Pues no, señores, hay que estar todos fuertes y no bajarse los pantalones. Los precios son estos y se acabó y entre todos tenemos que perseguir y quejarnos de los que tiran los precios.
    Ya me desahogué un poco, gracias a los que lean esto y entiendan mi fustración.

  2. Jose Santa

    Completamente de acuerdo, esto se ha convertido en una casa de p… y así no vamos a ninguna parte. Esta situación lo único que consigue es la devaluación del producto y una batalla continua entre tiendas, que en vez de unirnos y cerrar filas ante esta situación, reducimos los precios para no perder la venta.

  3. José Antonio

    Las tiendas, o mejor dicho los tenderos, nos tendríamos que reciclar. Ver que existen unos mínimos para mantener nuestros negocios en buen estado. No caer en la tentación de abaratar por abaratar y hacerle el negocio a los distribuidores, que es lo único que estamos consiguiendo.
    Creo que es el único negocio en el cual, parece ser, que el cliente pone el precio. Increible…
    Nosotros nos hemos quejado reiteradas veces a distintos proveedores y, nada, no quieren poner orden en un sector que según los entendidos “goza de una estupenda salud”.
    Saludos.


Publicar un nuevo comentario.