ESENCI@L

QUERIDO/A PIONERO/A

No está el horno para ‘pesebres’

Querido/a pionero/a:
(11-6-2012). LAS JORNADAS TEMÁTICAS DEL BARCELONA MODA CENTRE-BMC LANGUIDECEN. La Outdoor Week celebrada la semana pasada registró la más baja afluencia de todas las convocatorias de este tipo lanzadas hasta ahora por la citada organización. Me sabe mal por los organizadores y ponentes que, como siempre, volvieron a poner toda la carne en el asador. No creo que pueda hablarse de ‘fórmula quemada’. Sin embargo, sí creo que tal como están los sell in y, sobre todo el sell out, cada vez son menos los profesionales del mercado dispuestos a acudir a eventos (‘pesebres’ en el argot periodístico) de este tipo, pues tienen cuestiones mucho más prioritarias en sus agendas.

La Outdoor Week celebrada la semana pasada (días 13 y 14) en el Barcelona Moda Centre-BMC de Sant Quirze del Vallés volvió a constatar que la capacidad de convocatoria de estos encuentros de profesionales va a menos. En esta ocasión se registró la afluencia más baja de cuantas se han celebrado hasta ahora.

Probablemente, no se deba a la falta de interés de los temas planteados; tampoco de la falta de entrega de los ponentes; mucho menos de la falta de ilusión y dedicación de los impulsores de estas ‘semanas’ temáticas. Hablé con ponentes y con asistentes y todos coincidieron al subrayar que “los que no han venido se han perdido informaciones importantes”.

Progresiva pérdida de hasta los incondicionales
Sin embargo, a tenor de la escasa afluencia (en el momento de mayor audiencia, los asistentes apenas alcanzaron el medio centenar) queda claro que, al menos en estos momentos, para la inmensa mayoría de la gente del mercado existen tareas mucho más prioritarias. Lo probaría que hasta incluso se echaron en falta a incondicionales de este tipo de manifestaciones, así como la ausencia de algún ponente emblemático e ‘histórico’ de estas ‘weeks’.

No está el horno para eventos o, mejor dicho, sólo lo está para aquello que realmente se percibe con posibilidades de reacción inmediata. El sell out de abril y mayo ha estado por debajo del aprobado y, de este modo, se ha consumado que la curva de las ventas de la gran parte de tiendas del sector va por debajo de la análoga del año pasado y con los ‘fuegos’ derivados de esa situación es comprensible que la gente relegue completamente a estas weeks.

Aparcarlo antes de quemarlo
Creo que es hora de que la organización de las mismas se plantee decididamente el aparcar transitoriamente estas convocatorias. Vendrán tiempos mejores.

Como decía, la fórmula no es mala. Sin embargo, continuar llamando al sector para obtener una reactividad cada vez más corta, puede acabar calcinando toda la buena intención de sus impulsores. Que, como apuntaba, hasta algunos de los incondicionales no hayan asistido esta vez, igual prueba cierta pérdida de interés pero, sobre todo, que lo bueno es mejor si se prodiga poco y se hace esperar.


No hay comentarios

Añade el tuyo